Para no olvidar a Yolanda

El documental “Yolanda O.”, presentado la semana pasada en el cine Magaly, busca rescatar la memoria de la escritora costarricense Yolanda Oreamuno, que hace

El documental “Yolanda O.”, presentado la semana pasada en el cine Magaly, busca rescatar la memoria de la escritora costarricense Yolanda Oreamuno, que hace tan solo un año yacía en una tumba anónima en el Cementerio General de San José.

Con la colocación de una placa en su nicho para romper con el olvido y el anonimato, nació “Yolanda O.”, una producción de 25 minutos realizada por Rónald Díaz. Combatir el olvido en que cayó la escritora es lo que pretende Díaz con su documental.

Oreamuno —quien nació el 8 de abril de 1916 y murió el 8 de julio de 1956, tras su paso por Guatemala y México— fue una escritora adelantada a su tiempo y su novela “La ruta de su evasión” ha sido recuperada por la crítica y es considerada un ejemplo de ello.

 

“Yolanda O.’ nació por una invitación que me hizo el escritor Warren Ulloa, de grabar el acto de colocación de una placa en la tumba de la escritora, hasta ese momento sin un nombre que la identificara, el 8 de julio del año pasado”, dijo Díaz a UNIVERSIDAD.

Añadió que “luego de comenzar el proceso de investigación, me di cuenta de que la historia daba para más y fue así como lo que en principio iba a ser una grabación de un día, se extendió por un lapso de 11 meses. Durante ese proceso pude conversar con grandes conocedores de la obra y la figura de Yolanda Oreamuno”.

En la producción, hablan sobre la autora los escritores Jacques Sagot, Alfonso Chase, Dorelia Barahona, así como las académicas Emilia Macaya y Amalia Chaverri. El periodista Alfredo González también comparte su opinión respecto a Oreamuno.

Luego de casi un año de trabajo, Díaz considera que el esfuerzo tuvo su recompensa con la buena acogida que se dio en la presentación en el cine Magaly.

“Me siento muy satisfecho de haber documentado este acto histórico que, sin duda, marca un antes y un después en lo que respecta al reconocimiento de Yolanda Oreamuno como escritora excepcional que fue y su aporte a las letras costarricenses”, agregó.

Los costarricenses podrán apreciar el documental en una proyección que se hará en el Colegio de Periodistas y en el Centro de Cine; las fechas aún están por definirse.

“El rescate de su nombre y el hecho de que hoy, más que nunca, su obra es leída, se da como consecuencia directa del movimiento que se originó con la idea del estudiante Juan Pablo Morales, estudiante de literatura, de colocar una placa en su tumba. Que exista un documento audiovisual para que las futuras generaciones puedan ver y recordar este emotivo y significativo acto es algo que me llena de profunda satisfacción como realizador de ‘Yolanda O.”, expresó Díaz.

Como parte de esa recuperación que se ha dado de Oreamuno, la novela “La fugitiva”, del escritor nicaragüense Sergio Ramírez, se inspira en la figura de esta escritora, quien se casó en segundas nupcias con Óscar Barahona Streber, entonces integrante del Partido Comunista de Costa Rica.

En relación con la distribución del documental, Díaz informó de que una vez que haya sido presentado en las salas que corresponda, lo pondrá a disposición en Internet, para que así el público interesado pueda acceder a él.

Próximamente, el espacio “Lunes de Cinemateca” del Canal 15 pasará la producción y existe la posibilidad de que pueda ser exhibido en la Feria del libro.

Díaz puntualizó que “nunca existió un financiamiento específico para realizar el documental; sí puedo decir que requirió de los aportes personales y de manos amigas como Ariel Chaves, de Producciones Nueva Vista, quien colaboró con La otra noticia (mi productora) y del apoyo incondicional del Colegio Universitario San Judas Tadeo, institución que aportó equipos y recurso humano para el proceso de edición y postproducción. Los músicos Dionisio Cabal y Guadalupe Urbina cedieron el derecho de utilización de sus canciones y de esta forma fue que se pudo concretar la realización de ‘Yolanda O.”.

Tras 55 años en una tumba olvidada, sin siquiera una placa que la identificara, esa circunstancia no solo reunió a admiradores de la obra de Oreamuno, sino que culminó en una historia que pretende evitar que la escritora de la “Ruta de su evasión” vuelva al silencio eterno.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La economía costarricense mantendrá un buen ritmo de crecimiento en el tercer trimestre del año, según el pronóstico que realiza el Instituto de Investigaciones

La Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (CAMTIC) y la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) reiteraron hoy su llamado al gobierno para que

Como una reacción verdaderamente exagerada, algo así como que “ya se acabó el mundo”, es a criterio de Alejandra Gómez, del Movimiento Fotocopiando para

El artículo “Un cadáver autoritario” (UNIVERSIDAD Nº 1952), con mi firma, provocó una reacción del lector Luis G. Martínez. En lo central me exige

“Novo Museo Tropical” es la nueva exhibición que inauguró el pasado 21 de julio la fundación Teoretica, y tiene como punto de partida la

La “privatización del sector energético” y sus consecuencias para las poblaciones indígenas fue una de las similitudes que encontró con su país la activista

Guiselle Vargas labora en una empresa que se dedica a la venta de material para construcción en San José de la Montaña —Heredia—. La

Algo que no se ha destacado en las informaciones sobre el posible hallazgo del bosón de Higgs es que podría no seguir exactamente el
Semanario Universidad