UCR cesará a trabajadores de programa PAIS al concluir la prórroga

Las 400 personas que trabajan en los 45 Equipos Básicos de Atención Primaria en Salud (EBAIS) finalizarán su relación laboral con la Universidad de

Las 400 personas que trabajan en los 45 Equipos Básicos de Atención Primaria en Salud (EBAIS) finalizarán su relación laboral con la Universidad de Costa Rica (UCR) el próximo 31 de marzo.

Así lo afirmó a UNIVERSIDAD el rector de la UCR, Henning Jensen, quien aseguró que la institución “garantiza y reconocerá todos los extremos laborales de este personal, el cual será liquidado como corresponde según derecho”.

 

Pese a que la UCR recomienda que el nuevo administrador asuma al personal del Programa Integral de Atención en Salud (PAIS), los trabajadores se mantienen con la incertidumbre de no saber si será la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) o alguna entidad privada la que se hará cargo de estos centros de salud, ubicados en los cantones de Montes de Oca, Curridabat y La Unión.

HASTA MARZO

Fue durante el mes de diciembre anterior que la UCR anunció su decisión de no continuar con el convenio suscrito con la CCSS para la administración de los 45 EBAIS, pues desde años atrás se venía arrastrando un déficit que en el 2012 alcanzó los ¢5.173,9 millones.

Este déficit se genera por la diferencia entre el costo real que tiene para la Universidad la operación de estos centros de salud y el pago fijado por la CCSS.

El anuncio obligó a una negociación entre la CCSS y las autoridades universitarias, tras la cual se estableció una prórroga hasta el 31 de marzo; que según explicó Jensen, podría extenderse si se requiere para garantizar una adecuada transición de los EBAIS.

De acuerdo con el rector, el convenio firmado el 31 de diciembre con la CCSS establece que ambas instituciones se comprometen a realizar el traslado de los servicios “bajo garantías de continuidad y regularidad”.

Si la UCR demuestra que incurre en costos adicionales a los estimados por la CCSS, esta última se compromete a pagarlos, al tiempo que se realizan estudios técnicos que permitan constatar y verificar cuáles son los costos mensuales de operación que tiene la Universidad.

“La verificación de estos montos estará a cargo de la comisión técnica bipartita y, de confirmarse las diferencias, ellas serán pagadas retroactivamente por la CCSS al 1 de enero del 2012”, afirmó Jensen.

Como parte del acuerdo, la UCR también garantiza que mantendrá en operación los 45 EBAIS que tiene a su cargo, despejando la duda que se generó tras una declaración de las autoridades de la CCSS, en la que se mencionó el posible cierre de 9 de estos centros de salud.

Jensen aclaró que estos cierres no tienen nada que ver con la administración de la UCR, y han sido justificadas por la CCSS por la reducción de la población en las zonas en que están ubicados, según los datos del Censo 2011.

“Todavía hoy, la CCSS no ha presentado a la UCR, ni a las comunidades atendidas por esos EBAIS, las razones técnicas, científicas y legales en las que se fundamenta esa decisión”, acotó el rector.

INCERTIDUMBRE

En un recorrido por algunos de los EBAIS ubicados en Concepción de Tres Ríos, UNIVERSDIDAD pudo constatar el descontento que existe en las comunidades y entre los funcionarios de los centros de salud, por el retiro de la administración universitaria.

En el caso de los funcionarios, su principal preocupación tiene que ver con su futuro tras la prórroga que vence el 31 de marzo, fecha tras la cual dejarán de ser empleados de la UCR.

Olga López, trabajadora de uno de estos EBAIS, comentó que a poco más de dos meses de terminar el plazo, aún no sabe si la CCSS o algún ente privado se hará cargo de los servicios, y si la nueva administración los recontratará.

“Yo también soy líder comunal, y la comunidad no quiere que el EBAIS se cierre ni que la UCR se retire, porque si aquí viene una cooperativa a administrar, la cosa va a cambiar y los servicios no van a ser tan buenos como los que tenemos”, afirmó.

Para López, no es comprensible que mientras se sabe del interés de varios entes privados por hacerse con la administración de los EBAIS, la UCR no tenga interés en continuar con el programa PAIS.

Marta Montero, enfermera del EBAIS de Concepción Este, aseguró que la noticia de que la UCR dejaría la administración de los centros de salud “cayó como una bomba” y no les permitió disfrutar de su descanso en diciembre.

“Fue porque nos movilizamos que se logró una prórroga, pero nos mantenemos con la incertidumbre de qué va a pasar después. Ni la UCR ni la CCSS nos dicen nada; en diciembre nos dejaron solos. Estamos tensos, tristes y angustiados”, indicó Montero.

