Promueven productos orgánicos

La producción de alimentos orgánicos en el área urbana es uno de los principales objetivos que desarrolla el Programa de Agricultura Orgánica de la

La producción de alimentos orgánicos en el área urbana es uno de los principales objetivos que desarrolla el Programa de Agricultura Orgánica de la UCR a través de diferentes proyectos.

Algunos productos que son cultivados orgánicamente son vendidos los jueves en la Agroferia, ubicada en la Facultad de Ciencias Agroalimentarias (Agronomía.

Elaboración de insumos y abonos orgánicos, producción de cultivos en parcelas demostrativas y charlas sobre producción y consumo de estos productos, son actividades que realizan estudiantes y docentes del Programa de Agricultura Orgánica y Trabajo Comunal Universitario (TCU) en la Finca Experimental de la UCR en Santa Ana, informó Jorge Briceño, coordinador del TCU.

Además, los alumnos elaboraron material didáctico sobre las ventajas que ofrece el consumo de este tipo de alimentos; se han realizado estudios y encuestas para precisar el grupo de hogares aledaños a la finca interesados en producir cultivos orgánicos en sus casas.

Con esto se pretende mantener unidades de producción en los hogares y posteriormente documentar la información referente a ciclo de cultivos, inversión de tiempo, recursos y distribución.


En este plan participan estudiantes de fitotecnia, microbiología, nutrición, artes gráficas y otros que buscan involucrar a la comunidad a través de charlas sobre técnicas de producción, aprovechamiento de desechos, control de plagas, beneficios alimenticios y oportunidades comerciales.

La Finca Experimental en Santa Ana, fue adquirida hace dos años con el fin de impulsar la producción de alimentos orgánicos en el área urbana (ver edición )

Este año se inició un proceso de regeneración de suelos, pero el objetivo es organizar la producción de cultivos orgánicos en parcelas demostrativas y que la gente pueda aprender a producir en sus casas alimentos vegetales, plantas ornamentales y medicinales  a través de la preparación de abonos orgánicos como el  compost, bermicompost y lombri-compost.

Briceño explicó que los desechos producidos en las casas se pueden aprovechar para hacer insumos, repelentes y abonos orgánicos y cultivar sus propios alimentos en terrenos vacíos.

Se señalaron cuatro razones fundamentales por las que los agricultores se deciden por la agricultura orgánica: conciencia ambiental, búsqueda de menores costos, mejores precios de los productos en el mercado y salud de la familia.

Además, la agricultura orgánica en el sector  urbano se puede convertir en una terapia, una forma de entretenimiento y un taller para personas jóvenes y adultas.

Según Briceño, el mercado de los alimentos orgánicos está en plena expansión. Entre las ventajas de este tipo de producción se encuentra la reducción en el uso de agrotóxicos y por consiguiente menos contaminación en el ambiente.

En la actualidad,  un área de 9.229 hectáreas se dedica a la producción orgánica en el país que involucra a 4.360 personas, de las cuales 465 se dedican a la agroindustria rural en producción de abonos orgánicos.

MAYOR IMPULSO

Recientemente el diputado Carlos Salazar presentó el proyecto «Ley de Promoción de la Agricultura Orgánica».

Según Salazar la producción orgánica comprende los sistemas agropecuarios que no utilizan productos químicos y minimizan el impacto sobre el ambiente. En ese sentido, la agricultura orgánica debidamente conducida permite reducir, e incluso hasta eliminar la contaminación del agua, y preservar el suelo, puesto que se utilizan técnicas de protección y conservación como la rotación de los cultivos, el abono orgánico y el acolchado de suelos.

El proyecto de ley propone exonerar del pago de algunos impuestos a los productores dedicados a la agricultura orgánica, con el fin de incentivarla.

ALTERNATIVAS

Alternativas para sustituir el uso de bromuro de metilo es un proyecto dirigido por Jorge Briceño, investigador del Centro de Investigaciones Agronómicas (CIA).

Este plan consiste en la utilización de alternativas orgánicas para sustituir el uso de bromuro de metilo que es un químico utilizado para eliminar enfermedades del suelo, insectos y malas hierbas.

Existen estudios de que la emulsión de este producto daña la capa de ozono, por lo que en el protocolo de Montreal y el de Kyoto los gobiernos acordaron eliminar el uso de bromuro para 2005 en los países desarrollados; para los países en vías de desarrollo se fijó el 2015.

En opinión de Briceño, el uso de esta sustancia en nuestro país llegó en 1997 a 845 toneladas, lo cual representa un porcentaje alto en comparación  con el resto de Centroamérica. En Costa Rica este producto se utiliza principalmente en plantaciones de melón, tabaco y flores.

