Bagaces, Cañas y Aguas Zarcas en pie de lucha para exigir agua sin arsénico

El director del Laboratorio Nacional de Aguas, Dárner Mora (derecha), explica a líderes comunales de Agua Caliente medidas para purificar el agua. (Foto: Ernesto

El director del Laboratorio Nacional de Aguas, Dárner Mora (derecha), explica a líderes comunales de Agua Caliente medidas para purificar el agua. (Foto: Ernesto Ramírez)

Un recorrido realizado por UNIVERSIDAD el 17 de enero  por poblaciones guanacastecas como Agua Caliente y Montenegro, en Bagaces, y en Hotel de Cañas, permitió comprobar el desasosiego que existe entre sus habitantes, luego de la detección en el 2010, de preocupantes concentraciones de arsénico en varios pozos y fuentes administradas por asociaciones de acueductos rurales (organismos conocidos como ASADAS).

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) impulsa una serie de medidas destinadas a buscar una solución al problema, desde que el Ministerio de Salud y la Presidencia de la República  emitieron un decreto de emergencia en marzo del 2012, aunque en muchos casos las acciones se han caracterizado por la lentitud y problemas entre las comunidades, según admitió el director del Laboratorio Nacional de Aguas, Dárner Mora.

Desde Bagaces, Guanacaste.

Dirigentes de poblaciones como Agua Caliente y Montenegro, pequeñas comunidades localizadas a 7 y 10 kilómetros al sureste de Bagaces, y de Hotel de Cañas, así como de Aguas Zarcas de San Carlos −con el apoyo del grupo Confraternidad Guanacasteca− impulsan la creación de un frente de lucha, para que el Estado asegure a esas zonas el suministro de agua totalmente potable y así preservar la salud de sus pobladores, dijo a UNIVERSIDAD el presidente de la organización, Gadi Amit.

“Estamos exigiendo al Gobierno, a Acueductos y Alcantarillados y a las autoridades de salud mayor diligencia para resolver este problema, que puede tener serias consecuencias para la salud de nuestras comunidades”, advirtió Amit.

En Bagaces el problema principal se centra actualmente en la población de Agua Caliente, donde habitan unas 250 personas. El pozo que existe allí presenta concentraciones de entre 62 y 80 microgramos por litro. La norma máxima permitida en Costa Rica −que sigue la recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud− es de 10 microgramos por litro.

CONSECUENCIAS POR INGESTIÓN DE ARSÉNICO

El arsénico, un elemento con propiedades intermedias entre los metales y los no metales, así como los compuestos arsenicales, son “sumamente tóxicos”, explicó la Escuela de Geología de la Universidad de Costa Rica en respuesta a un extenso cuestionario que le remitió la Defensoría de los Habitantes. Esta desarrolla una exhaustiva investigación sobre los alcances y efectos de la contaminación de numerosos acueductos con el metaloide.

En dicho documento la Escuela de Geología explicó que la exposición prolongada al arsénico por consumo de agua puede causar diversas enfermedades en la piel, cáncer de riñón, vejiga, hígado,  afectar además el sistema vascular periférico y provocar retardo mental en niños, entre otros males (ver recuadro: Riesgos a la salud por  exposición al arsénico).

Hasta ahora no existe una explicación científica que sustente las causas de la presencia del metaloide en las fuentes de aguas de varias zonas de Guanacaste y San Carlos (ver mapa: “Fuentes en riesgos y concentración de arsénico”).

“Algunos expertos, como el mismo Dárner Mora, creen que la presencia del metaloide puede ser de origen volcánico, pero no se pueden descartar otras causas, como el uso de plaguicidas y por eso estamos investigando”, dijo Hazel Díaz, del departamento de Calidad de Vida de la Defensoría de los Habitantes.

En Agua Caliente y Hotel de Cañas el AyA instaló filtros artesanales, un recipiente con una base especialmente de arena, para monitorear la calidad del agua.

Ambas poblaciones, cuyos residentes son abastecidos por camiones cisterna desde hace más de un año, siguen recibiendo agua contaminada en sus cañerías. AyA recomendó a los habitantes no consumir ese líquido y usarlo como alternativa en labores domésticas.

“Pero esta es una solución parcial, es un parche”, reconoció Mora, quien el jueves 17 realizó una visita a Bagaces para conversar con residentes de esas comarcas.

Al comienzo, según relató Ángel Lara, integrante de la Comisión de Emergencias del ayuntamiento, un camión  cisterna llegaba casi a diario a suministrar el líquido a Agua Caliente, “pero después de más de un año ahora sólo lo hace cada diez días”, detalló.

El AyA instaló en ese lugar cinco reservorios y tres en Hotel de Cañas para que la gente se abastezca de agua potable una vez que son nutridos por las “pipas”.