“No tenemos garantía de que nos vayan a trasladar o contratar. Estamos agotados y estresados, pero no hemos abandonado nuestro trabajo. Aun cuando tuvimos un paro, no se dejó solo ningún núcleo ni se desprotegió la salud de los usuarios”, añadió.

La secretaria general del Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (SINDEU), Rosemary Gómez, lamentó que la UCR haya decidido cerrar el programa PAIS, y no haya garantía para la recontratación de los 400 funcionarios que serán liquidados en marzo.

“Es lamentable que estemos perdiendo un programa excelente, y estemos perdiendo 400 trabajadores con más de 15 años de experiencia, que ahora viven la incertidumbre de un cese laboral, que implica una nueva búsqueda de trabajo”, criticó.

 


 

Sindicatos rechazan licitación de EBAIS a entes privados

Tras el cierre del Programa Integral de Atención en Salud (PAIS), mediante el cual la UCR administra 45 EBAIS de la CCSS, tanto el Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (SINDEU) como la Unión de Empleados de la Caja (UNDECA) rechazan la posibilidad de que estos centros de salud sean entregados en administración a una asociación o cooperativa.

La secretaria general adjunta de la UNDECA, Marta Rodríguez, aseguró que las autoridades de la CCSS solicitaron a la Contraloría General de la República una autorización para realizar una “compra directa” y entregar a un ente privado la administración de los EBAIS luego del 31 de marzo.

Rodríguez aseveró que los servicios ofrecidos por la UCR son de muy alta calidad, y que en la CCSS no existen estudios en los que se demuestre que el costo de operación de la Universidad sea muy alto, en comparación con lo que se paga a las cooperativas o asociaciones que tienen a su cargo otros centros de salud en el país.

Los representantes de la UNDECA consideran que la CCSS está en capacidad de asumir la administración de los EBAIS y recontratar al personal que actualmente está en planilla de la UCR.

Rosemary Gómez, del SINDEU, comentó que se ha conformado un frente entre los sindicatos, los trabajadores de los EBAIS y las comunidades, para rechazar la eventual privatización de los servicios.

Gómez se manifestó a favor de que sea la CCSS la que asuma la administración de los EBAIS, y recontrate a los funcionarios universitarios que desde 1997 están atendiendo la salud de estas comunidades al este de la capital.

El rector de la UCR, Henning Jensen, también se manifestó a favor de que sea la CCSS la que continúe a cargo de los EBAIS, en consonancia con lo que establece el artículo 73 de la Constitución Política, en la que se encarga la administración de los seguros sociales a la CCSS.

“El texto constitucional es taxativo en que la administración y el gobierno de los seguros sociales le corresponde únicamente a la CCSS. Considero que es una función que no es transferible ni delegable. Por supuesto este criterio incluye también a la UCR,  en cuanto a sus responsabilidades y funciones señaladas constitucionalmente”, puntualizó Jensen.

 


 

CCSS no respondió

UNIVERSIDAD gestionó desde el 9 de enero una entrevista para obtener la versión de la gerente médica de la CCSS, Eugenia Villalta, primero por medio de la Dirección de Comunicación Institucional y, posteriormente, con el encargado de prensa de la Dirección Médica.

Sin embargo, al cierre de esta edición (14 de enero) no se recibió respuesta a las solicitudes enviadas por correo electrónico. Tampoco fue posible ubicar por teléfono al encargado de prensa de la Gerencia Médica.

UNIVERSIDAD remitió a la CCSS consultas sobre el futuro de los 45 EBAIS que hasta el 31 de marzo administrará la UCR, así como la diferencia de costos que tiene la administración de un centro de salud por parte de la institución, en comparación con las cooperativas y asociaciones privadas.

Además, se consultó si la CCSS reconocerá en algún momento los montos del déficit que arrastró durante varios años la UCR, por la administración de los EBAIS.

 


 

Que no se vaya la UCR

UNIVERSIDAD conversó con algunas personas usuarias de los EBAIS en el sector de Concepción de Tres Ríos, quienes manifestaron su temor de que los servicios de salud se deterioren con el retiro de la UCR.

Luzmilda Arias: Estamos tristes, porque recibimos muy buena atención; no sé por qué tienen que cerrarlo. Imagínese lo que es ir hasta Tres Ríos. Estamos contentos con el servicio de la Universidad; mejor que lo dejen.

Rosa Argentina Urbina: Escuché en las  noticias que lo querían cerrar, pero no tengo idea de qué va a pasar. Muy bien el servicio, siempre lo atienden bien a uno. Yo espero que la Universidad se quede; los necesitamos mucho aquí. Nos dan muy buenas atenciones; como en ningún otro EBAIS, este es muy eficiente.

