Red Avanzada en informática busca fortalecerse en universidades

A 8 años de su creación en Costa Rica, la red de la Cooperación Latinoamericana de Redes Avanzadas –CLARA, como se le conoce- busca

A 8 años de su creación en Costa Rica, la red de la Cooperación Latinoamericana de Redes Avanzadas –CLARA, como se le conoce- busca superar la inercia, producto de la falta de información y acuerdo entre las partes involucradas en su establecimiento.

Este proyecto del Consejo Nacional de Rectores (CONARE) –que agrupa a las universidades estatales‒ busca establecer una conexión de red exclusiva para el intercambio de datos académicos en áreas de interés del sector de público, para favorecer la cooperación entre el Estado y las universidades públicas.

A mayor escala, esta “segunda Internet” busca mantener en el ámbito regional un intercambio fluido de indicadores y proyectos en línea, para el trabajo conjunto entre los 16 países que comparten conexión (no se encuentran adscritos aún Honduras, Nicaragua ni Cuba).

 

El Colaboratorio Nacional de Computación Avanzada del Centro Nacional de AltaTecnología (CNCA-CeNAT), junto al CONARE, se ha encargado de la organización y planificación del desarrollo de esta herramienta y su penetración en etapas a los distintas esferas que piensa abarcar (academia en primera instancia y, eventualmente, Gobierno e industria).

El director de esta instancia, Álvaro de la Ossa, explicó que mientras que el uso de esta red avanzada no difiere del concepto de la red comercial Internet, el cableado independiente y la cantidad limitada de usuarios permite una mayor velocidad para compartir información científica y datos pesados entre los organismos involucrados.

Actualmente, el CONARE paga anualmente un ancho de banda de 155 megabits por segundo (mbps) -con financiamiento del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES)-, para la conexión de la Universidad de Costa Rica, Universidad Nacional, Universidad Estatal a Distancia y el Instituto Tecnológico de Costa Rica.

El académico expresó que para aprovechar este recurso es necesario que los países e instituciones miembros entiendan que la información manejada en la Red Avanzada es para uso colectivo y desinteresado de la comunidad que sea usuaria.

“La red no es un recurso físico. No es la fibra óptica con la velocidad que los rectores pagan. Eso es solamente un instrumento para conectarme con otras personas. De nada nos sirve la red, si no tenemos hábitos o estamos dispuestos a desarrollar hábitos de colaboración”, aclaró.

La RedCONARE cuenta a la fecha con cuatro proyectos para mejorar el uso cooperativo de la misma, entre los cuales se  encuentra uno de la comunidad Latin IDE (Infraestructura de Datos Espaciales) para gestionar información geográfica regional entre distintos países de Latinoamérica.

PROBLEMAS DE PERSONAL Y PLATAFORMAS

De la Ossa señala como debilidades en la penetración y permanencia de esta red, la falta de personal con que cuenta el proyecto para planificación y promoción, además de falta de consenso a la hora de manejar las conexiones establecidas por el CONARE.

Aseguró que mientras que el Colaboratorio Nacional de Computación Avanzada tiene la responsabilidad de coordinar la ejecución de la red, son las universidades quienes deben velar por su uso y por la creación de proyectos para expandir la red.

Según de la Ossa, la Universidad Nacional es el centro que mejor ha organizado la búsqueda de estos proyectos y que para octubre se lanzará CLARA para los investigadores que se hayan involucrado activamente en redes informáticas.

A la fecha, entre las universidades públicas se han repartido los 155 megabits de velocidad;  sin embargo, cada institución ha debido distribuir por su parte las conexiones de la manera que le parezca conveniente.

El académico explicó que mientras la solución ideal sería la integración de Internet y RedCONARE para su uso simultáneo e indiferenciado, este proceso es sumamente difícil y costoso, así que las administraciones respectivas deberían optar por un “enrutamiento inteligente”.

Hasta el momento, dicha solución ha sido adoptada por los responsables del proyecto nombrados en cada uno de los centros de educación superior, excepto en la Universidad de Costa Rica, donde la coordinación entre el Vicerrector de Investigación (responsable del proyecto) y el Director del Centro de Informática no ha favorecido la resolución de esta discusión sobre plataformas de la red.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El barco que transporta las primeras 981 piezas precolombinas costarricenses de la llamada “colección Keith” llegarán hoy al puerto de Moín, según informó este

Hace como una semana soñé que caminaba por las calles de un San José etérico residencial. Me acompañaba un amigo vampiro (de los amistosos).

Expertos del Programa de Agricultura Orgánica del Instituto de Investigaciones Agrícolas (IIA) de la Universidad de Costa Rica (UCR) lograron depurar una nueva técnica

375 atletas de 32 países competirán entre el 4 y 11 de octubre próximo en el Campeonato Mundial de Rafting 2011 que se realizará

La manifestación de un grupo de entre 50 y 70 estudiantes y docentes, el pasado viernes 9 de setiembre en las oficinas de la

A Fidel Gamboa, in memóriam.En el programa “Desayunos Universitarios” bajo la conducción de los profesores Manuel Bolaños y Ana Elena Badilla, en una amena

El nuevo entrenador de Costa Rica, el colombiano Jorge Luis Pinto, arrancó la primera semana de trabajo al frente del seleccionado mayor de fútbol

Una discapacidad auditiva que enfrenta el productor audiovisual Marcos Machado y un padecimiento congénito que tiene el director Daniel Ross son la fuente de
Semanario Universidad