Entre los métodos alternativos para eliminar el uso del bromuro de metilo está la biofumigación y la utilizando de una variedad de materiales orgánicos  para modificar los suelos a fin de luchar contra los nematodos, los hongos y las malas hierbas.

También en algunas plantaciones de melón en Guanacaste, se empezó con el método de la solarización,  que consiste en capturar el calor solar bajo hojas de plástico durante períodos prolongados. Con este procedimiento, las temperaturas del suelo aumentan hasta niveles que son letales para las plagas del suelo, con la ventaja de que no elimina los microorganismos y no esteriliza los suelos.

HONGOS HECHOS EN CASA

Guisell Alvarado, del CIA, está a cargo del proyecto «Aprovechamiento de residuos orgánicos por medio del cultivo de hongos comestibles». La técnica consiste en llenar bolsas (entre 3 y 5 kilos) con algún tipo de desecho orgánico intercalado en capas con las semillas de los hongos; tres semanas después el desecho toma una especie de solidificación y los hongos empiezan a germinar. Los sustratos más utilizados son broza, bagazo, paja y desechos de la piña y el palmito.

La producción es constante durante tres meses y los hongos crecen entre dos y tres centímetros diarios. Una vez que empieza la producción,  nada más se requiere mantener la humedad del sustrato.

Algunos de los hongos que se pueden producir de esta forma son el Shiitake

y Ostra. El consumo de este tipo de hongos ayuda a eliminar el colesterol  y 100 gramos diarios equivalen a la proteína que necesita el cuerpo.

Esta actividad también puede constituir una buena fuente de ingreso, ya que en algunos supermercados, 300 gramos de hongo Shiitake cuestan, aproximadamente ¢1200.

Entre las ventajas que presenta el cultivo de setas comestibles tropicales, está la alta tasa de producción por unidad de tiempo, los bajos costos de producción, el empleo de tecnologías sencillas en el proceso productivo, así como la posibilidad de cultivarlos durante todo el año, la diversidad de desechos que pueden utilizarse y la poca área requerida para su producción.

Alvarado informó que se impartirán charlas para las personas interesadas en la producción de hongos comestibles y las semillas de los hongos se pueden comprar en el CIA.

Por otro lado, la investigadora del CIA Helga Blanco, coordinó el proyecto «Desarrollo de un modelo agroforestal sostenible para fincas pequeñas de Montes de Oro», en el que participaron cerca de 157 agricultores de once localidades del cantón de Montes de Oro de Puntarenas. La capacitación consistió en una serie de cursos sobre el uso y desarrollo de la agricultura orgánica  bajo un sistema de producción agroforestal.

Los agricultores adoptaron nuevos sistemas de cultivos para la producción de hortalizas en pequeños invernaderos utilizando bandejas. También recibieron cursos sobre el manejo de plagas mediante el control biológico y varios están transformando sus fincas de café convencional por café orgánico. Para esto se logró que la CoopeMontes de Oro adquiriera un beneficio compacto para el procesamiento de este tipo de café. Además este cultivo se alterna con otros como árboles frutales.

Otros proyectos que lleva cabo el programa son «Producción de noni y sus efectos sobre organismos vivos», «Manejo de plagas insectiles en agricultura orgánica» y «Preparación y evaluación de sustratos orgánicos y su actividad biológica sobre la producción de cultivos».

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En 1994 el Centro Cultural de México me prestó el corto en dibujos animados de Carlos Carrera "El héroe", premiado en Cannes. Me pareció

Preocupados por el impacto que tendrá un Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y Estados Unidos, los pequeños y medianos productores nacionales impulsan

El debate sobre los subsidios agrícolas de Estados Unidos concentraron las críticas oficiales a la negociación del Area de Libre Comercio de las Américas

Miembros de la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional negaron que el régimen de jubilaciones sea un disparador del gasto público. Carlos Vindas, Teresita

Mediante la evaluación integral de una serie de aspectos como manejo agrícola y poscosecha, susceptibilidad a enfermedades, e identificación de variedades, entre otros, se

La producción de alimentos orgánicos en el área urbana es uno de los principales objetivos que desarrolla el Programa de Agricultura Orgánica de la

Entre el  futuro  prometedor o el aprendido Las estudiantes consideran que van a poder responder paralelamente a los roles de madre, esposa, ama de

El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) votó el pasado 8 de noviembre por unanimidad una resolución que da a
Semanario Universidad