Agricultores revelan estudio de Universidad de Tenesse Subsidios estadounidenses maltratan a productores

Eliminar los subsidios a la agricultura de EE.UU. no es suficiente para equilibrar los mercados. Actualmente los arroceros en el mundo difícilmente pueden competir

Eliminar los subsidios a la agricultura de EE.UU. no es suficiente para equilibrar los mercados.


Actualmente los arroceros en el mundo difícilmente pueden competir contra la producción de EE.UU.

Las políticas de subsidios de Estados Unidos (EE.UU.) deben ser reconsideradas para asegurar el sustento de los agricultores del mundo, reveló un reciente estudio del Centro de Análisis y Políticas para la Agricultura (APAC, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Tennessee.

El informe, elaborado por Daryll E. Ray, Daniel De La Torre y Kelly J. Tiller, detalla que desde 1996 la política del gobierno estadounidense promueve el descenso de los precios de los productos agrícolas y la rápida liberalización del comercio para abrir nuevos mercados a sus productos.

En Costa Rica, se discute actualmente si los subsidios que Estados Unidos da a sus agricultores repercutirán en el mercado costarricense y en los productores nacionales en caso de una eventual aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con esa nación del norte..

SITUACIÓN ACTUAL

«Los subsidios agrícolas son un compromiso que EE.UU. tiene con la Organización Mundial del Comercio (OMC) para reducir el apoyo fiscal al sector agrícola», explica el documento que fue presentado hace poco en un seminario en la Asamblea Legislativa sobre el tema, organizado por la Unión de Pequeños Agricultores Nacionales (UPANACIONAL).

La caída de los precios de los productos en el mercado ha sido amortiguada con los subsidios a los productores, pero eso ha repercutido a los de otros países,     quienes no tienen iguales ventajas de sus gobiernos y enfrentarán un mercado de precios reducidos.

Naciones como las que conforman la Unión Europea, que también otorgan ayudas de este tipo, se quejan de violaciones muy graves a las leyes del libre comercio en agricultura por parte de EE.UU. I

E estudio analizó que los agricultores estadounidenses sufren mucho con estas políticas, pues son las corporaciones agroalimentarias más grandes las que prosperan, mientras que las exportaciones totales de EE.UU. siguen estancadas y a la vez los ingresos que reciben los agricultores por la venta del producto disminuyeron sustancialmente.

Los precios mundiales de los productos cayeron, por responder a las tendencias impuestas por EE.UU., principalmente en maíz, trigo, soja y algodón. Estos productos han bajado un 40% desde 1996.

Los agricultores estadounidenses han dejado sus tierras porque no pueden competir con las grandes transnacionales, a pesar de los subsidios.

Un análisis complejo de datos históricos dio como conclusión que los agricultores tienden a responder a la situación sembrando y produciendo más, y de esa manera continúan con sus problemas económicos.

Según los cálculos de APAC, si la política no cambia para el 2012 el gobierno estadounidense habrá gastado $247 mil millones en este tipo ayuda, y no habrá evitado llevarlos a la quiebra.

¿ELIMINAR SUBSIDIOS?

En este análisis se asegura que eliminar los denominados subsidios domésticos es insuficiente, medida que demandan la Unión Europea y el Grupo Cairns (liga de países en mayoría del Tercer Mundo) para lograr un trato justo en el mercado.

Sin embargo, APAC considera que la meta es: «restablecer la sostenibilidad para los agricultores más pobres del mundo para quienes recibir precios más altos en el mercado, o sea precios justos, es sin duda de vital importancia».

La investigación muestra que la teoría de eliminar el soporte económico supone que los productores tendrán que enfrentarse a la «disciplina del mercado». Pese a que la medida tendrá cierto en los agricultores, no afectará la producción total norteamericana, que se mantendrá alta en los mercados internacionales.

ALTERNATIVAS VIABLES

Los investigadores proponen la aplicación de tres herramientas básicas para resolver la crisis actual.

– Primero, el «retiro de tierras», que busca escoger una parte de su terreno y la destinan para actividades de conservación o para recuperación de los suelos. El objetivo es reducir la tendencia actual de los precios bajos.

– La segunda herramienta es crear reservas para que, cuando los precios sean muy bajos, los productores retiren del mercado parte de su producción y la almacenen hasta que los precios suban a cierto nivel predeterminado.

Por último, el instrumento de precios de soporte la permitiría al gobierno estadounidense comprar productos y almacenarlos cuando los precios sean muy bajos, con tal de mantener el equilibrio.

Según el modelo trabajado por los investigadores, la cantidad de tierra dedicada a los ocho cultivos principales reduciría en millones de hectáreas el primer año y aumentarían de un 23% a un 30% los precios de los productos.

El análisis concluyó que hay necesidad de crear un proyecto de Ley Agrícola para el mundo y que los cambios en las políticas estadounidenses podrán producir cambios a corto plazo, que deben ser reforzados por una política internacional.

Agricultura enfrenta retos para el 2050

La Organización Internacional de Iniciativas del Cambio presentó en una conferencia realizada en Tailandia a principios del año lo que serían los retos de los agricultores para el 2050.

La organización aseguró que la agricultura ha tenido un papel decisivo para la seguridad de la sociedad en el mundo, principalmente por su responsabilidad de alimentar a todas las personas.

Explicaron, que según los expertos, para el 2050 el mundo tendrá una población cercana a los 10 mil millones de personas y que el reto es procurar la estabilización del clima y buscar acciones sostenibles para un buen manejo de la tierra.

La organización estimó que para el futuro la producción agrícola tendrá que proveer de mas alimento, especialmente para los países en desarrollo.

Además indicó la necesidad de implementar métodos de producción sostenibles alrededor del planeta y reparar los daños que el ser humano ha provocado al ambiente, con acciones constructivas como mejorar el manejo de los recursos hidrológicos.

Con estas medidas la agricultura provocaría que la pobreza disminuyera, podrían generarse empleos y se estabilizaría el proceso de cambio climático, que afecta al planeta.

El organismo dijo que la agricultura necesita un sistema de mercado que dé al productor los beneficios justos por su labor y programas de desarrollo, que promuevan una eficiencia balanceada con sus gastos.

La organización reconoció la importancia de la investigación científica para alcanzar las metas propuestas.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Otorgan orden de las artes y las letras a Ramón Mena de la Librería Francesa El pasado 20 de marzo,

La investigación pretende identificar las mutaciones hereditarias que causan el cáncer de mama en la población costarricense. Gustavo Gutiérrez, investigador del INISA, es quien

"Ahora llevo una vida falsa, una vida apócrifa y clandestina e invisible aunque más verdadera que si fuera de verdad, pero yo todavía era

En relación con el artículo de Álvaro Rojas sobre el escritor costarricense Alfredo Oreamuno, a quien apodaron Sinatra, ofrecemos este extracto de las memorias

Siglo XXI, militar en la izquierda Helio Gallardo Ensayo Editorial Arlekin 440 pags La primera década de este siglo es vertiginosa. Los cambios sociales,

A través de muchos estadios transicionales hemos llegado a culturas diferentes, que se definen, de acuerdo con su procedencia social, en alta y popular. 

Juan Pablo II pisó suelo centroamericano en dos oportunidades. En marzo de 1983 cuando el conflicto sociopolítico y militar se había agudizado, después del

Porque pareciera que en Costa Rica las autoridades de los ministerios de Salud y Ambiente no le prestan la adecuada atención a las consecuencias
Semanario Universidad