Rectores ratifican compromiso con el desarrollo de comunidades

Las cuatro universidades públicas confirmaron, durante la rendición de cuentas de la Comisión de Regionalización Interuniversitaria (CRI) de la región Chorotega, la obligación que

Las cuatro universidades públicas confirmaron, durante la rendición de cuentas de la Comisión de Regionalización Interuniversitaria (CRI) de la región Chorotega, la obligación que tienen en la lucha por la erradicación de la pobreza, desigualdad y demás problemas que aquejan a la sociedad costarricense.

Guillermo Carpio, rector de la Universidad Estatal a Distancia (UNED); Eugenio Trejos,  del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC); Yamileth González, de la Universidad de Costa Rica (UCR); y Mario Oliva, vicerrector de Extensión de la Universidad Nacional (UNA) —en representación de la rectora Sandra León—, asistieron a la mencionada reunión que tuvo lugar recientemente en Liberia, Guanacaste.

Allí, calificaron el proyecto de regionalización como eje primordial en el papel solidario de las universidades estatales, en la búsqueda inacabable por la inserción de las familias al sector productivo del país y así, contrarrestar la exclusión que caracteriza al modelo económico predominante.

RECURSOS PARA LAS COMUNIDADES

El Consejo Nacional de Rectores (CONARE) destina cooperación económica y de asistencia técnica a iniciativas provenientes de grupos organizados, en poblaciones que no cuentan con los recursos necesarios para echar a andar sus proyectos.

De esta manera, el CONARE ayuda a proyectos que tengan que ver con temas educativos, turismo, microempresa, agricultura, acuicultura, medioambiente, entre otros temas.

En total rindieron cuentas cinco iniciativas, cuyas características de impacto en la sociedad guanacasteca hacen que resalten por encima de otras que no dejan de ser importantes.

El Observatorio del Turismo, por ejemplo, promueve el fortalecimiento del desarrollo local, al apostar por la capacidad y sostenibilidad de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en la región Chorotega, ya que estas se han convertido en el principal eje de desarrollo de cientos de familias locales.

La segunda iniciativa es del Centro de Intervención Pedagógica Dejando Huella, el cual ayuda a jóvenes y adultos a concluir sus estudios de bachillerato, para que puedan mejorar su condición laboral e inclusive optar por una carrera universitaria.

La tercera está a cargo del Centro de Capacitación de Idiomas, el cual imparte cursos gratuitos de inglés, mandarín y francés, también para jóvenes y adultos en comunidades poco favorecidas, como Ostional, Loma Bonita, Los Ángeles de Nandayure, Puerto Moreno y Pozo de Agua de Nicoya, incluso en el centro penal de Liberia. De esta forma, se les brinda una oportunidad de superación a las personas en sectores como turismo y comercio.

Mientras tanto, Cultura Ambiental en Acción imparte lecciones sobre medio ambiente a escolares de Liberia, Santa Cruz y Nicoya. Para ello, mantiene con gran esfuerzo el área de bosque denominado Ramón Álvarez —ubicado en Santa Cruz—, el cual recibe a los pequeños estudiantes para hacer caminatas y conocer las especies de flora y fauna que allí existen.

Cerró el capítulo de rendición de cuentas la iniciativa Fortalecimiento de la Seguridad Alimentaria, en donde destaca el proyecto de reservorios de agua, desarrollado por 16 familias en la localidad de Cerro Verde de Nicoya. Estos son aprovechados para regar sembradíos de productos como chile y tomate, además de contar con criaderos de tilapia.

Para Eugenio Trejos, quien preside durante el 2011 el CONARE, las universidades públicas articulan la investigación, docencia y extensión, para después plasmar ese esfuerzo en las iniciativas de cada región.

“Debemos impactar en la sociedad costarricense y ser un faro de luz que renueve la esperanza, ayude a las comunidades a producir exitosamente, que logren incorporarse a un mercado de por sí excluyente y plantearse un proyecto de vida digno”, indicó el Rector del TEC.

Por su lado, Yamileth González indicó que la misión es llevar el conocimiento a todas las regiones del país mediante el Trabajo Comunal Universitario (TCU), prácticas profesionales, capacitaciones y por intermedio de las CRI. “Son herramientas que permiten cumplir con la responsabilidad y la obligación de ser solidarios con la población más necesitada”, destacó.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Para los costarricenses, las condiciones económicas del país han decaído, pues la mayoría considera que la situación nacional es poco esperanzadora, sentimiento que es

Un estudio de la Fuerza Pública de Montes de Oca del año 2010 comprobó que diciembre, enero y febrero son los meses más bajos

Esta es una reflexión sobre la problemática económica, política y social de las personas  trabajadoras manuales e intelectuales, y un método para enfrentarla.Con el

Cuando un Gobierno quiere aumentar impuestos por la razón que fuere, la ciudadanía tiene derecho a tener dos cosas claras: cuál va a ser

Las dos piscinas de las instalaciones deportivas de la Universidad de Costa Rica (UCR), en Sabanilla, están cerradas y fuera de uso desde hace

El Poder Judicial, el Instituto Costarricense contra Drogas (ICD) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), firmaron hoy un convenio  de cooperación para agilizar

La presidenta Laura Chinchilla dijo hoy que Costa Rica respetará el fallo que el próximo martes emitirá la Corte Internacional de Justicia (CIJ)  sobre

El mundo árabe arde. Libia, Argelia, Bahrein, Yemen, Marruecos… la rebelión se extiende como fuego de paja. ¿Qué la alimenta? Todos los comentaristas hablan
Semanario Universidad