Política, dinero y pobreza

Es la trilogía virtuosa que, según los resultados del reciente proceso electoral en México, permitiría el retorno del  PRI al poder. También el factor

Es la trilogía virtuosa que, según los resultados del reciente proceso electoral en México, permitiría el retorno del  PRI al poder. También el factor fundamental para que don Óscar Arias Sánchez del PLN llegara a la presidencia por segunda vez en nuestro país. Ambos partidos emparentados por sus tendencias “PRI-vatizadoras”.

No nos prestemos a engaños, ni la trayectoria política y el verbo fluido del candidato Enrique Peña Nieto ni el Premio Nobel de la Paz y la “inteligencia política” de don Óscar fueron  factores decisivos para que ambos pudiesen llegar a la presidencia.

Los votos comprados con tarjetas -el dinero siempre se disfraza, para no parecerlo- para ser intercambiadas por alimentos o por alguna chuchería electrónica y el apoyo del consorcio Televisa, le depararon buena parte de los votos al candidato del PRI, que explican la diferencia del  7% con el candidato opositor Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, una campaña millonaria y  llena de promesas de bienestar para los más necesitados, que significó el apoyo de las provincias más pobres del país -Limón, Guanacaste y Puntarenas- al candidato del PLN,  hizo la diferencia del 1.12%  con el candidato  Ottón Solís del PAC, en la contienda del 2006.

Se trata de una lógica perversa que explica en buena medida la tan sonada ingobernabilidad. ¡Claro!, cómo van a gobernar bien quienes ofrecen mundos paradisiacos a los pobres, y una vez en el poder tienen que saldar las deudas contraídas con sectores poderosos e intocables.

Por eso, ahí  está  Limón esperando a Godot: el proyecto “Limón: Ciudad Puerto”. Y es que, como bien lo documentó el “Programa 7 Días”, abundaron las promesas cargadas de frases “efectistas”  de la vieja retórica politiquera, por parte de los políticos de las últimas tres administraciones, con las que alimentaron las esperanzas de los y las limonenses.

Cuando el “poderoso caballero don dinero” marca la cancha político-electoral, la democracia se devalúa hasta convertirse en un show más de la “cultura del espectáculo”. Los políticos ya no lucen el vestido de estadistas sino el maquillaje mediático de la imagen. Y la pobreza se capitaliza electoralmente con promesas falsas de  “ciudades” de ensueño y una que otra regalía que cae de la mesa: un “diariecito”, un celular, una tarjetita milagrosa…

Ha llegado la hora de ponerle límites a ese maridaje entre dinero y política, que está  convirtiendo a la democracia costarricense en  la “dictadura” de los que más tienen. Hay que devolver la dignidad a la política y a la democracia.

Para ello, es fundamental ponerle coto a la propaganda política adelantada, que utiliza burdamente el principio de la libertad de expresión, para justificar campañas mediáticas millonarias.

Si Costa Rica sigue siendo gobernada por el dinero de unos pocos, se alejan las posibilidades de construir la sociedad del siglo XXI sobre los cimientos de la solidaridad y la civilidad, y se abona el terreno aún más para la  indignación ciudadana.

Al primer poder de la república y a la institucionalidad electoral les corresponde poner manos a la obra. ¿Estamos a tiempo?

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La realidad nacional en materia de educación puede no ser halagüeña pero nada insípida para un filósofo ávido de acicatear con su crítica la

Las naciones de América Central, que aún no se reponen de la pasada crisis internacional, necesitan urgentemente una especie de alianza en materia fiscal

La “privatización del sector energético” y sus consecuencias para las poblaciones indígenas fue una de las similitudes que encontró con su país la activista

“Novo Museo Tropical” es la nueva exhibición que inauguró el pasado 21 de julio la fundación Teoretica, y tiene como punto de partida la

El pasado martes de 17 de julio ninguno de los ocho candidatos que iban por la silla en el Consejo Universitario de la Universidad

Desde siempre, el conocimiento ha sido poder. Eso lo han entendido muy bien, los que lo han detentado y lo detentan.La historia pasada y

El arribo de cruceros a Costa Rica ha venido disminuyendo, principalmente en Limón, por el descuido del puerto y la mala atención al turista,

La excomunión de Jacques Lacan, es decir, su ruptura con la Asociación Psicoanalítica Internacional en el año 1964, marca el comienzo de un
Semanario Universidad