UCR impulsa emprendimiento nacional

Grupo de jóvenes emprendedores durante una sesión denominada novatada, en la cual se critican constructivamente sus proyectos. (Foto: cortesía de AUGE)Un proyecto de una

Grupo de jóvenes emprendedores durante una sesión denominada novatada, en la cual se critican constructivamente sus proyectos. (Foto: cortesía de AUGE)

Un proyecto de una serie animada para televisión con distribución mundial, una plataforma virtual que permite hacer citas con doctores recomendados, una aplicación móvil para pagar el parqueo en zona pública, un programa de turismo interactivo que le permite al visitante convivir con una familia de comunidad rural, un aditivo para cambiar el sabor y color de la cerveza… Estos y otros emprendimientos tienen algo en común: han sido apoyados por la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimiento (AUGE).

AUGE es la unidad de apoyo de la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR). Desde su creación, en 2012, se ha dado a la tarea de impulsar una serie de iniciativas empresariales de costarricenses decididos a desarrollar sus propios proyectos de negocio.

La Agencia se ha desarrollado bajo un convenio de cooperación con la Fundación para la Investigación (Fundevi) de la UCR, la cual brinda apoyo y presupuesto mientras la Universidad se encarga de nombrar el personal que opera en AUGE.

AUGE se ha convertido en una comunidad emprendedora, incubadora y aceleradora de negocios, que elige con mucha rigurosidad los proyectos que apoya y se ha establecido como un mecanismo para convertir las buenas ideas en realidades.

Un ejemplo de un proyecto exitoso es la empresa PARSO, que ha desarrollado una aplicación móvil para que los usuarios de parqueos en zonas públicas del cantón de Montes de Oca tengan la opción de pagar su espacio mediante el teléfono celular.

Para Andrei Fuentes, socio fundador de la empresa, el apoyo que la agencia AUGE les ha brindado es invaluable, pues les ha dado asesoría en temas legales, de propiedad intelectual, conformación de empresas, derecho laboral y validación de negocios.

“Nos han orientado sobre modelos de negocios, mecanismos para ser más eficientes en el trabajo, reducir el desperdicio; nos han ayudado a conseguir fuentes de financiamiento, referencia con clientes y, sobre todo, nos han dado un soporte moral fundamental, ya que en el emprendimiento hay días buenos y hay días malos, pero al tener gente preparada y conocedora de la dinámica empresarial es posible salir adelante”, comentó Fuentes.

AUGE forma parte de la Red Nacional de Incubación de Negocios, lo que permite a los emprendedores participar en concursos para obtener recursos de la banca de desarrollo nacional y, así, impulsar económicamente sus proyectos.

PROYECTOS VIABLES

De acuerdo con Luis Jiménez, director de la Agencia, para recibir el apoyo de AUGE es necesario que los emprendedores presenten ideas de negocios o iniciativas que contengan un producto viable.

“Para empezar, es necesario que cuenten con productos viables o un prototipo ya desarrollado. Acá los capacitamos, los apoyamos y les enseñamos a surgir por sí mismos; en la medida de lo posible, les ayudamos a conseguir los recursos económicos para el emprendimiento, también a aprender a resolver problemas y en menor medida los financiamos”, explicó Jiménez.

La Agencia incuba proyectos que son iniciativas de estudiantes, profesores o egresados de la UCR, pero también apoya en el aceleramiento de empresas ya conformadas, aunque no provengan de la Universidad, que requieren de su ayuda científica o tecnológica.

Los proyectos impulsados por AUGE han tenido mucho éxito en los concursos nacionales que organiza la banca para el desarrollo, lo que les ha permitido contar con el financiamiento para sus emprendimientos.

Las iniciativas cuentan con el apoyo para convertir las buenas ideas en negocios, son impulsadas a desarrollar sus productos o servicios piloto. El reto diario es tratar de mejorar las situaciones que deben enfrentar los emprendedores.

De esta forma, los más novatos aprenden de los errores y aciertos cometidos por los que tienen proyectos más avanzados, se establecen modelos de negocios, se vinculan a las empresas con otras compañías u organizaciones que los puedan patrocinar y, como se explicó anteriormente, se les ayuda a conseguir financiamiento.

Los proyectos de AUGE han sido muy exitosos en los últimos dos concursos de banca para el desarrollo; en el 2013 fueron escogidos 19 proyectos de la agencia para ser financiados y para el concurso del 2014 un total de 13 alcanzaron la premiación.

En cuanto al financiamiento, los proyectos reciben unos ₡66 millones cada uno, pero esos recursos son el potencial de lo que pueden recibir, pues primero se les brinda un 20% de los recursos en dos tractos no reembolsables, y tienen que demostrar que el proyecto es viable para seguir adelante.

