UCR capacitará a población Listo el primer colegio de Chirripó

Robert Kelly entregó a la comunidad cabécar su primer colegio y un puesto de salud. Meses de trabajo intenso, de lluvias, barro y largas

Robert Kelly entregó a la comunidad cabécar su primer colegio y un puesto de salud.

Meses de trabajo intenso, de lluvias, barro y largas caminatas terminaron para el canadiense Robert Kelly con la  entrega del primer colegio y un puesto de salud para la comunidad Cabécar de la Reserva Indígena Chirripó.

En un emotivo acto realizado el 22 de octubre en las propias instalaciones del colegio, en la localidad de Roca Quemada, Kelly dio por inaugurado el complejo médico y educativo en memoria de Shirley Hellen Kelly, su esposa fallecida hace 6 años; en presencia de autoridades de gobierno y la comunidad Cabécar.

Luego del deceso de su esposa Shirley, Robert decidió construir centros educativos con su fortuna personal, en lugares donde nunca hubiesen existido, para honrar su memoria; por lo que primero intentó levantar dos escuelas para mujeres en Afganistán entre el 2001 y 2000, pero el conflicto armado en aquella región no le permitió culminar su obra.

Fue entonces cuando llegó a Costa Rica en busca de la gente más pobre del país, y para ubicarla recurrió al Defensor de los Habitantes, José Manuel Echandi, quien lo llevó hasta la población cabécar de Chirripó, la más numerosa y aislada del país.

Allí, Kelly se dio cuenta que esta comunidad no sólo requería de un colegio, sino también de un puesto de salud que facilitara al equipo médico de Grano de Oro de Turrialba permanecer por más tiempo dentro de la Reserva y atender en menos tiempo las necesidades del lugar.

UNIVERSIDAD visitó Chirripó en julio (edición 1584), para conocer a Robert Kelly, su obra y su historia, además de develar la situación de olvido en que viven los cabécares. En aquella oportunidad las estructuras se encontraban bastante incompletas, aún sin paredes ni pintura.

Ahora existe un puesto de salud debidamente equipado y pintado, con un consultorio, despacho de recetas, un refrigerador que permite la conservación de los medicamentos; un colegio dotado de pupitres, una cocina y una bodega; todo pintado de azul y verde, y con paneles solares para obtener energía eléctrica. Además, Robert dio la agradable sorpresa de haber pintado también la escuela existente y completado el aula de preescolar que no tenía paredes.

INAGURACION SENTIMENTAL

Para el acto inaugural se hicieron presentes la Ministra de Salud, María del Rocío Sáenz, la Viceministra administrativa de Educación, Marlen Gómez, el gerente del IMAS, Rodrigo Alberto Campos, el Defensor de los Habitantes, José Manuel Echandi y como invitado especial el Defensor del Pueblo de Panamá, Juan Antonio Tejada Espino.

Como el acceso terrestre a Roca Quemada sólo es posible en una larga caminata de más de 4 horas, para esta ocasión se dispuso de tres helicópteros en los cuales invitados y prensa fueron ingresando poco a poco.

Con Robert, asistieron sus hijos provenientes de Canadá, además de su actual esposa, la Embajadora del Reino Unido en Costa Rica, Georgina Buttler, y representantes de la Standard Fruit Company, quienes donaron todo el transporte aéreo.

Marlen Gómez, señaló que el nuevo colegio funcionará bajo la modalidad de Tele secundaria y todo está listo para que se inicien las clases a partir del 2005., con lo cual se abre la posibilidad de formar los primeros docentes de procedencia cabécar o bien que sus estudiantes puedan ingresar a  la educación superior.

Sáenz, calificó de impresionante el trabajo de Kelly y de la misma comunidad Cabécar para buscar una mejora significativa en las condiciones de salud, de las cuales se manejan estadísticas muy preocupantes en cuanto al padecimiento de infecciones respiratorias, desnutrición, anemia y más recientemente hay un incremento en los accidentes con objetos punzo cortantes, como machetes y cuchillos.

Precisamente al lugar llegaron una mujer con su hijo, quien cayó al suelo y se incrustó un machete que se encontraba en el piso, lo que le casó un larga herida a un costado de la cabeza. También se presentaron al lugar dos jóvenes con su padre, a quien transportaban en una especie de hamaca, indicaron a los médicos que el anciano tenía cerca de un año de padecer una tos muy severa y sangrados en sus flemas.

