Un choque eléctrico

Los cuartos de final del Mundial de Fútbol presentan una final anticipada entre Brasil e Inglaterra, mientras Alemania se regocija.Ronaldo, el mejor goleador del

Los cuartos de final del Mundial de Fútbol presentan una final anticipada entre Brasil e Inglaterra, mientras Alemania se regocija.

Ronaldo, el mejor goleador del Mundial para Brasil, espera anotarle a Inglaterra y superar el duelo que lleva con el alemán Miroslav Klose.

El loco Mundial que dejó eliminado en la primera ronda a las dos selecciones favoritas, Francia, defensora del título y Argentina, fuerte candidata a la corona, vio partir luego a la «generación de oro» de Portugal, presenció el fracaso de dos selecciones africanas que sorprendieron en torneos anteriores: Nigeria y Camerún.

Ya en los octavos de final, fue devuelta a casa la tricampeona del orbe, la mezquina Italia.

Se fue desgranando la mazorca y se acomodaron los equipos en la llave de juegos hasta que se amarraron los cuartos de final, con la grata sorpresa que significó ver metido en esa instancia al alegre conjunto de Senegal, la gran diversión de la Copa, e igual, poder aplaudir la clasificación de una de las anfitrionas, Corea del Sur, victimaria de los italianos, mientras que Japón, por el otro sector, se quedaba en el camino ante el poder físico de los turcos.

Alemania, potencia del mundo, dijo presente desde su primer partido, cuando cargó de goles a Arabia Saudita (8-0) y accedió a la antesala de las semifinales donde se medirá con Estados Unidos, otra de las sorpresas del torneo, sobre todo después de hincar sin apelaciones al que se presumía favorito, México.

Otra selección fuerte y siempre candidata a posiciones de vanguardia -que pocas veces logra-, es España, invicta en su grupo y ubicada en los cuartos de final gracias a su portero Iker Casillas, que se dedicó con sumo placer a atajarle remates de penal a los irlandeses.

Toca ahora a la «furia roja» detener a la «marea roja» coreana, duelo de alto voltaje que ya padeció Italia ante la multitud anfitriona que ruge y no deja de apoyar y también, habrá que ver si la admirada Senegal, que se echó en el bolsillo con su fútbol picante a los analistas de todo el universo, que puede hacer ante esta Turquía que después de sobrepasar el grupo en que estaba Costa Rica, se rearmó para hacerle frente a los azules de Japón a quienes liquidó con un simple remate de cabeza de Umit Davala a saque de esquina.

Pero, este entorno que rodea los cuartos de final del Mundial de Fútbol, se paraliza ante el choque máximo de la instancia, que enfrentará en una final adelantada a Brasil, tetracampeona del mundo, contra Inglaterra, monarca del orbe en su país en 1966.

El que siga adelante de este juego, el más trascendental hasta ahora del Mundial asiático, enfrentará al vencedor del duelo entre Senegal y Turquía, lo que dicta en apariencia una semifinal muy favorable para brasileños e ingleses y por el otro lado de la llave, si los tanques germanos se deshacen de la escuadra estadounidense, se las verían contra el ganador de España y Corea. De ahí que miles predicen una gran final entre el vencedor del duelo Inglaterra-Brasil, contra Alemania.

ASTROS A ESCENA

El Mundial enciende motores quizá demasiado tarde y el estadio de Shizuoka, sede del Brasil-Inglaterra, será el escenario donde un póquer de estrellas soñado tendrán la posibilidad de deleitarse en un mismo partido.

La pareja británica formada por David Beckham y Michael Owen y el dúo brasileño Ronaldo Luis Nazario y Vitor Borba Rivaldo y ya los comentaristas lanzan vaticinios afirmando que Beckham puede ser a Rivaldo lo que Owen a Ronaldo, aunque salvando las diferencias.

El centrocampista del Manchester United es creativo, tiene un buen toque de balón y es el futbolista que mejor centra en el mundo.

Rivaldo también tiene mucha clase con el balón y, como Beckham, es un experto lanzador de tiros directos, pero la diferencia está en que tiene más llegada a puerta.

