Festejan 49 años de medicina

Con su acreditación, la primera que se entrega en el país en el campo de medicina, la Escuela de Medicina de la UCR, celebra

Con su acreditación, la primera que se entrega en el país en el campo de medicina, la Escuela de Medicina de la UCR, celebra sus 49 años de existencia.

La Escuela de Medicina de la UCR celebró su aniversario 49 con una sesión solemne, en la que se rindió homenaje a profesores y estudiantes destacados.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica (UCR) celebró sus 49 años de existencia, con una sesión solemne en la cual se rindió homenaje a profesores catedráticos, personal docente y administrativo, y estudiantes con los mejores promedios.

La Escuela fue la primera en el país en recibir una acreditación por su calidad en el área de la medicina y fue otorgado por el Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (SINAES), el 4 de agosto de 2002.

Según el Dr. Luis Diego Calzada Castro, director de esa unidad académica, la acreditación significa un compromiso para «mantener nuestros propósitos en beneficio de la enseñanza de la medicina, el futuro médico y el país».

Como parte de las actividades conmemorativas, la Escuela entregó a Kattia Campos Hidalgo la primera edición del premio «Héctor Mena», otorgado al estudiante con las mejor proyección para destacar en la práctica de la enseñanza o la investigación médica.

Este reconocimiento es un legado del doctor Héctor Mena, con motivo del aniversario de la escuela de Medicina, de la cual egresó en su primera graduación.

De acuerdo con Calzada Castro, la excelencia académica ha sido siempre uno de los pilares fundamentales sobre los cuales la Escuela ha construido su historia.

Durante el acto de conmemoración -realizado el pasado 23 de octubre-, también  fueron distinguidos diez estudiantes por su excelencia académica: Jorge Cortés, mejor promedio de admisión 2002; Allan Ramos, de primer año; Karla Núñez, de tercer año; Priscilla Monterrey, de cuarto año; Laura Cordero, de quinto año;  María Cecilia Monge, de sexto año; Gustavo Vindas, por mejor promedio en examen de internado; y Jorge Benavides, Jaime Ortiz, y Anggie Ramírez, en la categoría de mejor proyecto de investigación.

LAS LIMITACIONES

Cabe recordar, que un 25 de agosto de 1947, el Congreso de Costa Rica emitió la Ley  1053, por medio de la cual se creó la Escuela de Medicina. Seis años más tarde, nació la respectiva Facultad.

Sin embargo, no fue sino hasta el 17 de octubre de 1961 cuando se dio la primera clase.  Esa mañana, el doctor Pedro Morera Villalobos ofició la primera lección de la Escuela; por esta razón y por sus 50 años de labor docente e investigadora, la Escuela le rindió un homenaje en la citada sesión conmemorativa.

Los once estudiantes que obtuvieron su título cuatro años después, contrastan con los casi 3.000 que hasta hoy han culminado exitosamente su carrera.

Actualmente, la Escuela se prepara para enfrentar los retos que le plantean el avance de la tecnología, así como el aumento en la cantidad de graduados provenientes de otras universidades.

A través de los años, esta unidad académica ha afrontado diversos obstáculos. Entre los más recientes está la lucha por los campos clínicos, que finalizó en 1999 tras la firma de un convenio  entre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la UCR, por el cual se garantiza a los estudiantes los cupos en hospitales para realizar sus prácticas.

Otro conflicto que se suscitó el año anterior, fue la divergencia de criterios que provocó la decisión de la Caja de realizar una prueba a los alumnos de medicina, para que compitieran por las 350 becas disponibles.  El temor que provocó, fue que la prueba limitara el acceso a los campos clínicos.

Este año la prueba se volverá a realizar; sin embargo, Jorge Benavides, presidente de la Asociación de Estudiantes de Medicina, dijo que el Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (CENDEISS) aseguró que el convenio será respetado.

En la evaluación del año anterior, los educandos de medicina de la UCR obtuvieron en promedio los más altos resultados y fueron muy pocos los que se quedaron sin el estipendio, comentó Benavides.

En cuanto a la competencia con universidades privadas, uno de los aspectos que preocupa es la gran cantidad de estudiantes que atienden a una misma persona en los hospitales.

Al  respecto, el Presidente de la Asociación de Estudiantes, dijo que la solución podría ser la acreditación de todas las escuelas de medicina.  «Con ello se protegería a los pacientes y se les garantizaría calidad. Además, se reduciría el número de alumnos en hospitales».

EN BUSCA DE LA EXCELENCIA

Benavides aseveró que el principal reto de la Escuela consiste en mantener la excelencia académica y en llevar a cabo cambios que son vitales para mantener la acreditación.

Entre ellos está el mejoramiento de la infraestructura y el equipo. Recientemente, la Escuela realizó una inversión en esta materia. En el segundo y tercer piso fueron remodeladas las salas de cómputo y el auditorio del Hospital San Juan de Dios.  Además fueron construidos auditorios en los hospitales Calderón Guardia y México.

Por otra parte, la inversión en la formación de profesores es otro de los retos. Benavides reconoció que la preparación de los profesores de la Escuela es muy elevada, y esta calidad se refleja en la excelencia de  la formación académica de los estudiantes.

Asimismo, considera importante el control en el número de estudiantes que ingresan a la carrera, que es de aproximadamente 100 por año. No obstante, a la cifra hay que añadirle aquellos procedentes de traslado y a los de excelencia académica. Instó a ejercer mayores controles, para evitar que una cantidad excesiva disminuya la calidad.

«La Escuela de Medicina debe mantener su nivel para seguir siendo la mejor del país y una de las más reconocidas de América Latina», advirtió.

Por su parte, el director Calzada considera que uno de los principales objetivos que se deben perseguir, es el mejoramiento de la formación.

El país requiere profesionales capaces de adaptarse a los rápidos cambios tecnológicos, en medio de los cuales se desarrolla la vida actual, dijo.

Detalló que se requieren profesionales con un alto grado de formación humanista, sensibles a la realidad de su país y capaces de brindar una atención integral.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Brasil quiere cambios y Lula convenció a la mayoría de que él es una opción segura. Lula tampoco cuenta con mayoría en ninguna de

Con una cifra millonaria fue condenada de nuevo la tabacalera Philip Morris por no incluir en su campaña publicitaria la advertencia sobre los efectos

La necesidad de invertir más en desarrollo humano es una de las advertencias que señala el VII Informe Estado de la Nación. Las principales

La reciente renuncia del Ministro de Justicia, José Miguel Villalobos, pareciera que fortaleció a los tradicionales cuadros económicos de gobierno y provocó una mayor

Edificaciones con un valor patrimonial que reciben un mantenimiento adecuado por parte de sus dueños, fueron premiadas con el fin estimular la importancia de

América Latina vive un proceso de revitalización electoral y nuevos movimientos sociales. Protestas populares se extienden en varios países latinoamericanos.Son demasiados signos

Se llama Guita Schyfter. Nació en Costa Rica, pero se fue a vivir a México, donde hizo documentales hasta que se atrevió con "Novia

En este mes de octubre, se cumplen cuarenta años de la crisis de los misiles en Cuba. Fue la última terrible ocasión en que
Semanario Universidad