El 80% restante se le da al emprendimiento a modo de préstamo, a una tasa básica muy baja y a 10 años plazo; eso sí, requiere de la recomendación de la incubadora para continuar con el proceso.

“Siempre y cuando tengan la capacidad de seguir creciendo, y si su prototipo funciona bien, es posible que continúen con el financiamiento. Los recursos se dan poco a poco, de acuerdo con el avance del proyecto”, detalló Jiménez.


Génesis de AUGE*

El proyecto de la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimiento (AUGE) nació en noviembre del 2012, como un subproducto de la organización universitaria Proinnova, responsable de la gestión y transferencia de conocimientos generados por la Universidad de Costa Rica (UCR).

Es una agencia de estructura mixta, creada por la UCR, pero financiada por la Fundación para la investigación de la UCR.

AUGE arrancó con el apoyo a 20 proyectos pioneros, de los cuales algunos ya se han independizado, pues han generado sus propios sistemas para ser autosostenibles; otros salieron de la iniciativa y algunos nuevos se han incorporado.

En estos momentos, la Agencia cuenta con 30 proyectos en diversas fases de trabajo: algunos se están iniciando con la consolidación de la idea de negocio, otros ya tienen sus prototipos en desarrollo y varios se encuentran comercializando sus productos o servicios.

*Fuente: AUGE


Emprendimientos deben superar diversas fases

Los proyectos que son apoyados por la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimiento (AUGE) deben seguir una serie de fases hasta alcanzar la comercialización de su producto y la independencia como compañía u organización.

AUGE los acompaña en todos los procesos y los impulsa a crecer y aliarse con otros elementos del mercado costarricenses para alcanzar sus objetivos.

La fase azul es el punto inicial, donde se determina que existe una idea novedosa, realizable y sostenible, la cual es apoyada por un emprendedor con los conocimientos necesarios para llevarla a cabo.

También se debe analizar si se cuenta con un mercado potencial importante y una posibilidad real para competir. Esta idea es presentada a AUGE y si es aceptada pasa a la siguiente fase. Actualmente, se cuenta con 9 proyectos en esta etapa.

Continúan con la fase amarilla, que es el inicio del emprendimiento, luego de ser escogido como participante en AUGE.

Se genera un modelo de negocio o de sostenibilidad, en el caso de las organizaciones sin fines de lucro. Luego se establece un plan de acción claro para desarrollar el prototipo, se fijan los presupuestos y se define el equipo de trabajo requerido.

Todo esto ocurre bajo un proceso de preincubación, afuera de AUGE, mediante capacitaciones externas; si el proyecto logra emprender todos estos pasos para su modelo de negocio pasa a la siguiente fase. En estos momentos, AUGE cuenta con 11 proyectos en fase amarilla.

A este proceso le sigue la fase verde, que es el momento en que se desarrolla y prueba el prototipo del producto o servicio; aquí se conceptualiza el potencial de crecimiento de la empresa u organización, se buscan los recursos para su crecimiento y se consolida el equipo de trabajo para llevar adelante el proyecto. Hay 10 proyectos en esta etapa.

Por último viene la fase roja, en la cual se da el proceso de aceleración y crecimiento de la empresa; aquí se vincula al emprendimiento el apoyo de otros actores, se ponen en funcionamiento los prototipos, se buscan y consolidan la inversión y las alianzas.

“El modelo es muy exitoso, pues permite que toda la comunidad emprendedora se apoye; los más avanzados ayudan a los menos desarrollados”, puntualizó Luis Jiménez, director de AUGE.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Un equipo del Ministerio Público suizo allanó hoy miércoles las oficinas del banco HSBC en el exclusivo barrio de Quai des Bergues, en Ginebra,

Estas imágenes son el fragmento de un ensayo, resultado de un trabajo con la Compañía Nacional de Danza (CND) de casi un año. Mi

Históricamente, la Universidad de Costa Rica se ha caracterizado por propiciar espacios de discusión crítica en temas de interés nacional. Asimismo, ha sido norma

El elenco de la Media Docena, protagonista en Maikol Yordan de viaje perdido, ha promocionado la película por todo el país.El éxito de público

Esmeralda: crónica de mi supervivencia. Así se titula un novedoso libro de Víctor Valembois. Se trata de la historia de una mujer, porque indudablemente

Los diputados Humberto Vargas (PUSC), Antonio Álvarez Desanti (PLN) y Sandra Piszk (PLN) encabezan la lista de legisladores con los peores registros de asistencia

Primero: El suscrito no le sirve de pantalla ni presto mi nombre a ninguna empresa ni persona física, lo que se brinda es un

Por cierto, en el top ten de las noticias trascendentes de un noticiario internacional, la misses le robaron el puesto a los 43 de
Semanario Universidad