Nietzsche y los dos espíritus

Como muchos sabios de la antigüedad, Nietzsche se entera de la existencia de dos mundos mentales opuestos, contrarios. En el camino de la sabiduría

Dos espíritus gobiernan o reinan en el espíritu o alma humana: el espíritu de pesadez y el espíritu de levedad. En el aprendizaje del conocimiento de sí  mismo la capacitación de estos espíritus es fundamental.

Como muchos sabios de la antigüedad, Nietzsche se entera de la existencia de dos mundos mentales opuestos, contrarios. En el camino de la sabiduría reconocer esto es dar un salto enorme.
     
Nietzsche afirma la existencia del espíritu o alma como lo hiciera Sócrates y  Platón, Heráclito y  Empédocles, Anaximandro y Descartes. Nietzsche no es un filósofo materialista: es un sabio espiritual. La levedad y la pesadez son expresiones espirituales, no físicas. Espirituales o mentales, si usted prefiere.
    
El controversial filósofo sueña o desea convertir al mundo en un lugar más leve, más ligero, más liviano. En efecto, en su famoso libro “Así habló Zaratustra”, en el apartado titulado “Del espíritu de pesadez”, Nietzsche llama a la tierra “La ligera”. El viejo ideal de la levedad renace otra vez en Nietzsche.

Nietzsche declara la guerra al espíritu de pesadez que se expresa en valores (axiología), alimento, costumbres. Para ejercitarse en el arte de la levedad, Nietzsche invita al hombre a danzar, a bailar, a correr, a trotar, a caminar, a sudar. El esfuerzo físico trae consigo sentimientos de levedad.
     
Por el capítulo citado del “Zaratustra” nos enteramos que el filósofo montañero ponía en práctica la conquista de la levedad. Nos enteramos que Nietzsche corría, trotaba, danzaba, bailaba, caminaba, documento biográfico de un hombre consecuente con sus  ideas: el vitalismo solo es posible si se declara la guerra al espíritu de pesadez: la pereza, la amargura, el mal carácter, el pesimismo, la impaciencia, que son gobernados por el espíritu.
     
El espíritu de pesadez nos lleva hacia abajo, el espíritu de levedad hacia arriba. Correr o trotar debe ser como flotar: las piernas deben de sentirse livianas, ligeras, leves, libres, es decir no pesadas. Estados anímicos como el orgullo, el egoísmo, el matonismo, el autoritarismo, el mal modo o carácter, la arrogancia, el odio, el sadismo, el masoquismo, son gobernados por el espíritu de pesadez.
     
La conquista de la levedad se convierte en un valor o ideal importantísimo. Para el acceso a la felicidad y la libertad, la victoria sobre el espíritu de pesadez nos garantiza la realización de tales ideales.
Dos personajes de la historia que vencieron al espíritu de pesadez: Jesús y  Laotse; por esto Jesús podía caminar sobre el agua. Kane, el personaje principal de la serie televisiva “Kung Fu”, puede caminar sobre el papel de arroz y no dañarlo ni arrugarlo por que venció al espíritu de pesadez; es la elección que quieren enseñarnos. 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Sin querer faltarle al respeto a la selección mexicana, rival de Argentina en los octavos de final del Mundial en Sudáfrica, la etapa seria

La publicidad a favor del proyecto de minería a cielo abierto de Crucitas es realizada por la empresa Eureka, propiedad del exdirectivo de la

Médicos, constructores, personas de todos los estratos pueden ser víctimas de este tipo de persecución, en nuestro país contamos con cerca de 12000 personas

De modo que la súbita unísona reaparición, en el inicio de la administración Chinchilla, de Kevin Casas y de Fernando Sánchez, algo debería significar

Esta última afirmación sí que  podría advertir que algo no está bien en el Sector de Telecomunicaciones. Efectivamente, las ventas de 3G no han

 El nuevo director del Festival Internacional de las Artes (FIA), Anselmo Navarro, buscará integrar a las artes populares en los encuentros que organice este

La Oficina de Divulgación de la Universidad de Costa Rica (UCR) promueve una nueva campaña de comunicación interna cuyo objetivo principal es que cada

Brindar servicios con un sentido solidario es una condición no negociable para el ICE y para cualquiera que participe en el mercado de la
Semanario Universidad