UCR balonmano se complicó en Torneo Universitario

El campeonato interuniversitario tiene distintos objetivos para los equipos. Mientras el equipo del Instituto Tecnológico (azul oscuro) busca un cierre de temporada digno, cuadros

El campeonato interuniversitario tiene distintos objetivos para los equipos. Mientras el equipo del Instituto Tecnológico (azul oscuro) busca un cierre de temporada digno, cuadros como la Universidad de Costa Rica (rayas blanco y celeste) lo utilizan como preparación para el torneo nacional.

El club de balonmano de la Universidad de Costa Rica (UCR) comprometió su triunfo en el Torneo Universitario de Balonmano tras desaprovechar su doble juego en las instalaciones deportivas de la UCR el 26 de octubre, al ganarle al Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), pero perder frente la Universidad Nacional (UNA).

Este campeonato, que inició el 19 de octubre en Cartago, es una triangular con tres fechas en las tres sedes centrales de las universidades estatales. El equipo local en cada fecha juega dos veces, de modo tal que al final del torneo cada uno tendrá que haber disputado cuatro partidos. Quien haga más puntos será el campeón.

El primer partido de la doble jornada del 26 de octubre, contra el Instituto Tecnológico de Costa Rica, sirvió para que la escuadra anfitriona se reivindicara del insípido empate a 20 una semana antes en Cartago y se impusiera 19 goles por 12, con el aporte de jugadores como Federico Rivera, Valery Zúñiga, Renato Pérez y Juan Carlos Fallas. Ellos cargaron con el peso ofensivo y se impusieron a un TEC que se comió dos lanzamientos de siete metros (equivalentes a penales en fútbol) por intermedio de Juan Pablo Molina y Pablo Aguilar, sus principales figuras y que llevaron el mayor peso ofensivo del juego, junto con Fabián Blanco.

Sin embargo, contra la UNA, el equipo local acusó el cansancio del primer juego y pese a que intentó sostener una ventaja que llegó hasta los cuatro goles en dos oportunidades (7-3 y 14-10), finalmente, no lo consiguieron y la estatal herediana logró llevarse los dos puntos que se le dan al equipo ganador de cada partido con un marcador de 18 goles por 22.

En el equipo de la UNA, pesó el aporte de Emmanuel Araya y Jorge Rodríguez, pues entre los dos hicieron más de la mitad de los goles. Además, este juego se caracterizó por la lluvia de exclusiones (expulsiones de dos minutos a determinado jugador, al cabo de los cuales puede volver a jugar), al punto de que entre los minutos 32 y 34 llegaron a quedarse la UNA con 5 y la UCR con 6, de un total de siete jugadores.

Pese a ello, el local no aprovechó esa ventaja numérica, mientras los heredianos, ya con la victoria triunfo en el bolsillo y con equipo completo hundieron más a un oponente que finalizó el cotejo con cinco jugadores tras las exclusiones dentro de los dos últimos minutos, contra Federico Rivera y Renato Pérez, figuras claves en este juego junto con Valery Zúñiga, pero que nada pudieron hacer para revertir el despegue definitivo de la UNA.

NUMEROS ROJOS

Con estos resultados y faltando solo la fecha doble del sábado 2 de noviembre en la Universidad Nacional, el equipo herediano —que jugará doble ese día— llegará con el pleno de 4 puntos tras haber ganado en sus dos visitas, mientras la UCR acumulará solo 3 puntos en tres presentaciones.

La UCR queda entonces obligada a esperar primero una victoria del ya descartado TEC, hundido en el fondo de la triangular con un solo punto en tres presentaciones, y luego ganarle a la Nacional, para erigirse campeones. En cambio, a los heredianos les bastará con ganar uno de los cotejos o por lo menos empatar contra la UCR para ganar el torneo.

Para el entrenador del TEC, Rodrigo Quirós, las lesiones y los exámenes finales hacen que ahora no puedan aspirar a mucho más en este torneo excepto buscar una despedida honrosa.

Por otro lado, el estratega de la UNA, Luis Diego Campos, explicó que la idea era aprovechar los juegos de visita para llegar a la última fecha en casa tranquilos, pero jugando siempre como si fueran dos finales.

Finalmente, el director técnico del equipo celeste, Eliécer Rojas, consideró que las exclusiones de dos jugadores seguidos fueron la causa para que se les fuera el partido contra la UNA. “Ya ahí es imposible a veces cuando uno quiere detener un equipo, pero no tenés los hombres necesarios en el campo de juego. Hacés todas las coberturas posibles, pero siempre va a haber un hombre que va a estar libre para meter el gol”, mencionó Rojas.

En el campeonato nacional de Primera División, el 30 de octubre la UCR juega la semifinal como visitante contra Tres Ríos, y quien gane se enfrentará el 3 de noviembre contra CIEMHCAVI/UNA, en el Gimnasio Municipal de Turrialba.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

A partir del 6 de noviembre, el Semanario Universidad cederá de manera gratuita dos cuartos de página al mes a los partidos políticos que

De acuerdo con un reciente artículo (Campos, 2013), basado en lo que los críticos literarios han propuesto, se describe la poética de Laureano Albán

El libro reúne 11 crónicas en donde se abordan diversas temáticas de pueblo cabécar, como la educación y las prácticas rituales.Quizá lo irónico de

La casita blanca de adobe en Metapa, cerca de Matagalpa, al pie de las cordilleras épicas del norte de Nicaragua, vio nacer al niño

Por su contenido –aunque inmerso en el contexto del devenir político-electoral cuatro años después–, el presente artículo pudo intitularse igual que su homólogo “Sin

En las instalaciones deportivas de la UCR estudiantes de primaria y secundaria presentarán sus mejores proyectos de investigación científica, del 6 al 8 de

El equipo de balonmano de la Universidad Nacional fue superior de principio a fin en el torneo de balonmano y le puso el

El campeonato interuniversitario tiene distintos objetivos para los equipos. Mientras el equipo del Instituto Tecnológico (azul oscuro) busca un cierre de temporada digno, cuadros
Semanario Universidad