Jaime Gamboa, músico del grupo Malpaís: “No nos vamos a dejar vencer”

Tras la repentina muerte del director y vocalista de la agrupación “Malpaís”, Fidel Gamboa, el pasado 28 de agosto, la agrupación decidió continuar

Tras la repentina muerte del director y vocalista de la agrupación
“Malpaís”, Fidel Gamboa, el pasado 28 de agosto, la agrupación decidió continuar su trabajo bajo otro nombre y en una nueva dirección.

Sin embargo, el grupo tocará bajo el nombre “Malpaís” una última vez el 18 de noviembre, para rendir honor a su líder y despedirse del público que durante once años cantó sus canciones.

UNIVERSIDAD conversó con Jaime Gamboa acerca del futuro de Malpaís, los nuevos proyectos y la continuación del legado musical de su hermano.

 

Jaime, tras la muerte de Fidel no ha habido indicios de cuál será el futuro de “Malpaís”. ¿Qué va a pasar con el proyecto?

‒Ha sido muy difícil definirlo. Pocos días después nos reunimos todos y manifestamos la sensación de querer seguir tocando juntos, pero una cosa es el deseo y otra la posibilidad de hacerlo realidad. Aunque Fidel componía mucho conmigo, aunque yo maneje el asunto de las letras y pueda trabajar con otros músicos, la presencia de Fidel iba mucho más allá de eso: era el líder en muchos sentidos, la personalidad que amalgamaba muchas cosas del grupo y, desde el punto de vista musical, era cantante, guitarrista, arreglista, compositor y director, que no es poco en un grupo con tantas personalidades particulares. Dirigir ese rebaño rebelde es una cosa que no cualquiera puede hacer. Ahí el tema del liderazgo se vuelve muy importante.

Las semanas han pasado y nosotros seguimos teniendo la idea, el deseo, la voluntad de seguir tocando juntos. Cómo vayamos a hacer ese deseo realidad es algo que todavía no sabemos, las cosas tienen que irse acomodando.

¿Lo que usted dice de seguir tocando juntos implica seguir con el proyecto “Malpaís”?

‒Bueno, hablando de “Malpaís” como tal, tiene que ver con el nombre del grupo y todo lo demás. En ese punto, después de no poca discusión interna dentro de cada uno, creemos que lo más lógico es dejar el nombre atrás, con Fidel, porque no podríamos subirnos a un escenario con otro cantante y decir que eso es “Malpaís”, nada más no podríamos.

La última y única vez que lo vamos a hacer es para rendirle un homenaje a él, que es lo que vamos a hacer a mediados de noviembre en el Estadio Nacional. Pero como grupo y bajo el nombre “Malpaís”, el grupo deja de existir el 18 de noviembre de este año.

Cuando falleció Fidel había proyectos encaminados. ¿Qué va a pasar con estos proyectos?

‒Bueno, continúan. Para el mismo día del concierto esperamos ya tener listo un disco con las últimas canciones que hicimos. Hay canciones que habían estado saliendo antes y poco después de lo de Fidel, como la que hicimos para el ICE que también es para el grupo. Además, hay dos joyitas que nos dejó Fidel en el estudio y que no sabíamos que existían hasta el lunes siguiente a su muerte y que quedaron listas, con la voz arreglada y demás. A él le gustaba hacer eso, sorprendernos con una canción ya lista. Entonces nos pusimos a grabar los demás instrumentos y en eso estamos. Se suman un par de canciones que no quedaron nunca en un disco, pero estaban siempre circulando, y cosas por el estilo.

Los proyectos ahora son hacer el concierto, sacar el disco y seguir trabajando, porque aun hay mucho que podemos hacer con la música que nos dejó Fidel. Dejó mucha música instrumental sin grabar o mal grabada.

¿Entonces sí van a seguir sacando discos como “Malpaís”?

‒Sí, el “Malpaís” que está ligado a la historia de la canción costarricense va a seguir existiendo e incluso sí, podemos seguir sacando discos. Lo que no puede existir ya es el grupo para tocar en vivo como tal, con nuestras canciones. Sin Fidel no se puede y no queremos. Hay gente que nos dice, que hagamos un casting y qué se yo, pero el asunto es que no estamos buscando un cantante.

Había otros asuntos, más propios de Fidel, de promover a otra gente en el arte. ¿Hay alguien que pueda o se atreva a asumir al menos parte de esa labor que él realizaba?

‒Esa parte no tiene cómo reponerse, no hay quien lo haga. Desgraciadamente, yo abandoné la música por las letras hace mucho y me quedé como músico ejecutante, por lo que no puedo continuar ese camino. Ahí queda un vacío.

Lo que si queda es la semilla, una nueva luz que entra por un montón de lados, pues hay muchos arreglistas y compositores jóvenes que se criaron, que aprendieron a sentir la música, el arreglo musical y el amarre de una composición oyendo lo que hacía Fidel y yo creo que ahí vamos a ver los frutos, ya los estamos viendo.

Creo que el futuro de la canción en Costa Rica le va a deber mucho, ya le debe mucho. Ahora ya no le toca a él, le toca a la gente joven que viene atrás con mucha formación, con más oportunidades de las que tuvimos nosotros, que tendrán que continuar y mejorar aun más la composición, el arreglo y esa generosidad de compartir la música con los demás, que quizás es el legado más grande, la actitud de estar entregando música constantemente.

