Países de Medio Oriente y África claman por democracia

La lucha por la integridad de sus pueblos ante los esfuerzos colonialistas de Occidente y las represiones de sus propios sistemas políticos alimentan décadas

La lucha por la integridad de sus pueblos ante los esfuerzos colonialistas de Occidente y las represiones de sus propios sistemas políticos alimentan décadas de manifestaciones populares en las naciones de Medio Oriente y el Norte de África, según explicó el historiador Roberto Marín Guzmán en su conferencia magistral “La situación actual de Oriente Medio y del norte de África: dicotomías y protesta popular”.

La actividad se realizó el pasado 23 de agosto en el auditorio de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR), con motivo de la conmemoración del  aniversario 71 de la creación de esta universidad y el aniversario 70 de la apertura de su primer curso lectivo.

Marín analizó ante un público de estudiantes, profesores, miembros del Consejo Universitario y los embajadores en Costa Rica de Israel y El Salvador, las causas y proyecciones de las fluctuaciones políticas experimentadas en la difusa área geográfica de Medio Oriente.

El catedrático, que posee la mayor puntuación en Régimen Académico de la institución, aprovechó su gran conocimiento en historia árabe y musulmana, para explicar la importancia estratégica que tiene esa área para las potencias occidentales y cómo han interferido históricamente en la autonomía de estos países.

El Medio Oriente empieza el siglo XXI igual que empezó el siglo XX: con Occidente intentando imponerse, y con los árabes y musulmanes que luchan por su tierra, luchan por su ideología y luchan por sus recursos, recordó Marín.

Aclaró que las manifestaciones políticas, que han sido transmitidas en medios de comunicación en los últimos meses, no son eventos aislados, sino que responden a décadas de movilizaciones que, sin embargo, han sido inflamadas por el papel de las redes sociales, capaces de movilizar a más personas que en otros momentos históricos.

DEBILIDADES INTERNAS

De acuerdo  con el catedrático, la mayor presión en el devenir político viene de las grandes fragmentaciones internas, producto tanto de dicotomías religiosas como de sistemas políticos corruptos, que han perpetuado su poderío en líderes represivos y aferrados al poder.

“Los pueblos claman por democracia, por mayor representación en los Gobiernos y en los parlamentos, claman por justicia social, porque haya un reparto más equitativo de la riqueza, por acabar con la corrupción, pues los líderes políticos se adueñan de un alto porcentaje de las riquezas; también claman por mejorar las instituciones, que haya vivienda digna, medicinas para todos y todos aspectos básicos de un país”.

Para Marín, estas divergencias religiosas entre las ramas del islamismo (los shiitas y los sunitas) y sus interpretaciones del Corán sobre el uso de la paz y la guerra contra los ataques exteriores y las circunstancias políticas han debilitado el consenso de los países para llegar a una paz relativa.

“Dentro de cada país, internamente de sus fronteras, ha habido estos ataques, estas luchas religiosas contra lo que ellos han visto como los fracasos del secularismo”, aseguró el catedrático.

En su criterio, las proyecciones políticas de estos países se ven, asimismo, afectadas por la falta de líderes que asuman el reto de reconstruir los sistemas después de expulsados los líderes autoritaristas.

Dentro de este espacio, el historiador especificó el ejemplo de Egipto que después de la caída de Hosni Mubarak, asumieron el control las tropas militares del país, sin que esté claro quién deberá suceder en el poder al antiguo presidente.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

“En silencio quedó total, el desgraciado tema.El Gobierno nos metió, a todos un enema.Nos mete otro cuento, que nos cuente, que nos cuente.Que nos

El sector agrícola costarricense experimenta una situación difícil, sobre todo los pequeños productores, quienes han encontrado una serie de limitaciones para colocar su producto

Recapitulando mi artículo anterior publicado en este semanario (Algunas  reflexiones III), considero que la disminución del papel del Estado es una cuestión de principios.

Una filosofía del tugurio nos podría asegurar la posibilidad de una mayor seriedad  en materia de comprensión humana. Un tugurio de la filosofía es

Quiero reconocer  la valentía atribuida a la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), María Eugenia Venegas Renauld, quien  no guardó para sí violaciones a

La lucha por la integridad de sus pueblos ante los esfuerzos colonialistas de Occidente y las represiones de sus propios sistemas políticos alimentan décadas

Cuando siete italianas hermosas, menores de veintiocho años y mayores de dieciocho, se encerraron con tres jóvenes corteses en el patio central de un

Lo que sigue es la reproducción del relato que escribí de mi única entrevista con Borges, que tenía entonces 62 años (y su madre,
Semanario Universidad