Tecnología de punta del CICIMA da sus frutosTecnología de punta del CICIMA da sus frutos

Luego de 10 años de funcionar, el Centro de Investigación en Ciencia e Ingeniería de Materiales (CICIMA) de la Universidad de Costa Rica hoy

Luego de 10 años de funcionar, el Centro de Investigación en Ciencia e Ingeniería de Materiales (CICIMA) de la Universidad de Costa Rica hoy ha echado raíces y ese árbol ha crecido y producido grandes frutos.


El Dr. José Alberto Araya Pochet fue premiado por su trabajo «Sistema de crecimiento y análisis de Multicapas Ultradelgadas», que ha sido aplicado en estudios que evalúan propiedades ópticas y magnéticas.

Parte de ellos son el Dr. José Alberto Araya Pochet, Premio Nacional de Tecnología  «Clodomiro Picado Twight» 2003, y el Dr. Arturo Ramírez Porras, Premio de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo (TWAS) y del Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) para Científicos Jóvenes 2003,   para quienes dichosamente ya no hay que esperar tanto tiempo  entre una cosa buena y otra.

Hace dos años, el Dr. William Vargas, también científico de este Centro, recibió ambas distinciones.

Para los investigadores, lo importante es que estas distinciones se dan por evaluaciones externas a la UCR y se reconoce a un grupo que indica que en el CICIMA está pasando algo.

PUNTOS CALIENTES

«Son puntos calientes, y en nuestro caso hay una historia de años. El origen del CICIMA viene de un primer Laboratorio de Estado Sólido, fundado por Neville Clark en los años 60, un eje humano que nos conecta por 40 años y nos sigue aportando», corrigió el Dr. Araya.

Los resultados logrados se presentan en foros internacionales, mientras que existe una proyección muy fuerte en laboratorios de alto nivel, como el Laboratorio Amstrong en  Suecia y el de Luz Soncrotrónica en Brasil, con pasantías de estudiantes e investigadores en programas de pre y posgrado.

El CICIMA es una unidad que se ha decidido por cierta temática dentro de la ciencia e ingeniería de materiales, y la parte estructural no la ha descuidado. Sin embargo existen otras unidades como el LANAMME y la Escuela de Ingeniería Mecánica que han sido especializadas en esa problemática.

Históricamente optaron por el estudio microscópico de los materiales, y esta temática se ha favorecido porque la atención mundial está centrada sobre ella. El programa de tecnología que desarrollan tiene que ver con construir dispositivos extremadamente pequeños, basados en el conocimiento de resultados de investigación básica fundamental de la mecánica cuántica.

La gran ventaja es estar en conexión con una tecnología  muy avanzada denominada nanotecnología, y en este sentido se están haciendo cuestiones muy significativas en ese campo.

El Dr. Araya, de 55 años, fue galardonado por su estudio «Sistema de Crecimiento y Análisis de Multicapas Ultra Delgadas». Él es uno de los fundadores del CICIMA y actualmente es su director.

OTRAS LÍNEAS

Por su parte, el Dr. Arturo Ramírez opina que «no tengamos miedo al desarrollo, porque este empieza con la actitud positiva».

Este joven científico de 38 años, logró la distinción por un estudio de semiconductores de baja dimensionalidad, especialmente el silicio poroso,  que involucra  dos                                                                                  tecnologías distintas: de procesamiento de señales y del despliegue óptico.

A su juicio, estas uniones convencionalmente tienen problemas, ya que a mucha velocidad  de procesamiento empiezan a emitir calor y hay pérdida de energía.

No obstante, mencionó que existen otras líneas de investigación en estos materiales que tienen la posibilidad de desarrollar sensores químicos, o sea que es posible detectar gases contaminantes, hidrocarburos, ya sea en aire o bien en agua, y algunas aplicaciones relacionadas con detección de materia orgánica en plasma. En resumen, se pueden desarrollar dispositivos muy útiles en diferentes campos que pueden usarse para solucionar problemas ambientales, médicos o de despliegue óptico.

En su caso, trabaja en esta nueva esta temática desde hace alrededor de ocho años. Eventualmente piensa colaborar con otras unidades académicas y de investigación.