Y, ¿qué va a pasar con toda la música que Fidel dejó? ¿Están dispuestos a rescatarla?

‒Sí. La materialización de todo eso nos va a tomar años, pero estamos comprometidos a hacerlo. Ya empezamos a hacer cosas, Tapado Vargas y otros músicos ya están en la tarea de buscar la música, editarla, convertirla en partituras. Le vamos a dar continuidad, no sé bien cómo, porque apenas estamos como pasando la sacudida y aterrizando; pero creo que el 2012 nos va a poner a recuperar, organizar y publicar, ya sea en libros o en discos, toda la obra de mi hermano que quedó dispersa.

¿Cómo ve al grupo de gente que fue “Malpaís” en un tiempo?

‒Nos veo tocando juntos, tratando de hacer cosas diferentes, un poco buscando qué rumbo tomar. Nos veo metidos en un estudio buscando nuevas rutas, ensayando, probando cosas nuevas, que fue lo que siempre hicimos. En ese mismo intento, fue que “Malpaís” fue cambiando, metiendo nuevos músicos. Así los veo, en el rol de encerrarnos y probar, pero en un proyecto con otros aires y de seguro, con otro nombre.

Jaime, ¿cómo despojarse de la identidad tan fuerte que le dio Fidel al grupo, ya que era no solo la voz, sino una buena parte del corazón de “Malpaís”?

‒Sí, de hecho lo era. Pero yo creo que vamos a despojarnos de eso por una necesidad. Nosotros vivimos del escenario, en el buen sentido, no económicamente, sino que profundamente extrañamos estar en el escenario, con la gente, tocar.

Entonces, si vamos a lograr desprendernos de esto y emprender un nuevo camino, va a ser por necesidad. No creo que nadie pueda trazar la ruta, sino que creo que va a ser muy espontáneo, simplemente eso que somos se va a llevar al escenario. Por necesidad, por amor al escenario y a ese legado.

No nos vamos a dejar vencer, no es lo que Fidel hubiera querido, que dejáramos de vernos, de tocar juntos.


 

Malpaís se despide con homenaje a Fidel

El último concierto de Malpaís será la noche del viernes 18 de noviembre, cuando la agrupación presentará su más reciente producción, con temas inéditos.

Los músicos integrantes de la banda, junto a muchísimos invitados especiales, utilizarán como escenario el Estadio Nacional para brindar un gran concierto en memoria de su líder, Fidel Gamboa, fallecido el pasado el 28 de agosto.
Su hermano y músico del grupo -Jaime Gamboa-, explicó que a partir de ese momento  la agrupación no volverá a presentarse bajo el nombre de Malpaís, pues han decidido dejar ese nombre atrás y tocar una última vez en su nombre.
Por lo tanto, este concierto es también la forma en que Malpaís se despide de su público, que durante once años coreó sus canciones, compró sus discos y asistió a sus conciertos.
Esa noche, además de los integrantes de Malpaís, participarán voces y talentos nacionales e internacionales, que se unirán para realizar “un tributo a la altura de Fidel”.
Así, la Orquesta Filarmónica Nacional, bajo la dirección de Marvin Araya, acompañará al grupo en un recorrido de más de dos horas por sus canciones más conocidas.
Subirán también al escenario Pato Barraza, Bernardo Quesada, Humberto Vargas, Adrián Goizueta, María Pretiz, Arnoldo Castillo, Master Key y el nicaragüense Perrozompopo, entre otros, que interpretarán las canciones y melodías compuestas o escritas por Fidel.
Adicionalmente, el concierto servirá para lanzar el disco que recoge las últimas canciones compuestas por el fallecido músico, algunas incluso desconocidas por sus compañeros hasta después de su muerte y otras canciones no publicadas hasta ahora.

La organización asegura que los precios de las entradas serán populares y estarán a la venta muy pronto. Asimismo, Jaime Gamboa indicó que este concierto será muy especial, pues todos los músicos y gran parte del personal técnico donarán su trabajo, con el propósito de que todas las ganancias recibidas sean destinadas a apoyar a la familia de quien fue vocalista del grupo. El mismo destino tendrán todos los ingresos que genere la venta del disco.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La promesa de una velada inolvidable. Los pasados sábado 17 y domingo 18, ambos del mes de setiembre, el Teatro Melico Salazar fue dispuesto

Si en cada oportunidad que el Ministro de Hacienda de turno presenta a la Asamblea Legislativa el presupuesto general de La República, para su

Con la destitución la semana pasada del vicerrector de Investigación, Henning Jensen, por parte de la rectora de la Universidad de Costa Rica (UCR),

En la demanda presentada contra Nicaragua ante la Corte Internacional de La Haya, el gobierno costarricense denunció el impacto del dragado del río San

Resulta patético ver el estado en que se encuentra la «democracia».La palabra viene del griego δημοκρατία, dēmos: del pueblo, + -kratia: poder. El poder

La relación paterna se construye desde antes del embarazo, desarrollando sentimientos de protección, cuido y también la capacidad de incentivar el desarrollo independiente a

En el año 1995, Nicholas Negroponte publicó el libro Ser Digital (Being Digital). Lo leí ese mismo año, y debo confesar que me fue

“La lengua es nuestro ejército: la conquista de la nación italiana ha comenzado con Dante, Petrarca y Boccaccio”.La semana de hecho se extiende a
Semanario Universidad