La hora de celebrar a Chopin

Tres pianistas juntarán su talento este viernes 28 de mayo en un concierto que celebrará la vida y obra de Fryderyk Chopin, quien “divide

Hace cien años nació el genial pianista y compositor polaco, la Escuela de Artes Musicales lo homenajea con ciclo de conciertos.

Tres pianistas juntarán su talento este viernes 28 de mayo en un concierto que celebrará la vida y obra de Fryderyk Chopin, quien “divide la historia del piano, pues cambió la manera de concebir la música para este instrumento”.

Así lo explicó Manuel Matarrita, quien junto a sus colegas pianistas Juan Pablo Andrade y Walter Morales ofrecerán al público un recital conjunto en el que interpretarán 14 valses del compositor polaco.

Este concierto se enmarca en la Temporada Chopin, que desde marzo inició la Escuela de Artes Musicales de la UCR para celebrar el centenario del nacimiento de este compositor, quien vino al mundo  en 1810.
Matarrita, quien es el coordinador general de la Temporada, expresó que Chopin se preocupó por ahondar en las posibilidades del instrumento como tal. “Exploró el instrumento a nivel anatómico, con el trabajo de las manos, y así empezó la era del virtuosismo. Como compositor, cada nota suya está justificada artística y conceptualmente”, indicó el pianista.

LLEGAR AL ALMA

Matarrita destacó que la Escuela de Artes Musicales ya ha festejado a otros compositores como Joseph Haydn o Felix Mendelsohn, pero celebró que en el caso de Chopin, “el 98% de sus composiciones son para piano, lo cual significa que es ideal para hacer un festival con varios pianistas”. Adelantó que el año entrante se celebrará a Franz Liszt y en el 2012 a Claude Debussy.
“Chopin le puede tocar el alma a uno, pues su música sale de su alma, no hay nada superfluo, y por eso para los pianistas interpretarlo es sentirnos como en casa”, manifestó.
Sobre la música de Chopin, Matarrita consideró que en su mayor parte es “melancólica, se nota la influencia de las vicisitudes de su vida”.
Matarrita también destacó que es la primera vez que una celebración de este tipo incluye conciertos fuera del campus de la UCR. Él mismo ofrecerá un recital denominado Homenaje a Chopin, que incluye tanto obras del compositor polaco como piezas que fueron compuestas por otros compositores, como Liszt, o Piotr Tchaikovksy en memoria del genial polaco.
En ese recital participarán el guitarrista David Coto y el flautista Gabriel Goñi y se realizará  el jueves 27 de mayo a las 7 p.m. en la Escuela del SINEM de Desamparados, el sábado 29 de mayo a las 10 a.m. en la Etapa Básica de Musica de la Sede del Atlántico de la UCR y el domingo 30 de mayo a las 4 p.m. en el Salón de Sesiones de la Municipalidad de Cartago.
En los conciertos de Desamparados y Cartago no estarán presentes Coto ni Goñi, pero sí participarán el martes 1 de junio a las 7 p.m. en el aula 107 de la Escuela de Artes Musicales.
Por su parte, el pianista Juan Pablo Andrade ofrecerá una serie de recitales exclusivamente con obras de Chopin. El primero de ellos será el jueves 3 de junio a las 5 p.m. en el Foyer del Teatro Nacional.  Ocho días después se presentará a las 7 p.m. en la misma aula 107. También tocará el viernes 11 de junio a las 7 p.m. en la Biblioteca Isaac Felipe Azofeifa, en Santo Domingo de Heredia.
Las actividades conmemorativas continuarán en los siguientes meses. Para mayor información se puede escribir a [email protected]


Notable pianista

Fryderyk Franciszek Chopin fue un notable ejecutante del piano, compositor y profesor de música. Nació el 1 de marzo de 1810, en una aldea del entonces Ducado de Varsovia.
De acuerdo al sitio Chopin.pl, dedicado al legado del compositor y pianista, a los pocos meses de nacido su familia se mudó a la ciudad de Varsovia y a los siete años de edad compuso sus primeras dos Polonesas, se trata de una forma musical caracterísitica de ese país y a la que éste pianista dio gran difusión.
Aún joven, mientras cursaba el liceo, mostró interés por la música folclórica y las tradiciones de su país, pasó varios veranos en una localidad rural, donde participó en bodas de campesinos, festivales de cosecha y tocó con los músicos locales.
En 1826 ingresó a la Escuela de Música de Varsovia y tres años después viajó a Viena, Austria, donde realizó dos conciertos que le valieron una buena acogida de parte del público vienés y fue considerado un “genio del piano”, según la misma fuente.
Así, el músico escogió esa ciudad para desarrollar su carrera y en octubre de 1830 ofreció un concierto de despedida en el Teatro Nacional de Varsovia. Poco después de partir se desató una rebelión importante en su querida Varsovia contra el poder ruso, pues por entonces el Zar de ese país ostentaba el trono de Polonia.
El pianista decidió quedarse en Viena y ocho  meses más tarde la noticia de que la llamada Rebelión de Noviembre había sido aplastada y de la reconquiesta de los rusos sobre Varsovia, generó en Chopin una crisis nerviosa.
En 1831 se estableció en París, donde entró en contacto con líderes y artistas quienes formaban parte de un amplio exhilio polaco y donde además conoció a la novelista francesa George Sand, con quien tuvo un largo romance. Chopin y Sand pasaron juntos el invierno de 1838 en Mayorca, España, donde el clima le perjudicó y empezó a mostrar síntomas de tuberculosis. Sin embargo durante esa estancia trabajó de manera intensa en obras consideradas maestras, como la Polonesa en Do Menor.
Al año siguiente se mudó con Sand a una localidad en el centro de Francia, donde permaneció hasta 1846. Durante ese periodo escribió una de sus más célebres composiciones, la Polonesa Heróica. En 1847 la relación terminó y en abril de 1848 se mudó a Escocia, cuyo clima y una intensa agenda de conciertos deterioraron su salud. A pesar de estar muy débil y con fiebre, el 16 de noviembre de 1848 ofreció en Londres su último concierto.
Chopin murió en París, el 17 de octubre de 1849 y fue cepultado en el cementerio de Père Lachaise, donde yacen otras figuras prominentes como la bailarina Isadora Duncan, el escritor Marcel Proust y el legendario poeta y cantante Jim Morrison. 


 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En el 2003 viajé a la isla La Española para asistir al Festival Internacional de Cine que dirigía el académico Omar Narpier y que,

Durante el gobierno de Óscar Arias se firmó un acuerdo con el de Colombia, para que la DAS prestara asistencia a su contraparte costarricense,

Así quedó evidenciado en el foro “Implicaciones del proyecto de ampliación del acueducto de Sardinal”, realizado el pasado 20 de mayo en el auditorio

El uribismo –una vez que el presidente Álvaro Uribe vio rechazada por el tribunal constitucional su aspiración de presentarse por tercera vez como candidato–

Tres pianistas juntarán su talento este viernes 28 de mayo en un concierto que celebrará la vida y obra de Fryderyk Chopin, quien “divide

Por ello, sin que les estemos culpando por el desdén de las anteriores generaciones que debieron de haberles enseñado quién era ese gran costarricense,

Más allá de la discusión sobre los alcances y las limitaciones de la autonomía universitaria, los lamentables sucesos del pasado lunes 12 de abril en ...

“Tu hipócrita que te muestrashumilde ante el extranjeropero te vuelves soberbiocon tus hermanos del pueblo. Oh, Maldición de Malinche,enfermedad del presente ¿Cuándo dejarás mi tierracuándo ...
Semanario Universidad