UCR debate proyecto de ley sobre muerte digna para pacientes en estado terminal

Proyecto quiere reivindicar el derecho a la autonomía del ser humano.

El pasado lunes, el Grupo de Trabajo en Ética Aplicada de la Universidad de Costa Rica (UCR) organizó un conversatorio en el que se debatió sobre el proyecto de ley 19.440 denominado “Ley sobre muer­te digna en pa­cien­tes en es­ta­do ter­mi­nal”.

A la actividad, que tuvo lugar en el Auditorio de Ciencias Económicas, asistió el diputado Antonio Álvarez Desanti, uno de los principales impulsores de esta iniciativa, quien defendió el derecho que cada persona tiene a una muerte digna.

“Nosotros queremos defender que cada persona tenga el derecho de poder decidir de acuerdo con la autonomía de su voluntad, la posibilidad de tener una muerte digna. Es decir, nosotros creemos que la persona que se encuentre en un estado terminal es quien debe decidir cómo quiere pasar los últimos días de su vida“, argumentó el diputado.

Álvarez Desanti fue enfático al señalar que la sociedad costarricense es altamente conservadora y que en casos de enfermedades terminales no debe operar la imposición médica, sino solo la voluntad del paciente.

El proyecto de ley presentado por los legisladores Antonio Álvarez Desanti y Carlos Arguedas tiene por objetivo atender y dar respuesta al sufrimiento de los pacientes en estado terminal y que sufren enfermedades irreversibles con pronóstico fatal.

Con esta propuesta las personas en estado terminal podrían rechazar someterse a determinados tratamientos, conectarse a máquinas, respiradores artificiales y otros. En lugar de esto podrían recibir la sedación y cuidados paliativos para así obtener una muerte digna y no sufrir dolor.

El diputado señaló también que existen grupos en contra del proyecto pues algunos consideran que tienen deficiencias técnicas de lenguaje, otros lo ven innecesario, o sienten que este es un campo donde interviene la relación de la persona con Dios.

Al conversatorio asistió la profesora Gabriela Arguedas, miembro del Grupo de Trabajo en Ética Aplicada de la UCR, quien señaló que la muerte es un destino y no hay escapatoria.

“La muerte digna es la muerte en nuestros propios términos; es decir, la muerte que más pueda acercarse al proyecto de vida de cada quién. Nuestra muerte es destino y no es abstracción (…). Se nos presenta como la única certidumbre que no acepta condenación o escapatoria (…). Nosotros no tomamos la decisión de nacer pero si lo podríamos hacer al morir”, señaló Arguedas.

Por otra parte, Viviana Guerrero, quien también forma parte del grupo, señaló que algunos elementos inmersos en la sociedad costarricense reducen las posibilidades de decisión del individuo.

“Esta discusión es un tema que nos compete a todos. La medicina y su ética normalmente han estado en relación con la visión del paternalismo, una visión vertical donde los médicos toman decisiones en torno a nuestra salud. A este contexto se le agrega el paternalismo jurídico, que es donde el Estado toma decisiones alrededor de nuestra vida. Estas formas de paternalismo reducen las posibilidades de decisión al sujeto“, aseguró Guerrero.

Actualmente, los impulsores de la iniciativa trabajan en un texto sustitutivo del proyecto original, el cual estará listo en los próximos días. La propuesta de muerte digna ha sido convocada varias veces a sesiones extraordinarias pero aún no llega al plenario legislativo.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Hace un par de siglos, unos alemanes decidieron crear una palabra para definir ese sentimiento de decepción que nace cuando choca el

En otros tiempos, habría sido absurdo un artículo con este título, sin embargo, hoy es una acuciante necesidad el dilucidar, criticar y oponerse

La semana pasada les compartí mis reflexiones sobre las cuatro iniciativas que se han presentado al país con relación al proyecto de la refinería Moín

Semanario Universidad