El científico cree que esta línea de investigación está respondiendo a una política que idearon los precursores del CICIMA cuando lo fundaron. Ellos empezaron a desarrollar esa línea y ahora están recogiendo lo que se sembró en esos años. En el futuro esperan los resultados de más productos de investigación útiles «para que vean que somos capaces de desarrollar tecnología».

La idea es abaratar costos en dispositivos que ahora son caros, y que sean más pequeños y portátiles, para que puedan llevarlos igual a una sala de operaciones o a un volcán.

«Para mí este galardón es un reconocimiento personal, no una culminación porque el camino sigue y me está diciendo de alguna manera que la decisión que tomé fue correcta, que mi trabajo es útil e importante, y que el trabajo no solo es ayuda a otras aplicaciones sino a compañeros para seguir adelante», dijo.

EXPERIENCIA Y JUVENTUD

El Dr. Araya realizó sus estudios superiores en la Escuela de Física de la UCR, obteniendo su licenciatura en 1975. Posteriormente ingresa a la Universidad Purdue, en Estados Unidos, donde obtiene el grado de Maestría en Ciencias. En ese mismo país, en la Universidad de Texas, en 1989 obtiene su doctorado.

La investigación realizada por el Dr. Araya consiste en el diseño, construcción y operación del «Sistema de Crecimiento y Análisis de Multicapas Ultra delgadas».

Este sistema se enmarca dentro del área conocida genéricamente como Tecnología del Vacío, la cual se relaciona con áreas de investigación dentro de la Física de Superficies y de la Nanotecnología.

El científico también ha hecho en este trabajo un uso creativo e innovador de diferentes elementos, para obtener resultados prácticos en el desarrollo futuro de la alta tecnología.

El sistema, basado en diseños propios, integra y pone en operación equipo comercial e invenciones propias, que permiten el crecimiento y la caracterización de multicapas ultra delgadas.

El sistema permitió un avance mayor en el estudio de las estructuras nanoscópicas que tiene gran interés en la actualidad por su potencial aplicación tecnológica.

El instrumental que forma parte de este sistema, servirá a generaciones futuras de estudiantes a hacer sus prácticas con técnicas avanzadas de caracterización, y en áreas de interés creciente y vinculadas a la alta tecnología.

El desarrollo tecnológico alcanzado mediante el desarrollo de este Sistema, es fundamental para la evaluación de recubrimientos metálicos.  Esta es un área de interés en la industria nacional de la manufactura, y asociaciones como ASOMETAL que necesitan apoyo en los estudios y en la prevención de la corrosión.

Entre tanto, Ramírez obtuvo el Bachillerato en Física en 1987. Luego optó por una Maestría en Física de la Universidad de Puerto Rico, en 1996, donde dos años más tarde logró el doctorado en Química y Física, con una tesis acerca del  «Estudio de  propiedades electrónicas y de transporte en Silicio Poroso y de propiedades de fototransporte en Silicio Amorfo Hidrogenado».

Actualmente de desempeña como docente de la Escuela de Física e investigador del CICIMA. Aspira a obtener su Maestría en Sistemas Digitales de Ingeniería Eléctrica de la UCR.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Más de 2.4 millones de niños y niñas trabajan en Centroamérica; de ellos 113.000 en Costa Rica.El trabajo infantil no cede terreno en Costa

Para producir un yogurt con probióticos como este, no es necesario realizar onerosas inversiones en equipos nuevos, pues el valor agregado se da en

Ciudad de las Flores es un proyecto que estaría listo para diciembre próximo. En él participa el expresidente Óscar Arias. El tema candente sobre

Tener una buena comunicación con su familia, disfrutar de una pensión, poseer una vivienda, y saber leer y escribir, constituyen factores positivos en el

El de mama es la forma más común del cáncer en las mujeres en todo el mundo.Si los parabenos son o no los causantes

Esa ayuda que requiere el planeta son los grandes cambios.  Usualmente nos da temor hablar de grandes cambios, y a los que lo hacemos
Semanario Universidad