Tanto la Viceministra de Educación como la Ministra de Salud, destacaron la importancia del proyecto de Kelly y ratificaron el apoyo gubernamental a este tipo de iniciativas, las cuales califican como «un paso más» en la lucha por el bienestar de las poblaciones indígenas.

Robert Kelly, manifestó su profundo agradecimiento a todas las personas e instituciones que colaboraron con la construcción del complejo, como el Ministerio de Educación que aportó los pupitres, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la empresa HB Fuller que donó la pintura para las instalaciones, a la asociación de empleados de la Junta de Protección Social de San José que donó un VHS, y sobre todo agradeció a la Defensoría de los Habitantes y al equipo médico de Grano de Oro, principalmente al joven doctor Guillermo Cubillo.

Kelly también agradeció a don Moisés Obando, indígena Cabécar que facilitó el terreno para la construcción del complejo a la vez que entregaba a la comunidad la obra terminada. «Esto es de ustedes, que trabajaron duro, y aquí quedará a su entera disposición para que le den el uso que crean conveniente. Felicito a los Cabécar y en especial a las mujeres Cabécar, porque gracias a su trabajo, sus hijos van a ser atendidos más rápido por los médicos y podrán seguir estudiando.» expresó Kelly.

El canadiense también anunció que se coordina con la Vicerrectoría de Acción Social de la Universidad de Costa Rica (UCR), para iniciar una serie de capacitaciones a la población adulta cabécar, a fin de que puedan desempeñar nuevos oficios y además busquen nuevas opciones para enriquecer su dieta y tratar de contrarrestar los problemas de salud producto de la desnutrición.

Tanto los hijos, como la esposa de Robert no pudieron esconder la emoción y el orgullo que les produce la finalización de esta obra. «Hay hombres que dicen las cosas pero no hacen nada, hay otros pocos como Robert que simplemente hacen lo que dicen, y yo estoy orgullosa de haberme casado con uno de esos hombres», manifestó Georgina Buttler.

El presidente de la Asociación de Desarrollo de la Reserva Indígena Chirripó, Aurelio Salazar agradeció a Robert Kelly por su interés en mejorar las condiciones de vida de los Cabécar, y aprovechó la oportunidad para llamar la atención al Estado, por las condiciones de abandono en que se encuentra esta población.

Salazar entregó una carta dirigida al ministro de Educación, Manuel Antonio Bolaños, así como encargó que se entregara otra carta al Ministro de Obras Públicas y Transportes, Ovidio Pacheco pues ya hace dos años existe un proyecto para habilitar el camino que lleva a la reserva para que puedan ingresar vehículos, pero según el dirigente no se ha hecho nada al respecto.

Tanto Robert Kelly, como José Manuel Echandi indicaron que este no es el final y en los próximos meses se estarían vinculando en un nuevo proyecto que beneficie a quienes más lo necesitan.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

"La adicción del público y del fisco a gastar por encima de sus medios y la virtual desaparición del ahorro interno, han hecho del

Robert Kelly entregó a la comunidad cabécar su primer colegio y un puesto de salud. Meses de trabajo intenso, de lluvias, barro y largas

Es un hecho que nació en el campo, aunque suene extraño; también parece ser cierto que a veces se marchaba de Londres, durante

La modernización del puerto de Caldera tendrá que esperar ante las objeciones de la Contraloría General. Tres de las cuatro concesiones otorgadas para el

Nada mejor para caracterizar las funciones que ofreció el Ballet Ruso de San José entre el 22 y el 24 de octubre en el

En su cuarto y último viaje al Nuevo Mundo, Cristóbal Colón llegó a una costa exuberante llamada Cariari. Ahora se denomina Limón, provincia atlántica

La estrategia de John Kerry busca arremeter contra los débiles resultados económicos de la actual administración. La respuesta parece obvia. Nadie discute la importancia

Escribo desde esta otra costa, la del litoral dálmata, árida y áspera, tan diferente de la limonense nuestra, rebosante de verdor caribeño. Atrás quedó
Semanario Universidad