Carlos Umaña: Nos va a perjudicar bastante si se va la UCR. Dependemos de los EBAIS, porque ir a la clínica o al hospital se nos hace muy incómodo. Es difícil saber qué va a pasar con el servicio. Me parece que el servicio que nos dan aquí es muy bueno, los empleados son muy honestos y cariñosos con los pacientes.

 


 

¿Por qué la UCR tuvo déficit en el PAIS?

La administración que hace la Universidad de Costa Rica de 45 EBAIS en los cantones de Montes de Oca, Curridabat y La Unión, nace en 1997 con la firma de un convenio con la CCSS que pone en marcha un proyecto modelo de atención integral de la salud, desde el campo de la prevención primaria.

Dos años después, la UCR decidió crear el Programa Integral de Atención en Salud (PAIS), trasladándole a la Fundación de la Universidad de Costa Rica para la Investigación (FUNDEVI) la administración de los centros de salud.

Sin embargo, en el informe FOE-SA-6-2001, la Contraloría General de la República consideró que la UCR utilizó el “artificio” de trasladar la administración de los EBAIS a FUNDEVI, pues no contaba con la “capacidad técnica” para cumplirle a la CCSS.

El ente contralor no consideró conveniente que la UCR trasladara los fondos que le pagaba la CCSS a FUNDEVI, en un esquema en el que inclusive algunas instancias universitarias obtenían beneficios económicos de la venta de servicios al programa, como era el caso de las facultades de Microbiología y Farmacia.

El informe menciona que en el voto No. 6412 del 26 de noviembre de 1996 de la Sala Constitucional, donde se dice que las universidades (públicas) no pueden ni deben dedicarse a la venta de bienes y servicios, tan sólo porque existe la posibilidad jurídica de hacerlo, a través del régimen de contratación administrativa.

“Y, en el caso de las universidades estatales lo fundamental, lo central, es que el fin primordial que inspire su actividad no puede ser jamás, la búsqueda del lucro»,  dice el voto, que según la Contraloría no fue considerado al establecer la relación entre la CCSS y la UCR.

Este informe recomendó a la CCSS no extender la relación con la UCR más allá de la vigencia del convenio (hasta 2002), por lo que para continuar el programa, la Universidad tuvo que hacerse cargo del mismo, incluyendo a todo el personal en su planilla.

El rector de la UCR, Henning Jensen, recordó que el informe de la Contraloría reconocía la buena labor que la Universidad había realizado con el programa hasta el momento, por lo que en el 2003 se firmó un nuevo contrato.

El traslado del personal al régimen salarial de la UCR hizo que con el tiempo los costos de operación se incrementaran, al punto de que un programa que en el 2003 tenía un superávit de ¢279 millones, llegara al 2006 con un déficit de ¢905 millones, que seguiría creciendo hasta los ¢5.173 millones de faltante al finalizar el 2012.

La diferencia se genera porque mientras la CCSS paga ¢30.862,88 por la atención de cada habitante, a la UCR le cuesta ¢43.349, para una diferencia de casi ¢13.000.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En 1988 gané un premio en Quetzaltenango, Guatemala. Un periódico local me hizo algunas preguntas. El siguiente texto es un resumen de lo que

De Banana Republics a Repúblicas Maquileras La cultura en Centroamérica en tiempos de globalización neoliberal (1990-2010) Rafael Cuevas Molina Ensayo EUNED 2012Lúcido, sesudo, crítico

En el caso de Solís, la “blancura” no se seguía de su presencia fenotípica (lo es de todas maneras), sino de su propuesta ético-política:

La modernización entre cafetales San José, Costa Rica 1880-1930 Florencia Quesada Avendaño Ensayo histórico EUCR 2012El paso de San José de una ciudad aldeana

Avancari Santiago Porras Novela EUNED 2012¿Historia o ficción? Aunque reiterada, la pregunta surge inevitable ante el relato de Santiago Porras. Él mismo introduce el

Los Estudios Generales en las universidades públicas Centroamericanas: 1950-1970 Gabriela Chavarría Alfaro Ensayo Ed. ALICAC 2012Este libro aporta a la investigación de la historia

A partir del convencimiento de que la difusión de la obra de los compositores latinoamericanos es “una necesidad de nuestro tiempo”, la Orquesta Sinfónica

Como fundadora y primera directora del Centro Cultural Español le tocó abrir camino en esa actividad de cooperación y su gestión cambió para siempre
Semanario Universidad