Beckham y Rivaldo tienen historias paralelas esta temporada, porque sufrieron lesiones severas en los últimos meses. El inglés estuvo siete semanas de baja a causa de una fractura en el tobillo, que lo puso en el Mundial un poco justo de forma. Eso mismo le pasó a Rivaldo, que vivió su peor temporada desde que es profesional, con múltiples lesiones  desde la pretemporada.

Rivaldo tuvo problemas en una rodilla y recién cumplidos los treinta años, el brasileño ha firmado actuaciones más que discretas, producto de sus múltiples lesiones.

Sin embargo y para colmar la felicidad de la «torcida» brasileña, con poca acción en la temporada en su club, Barcelona, Rivaldo volvió a ver el sol con el inicio del Mundial, con cuatro goles en cuatro partidos, que lo revalorizaron en la bolsa futbolística, aunque su futuro sigue el aire. ¿Continuará en el Barcelona o acabará fichando por el Lazio?

Pero, sigamos con el cuarteto de estrellas que le darán brillo al gran choque de los cuartos de final de la Copa del Mundo.

Owen estuvo mejor que Ronaldo esta temporada, favorecida la comparación porque el brasileño apenas sale de una grave lesión. El interista, considerado mejor futbolista del mundo en 1996 y 1997, regresó a los terrenos de juego a finales de marzo después de tres meses de inactividad.

Con Brasil, Ronaldo suma seis goles en ocho encuentros y con los cinco marcados en el presente Mundial tiene los mismos tantos que Miroslav Klose al frente de la tabla de goleadores.

Ronaldo, un delantero muy explosivo, está a buen nivel, pero tal vez le falta la punta de velocidad que le caracterizó siempre y le catapultó a lo más alto del panorama mundial.

Lo que a Owen le sobra es velocidad. La velocidad con la que ejecuta sus acciones le permiten afrontar las jugadas de uno contra uno siempre con ventajas.

En el Mundial, estuvo tres partidos sin marcar, pero contra Dinamarca sumó su primer tanto y una vez abierta la caja de los truenos, todos esperan lo mejor de Owen.

Owen y Ronaldo, Beckham y Rivaldo, los cuatro serán los protagonistas el viernes 21 del partido en la pizarra, más relevante de cuartos de final, un Inglaterra-Brasil, el cuarto en la historia de la Copa del Mundo que jugarán.

MILES CON SENEGAL

El cuadro de la llave está armado; la atención está puesta en primer lugar en tres tradicionales: Brasil, Alemania e Inglaterra; en un segundo piso se ubica España y llevamos cuatro pero, como no hay quinto malo, los ojos y la admiración del Mundo está con Senegal y son millones de millones de amantes del balompié, los que quieren ver al equipo de Camara, Papa Diop, Sylva, Cisse, Faye, Coly y Diof alzando la corona.

Los otros tres invitados a la antesala de las semifinales, Corea del Sur, Turquía y los Estados Unidos, solo esperan la ocasión de hacer en este Mundial, un final mucho más sorprendente y se aprestan para dar nuevos zarpazos.

El Mundial más loco de los últimos años, espera confiado, nuevas locuras.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

No se trata de la tonada salsera  de Willy Colón. No. Simplemente son hechos ocurridos en el campeonato mundial de fútbol, próximo a bajar

Casi inadvertido por las autoridades eclesiales y políticas, el 50 aniversario de la muerte de Monseñor Víctor Manuel Sanabria, segundo arzobispo de San José,

La falta de recursos para atender a la niñez y la adolescencia atenta contra el respeto a los derechos de esta población.Para quienes desertan

Desde que asumió la presidencia, George W. Bush ha planteado una política exterior guerrerista; luego de los atentados del 11 de septiembre, el discurso

Medio siglo después de su creación, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (LANAMME), de la Universidad de Costa Rica, se enfrenta con

Una investigación  de Luis Acosta Arce, de la Universidad de Costa Rica, fue premiada como el "Mejor trabajo técnico en Musáceas".Luis Acosta tiene 35

Las selecciones de Francia, Argentina, Uruguay, Nigeria, Camerún, Polonia, Arabia Saudita y Ecuador, tuvieron resultados decepcionantes en el Mundial 2002.Sigue llorando Argentina. Sebastián Verón

Al cubano trataron vanamente de ensuciarlo con su inmundicia los delincuentes de Winnipeg, sede de los XII Juegos Panamericanos, al pretender mostrarlo como drogadicto.
Semanario Universidad