Universidad pública y universidad privada, en competencia por el mismo mercado

La “formación humanista” de la gran mayoría de sus profesores también es precaria (29 años de experiencia como docente en la Escuela de Arquitectura

La realidad demuestra que todas las universidades forman académicamente bien a sus alumnos, pero muchos de ellos son incapaces de razonar fuera de su ámbito de conocimiento profesional. No han desarrollado ni sensibilidad ni raciocinio en otras  áreas.

La “formación humanista” de la gran mayoría de sus profesores también es precaria (29 años de experiencia como docente en la Escuela de Arquitectura me permiten afirmarlo; dejo por fuera a todos los profesores que sí son sensibles, los cuales merecen todo mi respeto).

 

Si las universidades públicas tienen la obligación de diferenciarse de las privadas, creo que es en eso. Se debe exigir, por lo tanto,  “calidad humanista” en sus profesores y en la formación de los  pupilos que allí estudian.
Los Estudios Generales se crearon precisamente para que los estudiantes tuvieran una excelente “formación humanista”, deseo manifiesto de Rodrigo Facio y de Carlos Monge Alfaro, entre otros;  sin embargo, la realidad demuestra que ya no cumplen su objetivo. La experiencia cotidiana evidencia que los cursos que se imparten “entorpecen” y no complementan la formación académica. Para la época actual resultan obsoletos. Para no eliminarlos completamente (lo cual hacen las universidades privadas, en un promovido discurso de eliminar lo que aparentemente no da resultados), yo propondría reubicarlos en cada facultad, pero los haría más “efectivos”. Para eso complementaría el equipo de profesores que vendría de Estudios Generales, con un equipo de  profesores que, aparte de tener formación en el área de conocimiento de su profesión particular, tendría una sólida “formación humanista”.

La idea es nunca eliminar los cursos de “formación humanista” de las universidades públicas. Justamente en eso radica su fuerza y su gran diferencia en relación con las universidades privadas. Las universidades públicas, para que sean competitivas en el mercado laboral, necesitan que todo su equipo de profesores tenga cada uno buenos títulos de especialización y que, además, se estén actualizando constantemente.

Ahora que se discutió el presupuesto (en relación con el cual, por cierto, urge que se haga un reglamento único para normar los salarios de funcionarios de las cuatro universidades públicas), los rectores deben ver que los cursos de “formación humanista” ya no cumplen con su objetivo, deberían estudiarlos profundamente, para que lo que se ofrezca a los alumnos sí complemente su formación académica. Los rectores deben velar también por que se cumpla, a la hora de contratar nuevos profesores, con el requisito indispensable de “formación humanista” en sus currícula.

Yo propongo dar un curso específico y obligatorio, por semestre en cada  facultad (uno por cada nivel), para que las universidades públicas tengan sentido, que sean competitivas frente a las privadas, luchando en el mercado de la Educación Superior.

Urge que los rectores hagan algo al respecto. Es muy grave esta situación. No hay que luchar únicamente por el presupuesto, también hay que exigir una excelente “formación humanista”.
¡Hay que actuar YA !

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En vísperas del primer viaje de un presidente salvadoreño a Cuba en décadas, y en el marco de los cambios ocurridos en el país

En el cerebro se elaboran los datos que vienen de los sentidos y, los que proporcionan los instrumentos que éste ha creado, generando pensamiento

Luego de comparecer ante la comisión de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa, el panorama para el gerente de Pensiones de la

 Ante esta decisión política del pueblo palestino, el 7 de abril aviones israelíes realizaron tres ataques aéreos contra Gaza, afectando a la población civil.

El nuevo partido político PROGRE, está liderado en su papeleta por Mariano Salas Naranjo. Lo más importante, según Salas, es reactivar el movimiento estudiantil 

Es, además de la administración del Estado, la manera como la Constitución se plasma en el quehacer y los actos del Estado.Dos recientes fallos

Convivir en un barrio de los llamados duros, donde muchos jóvenes encuentran su futuro en una ametralladora y en un México en el que

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) tuvo poco control sobre la jerarquía de la Iglesia Católica en los pasados comicios presidenciales, lo que provocó
Semanario Universidad