“Lo que ocurre es que muchas veces el agua no alcanza, pues se tarda mucho tiempo para cada entrega”, lamentó Alicia Bolívar, integrante de la directiva de la asociación del acueducto comunal de Hotel de Cañas, un poblado de calles polvorientas, en el que habitan unas 300 personas.

“SOMOS LENTOS”, ADMITE AYA

El director del Laboratorio Nacional de Aguas admitió que pese a los esfuerzos que se realizan, ante un problema “bastante complejo”, en Acueductos y Alcantarillados muchas veces “somos lentos”.

En Bagaces centro y la ciudad de Cañas el problema está solucionado, ya no hay contaminación como se había detectado hace dos años, pero persiste en poblaciones como Agua Caliente, Montenegro, Arbolito y El Chile, y Hotel de Cañas, explicó Darner Mora.

Sobre el suministro en camiones cisterna, confesó que “no hemos sido muy eficientes, porque el camión pasa cada muerte de obispo. Aunque es importante, esta salida es un parche, porque los niños siempre tomarán agua del acueducto, pues es muy difícil ejercer control sobre ellos”.

Desde que se detectó la presencia de contaminación de agua para consumo humano con arsénico, AyA impulsó medidas de emergencia en todos los puntos ubicados: cierre de pozos, como sucedió en Vuelta de Kooper, donde una medición registró una concentración de 186 microgramos, así como la aplicación de cloro (cloración) en sistemas afectados, y hasta la interconexión de ASADAS para disminuir la presencia del metaloide.

En la región de Aguas Zarcas, en un conglomerado de cinco poblaciones conocido con el nombre de ASADA 5 −al que pertenece Vuelta de Kooper−, el problema de la presencia de arsénico en menores concentraciones aún persiste, según dijo el funcionario.

“Lo que ocurre es que en esto hay que optar por prioridades, y tratar de reducir la concentración hasta aproximarse a la norma establecida. Tampoco se pueden cerrar pozos y dejar a poblaciones sin agua”, aclaró el director del Laboratorio Nacional de Aguas.

BAGACES EMPLAZA A PRESIDENTA DE AYA

El alcalde de Bagaces, Luis Ángel Rojas, emplazó a la presidenta ejecutiva de AyA, Yessenia Calderón, a visitar la ciudad y explicar los proyectos que tiene para solucionar el problema del agua, como lo prometió la funcionaria hace nueve meses. “Estamos esperando respuestas; se nos hicieron promesas y nada hasta la fecha”, denunció Rojas.

UNIVERSIDAD trató de conocer la opinión de Calderón, pero no hubo respuesta al cierre de esta edición.

La municipalidad de ese cantón guanacasteco, a través de su vicealcaldesa, Gabriela Méndez, externó que gestionará ante el Instituto Mixto de Ayuda Social y el Instituto  Nacional de Desarrollo Rural recursos para adquirir un filtro removedor de arsénico, que tiene un costo de unos ¢15 millones ($30.000).

Mora comentó que esta sería una de las opciones más convenientes para resolver el problema de contaminación de los acueductos afectados, aunque el costo “es muy elevado”.

Una de las salidas que Dárner Mora propuso para resolver el problema de Agua Caliente fue interconectar la ASADA de Montenegro con la de esta comunidad.

La lentitud de AyA para instalar la tubería y la oposición del presidente de la ASADA del lugar, Elbert Zúñiga, impiden que el proyecto se concrete, pese a que las negociaciones arrancaron desde el mes de julio.

ESTALLA CONFLICTO Y VA A TRIBUNALES

En medio de la emergencia que enfrentan los pobladores de Agua Caliente, la directora de la seccional del ministerio de Salud de Bagaces, Betsaida Barrantes, denunció a Zúñiga y a la Asociación de Acueductos Rurales del AyA de Liberia por “desobediencia” ante los tribunales de esa ciudad.

“Se trata de una emergencia sanitaria. Se les dio un plazo de 7 días en julio para que completaran la interconexión, y aún no lo han hecho”, dijo Barrantes a UNIVERSIDAD.

Zúñiga argumentó que los habitantes de Montenegro se oponen a compartir su agua −que también está contaminada− con sus vecinos de Agua Caliente, debido a que presuntamente AyA incumplió acuerdos para dotar de hidrómetros a los pobladores de esa comunidad y a instalarles cañerías, pues algunas conexiones son con “mangueras”.

El dirigente comunal teme que la inexistencia de medidores desemboque en “derroche” de líquido en Agua Caliente, lo cual a futuro “podría dejarnos sin agua”.

El plan del AyA, dijo Dárner Mora, era unir el pozo de Montenegro, surtir a la otra comunidad, y bajar los niveles de contaminación mediante un proceso de cloración.

“Somos lentos; aún no hemos podido conseguir los benditos hidrómetros”, lamentó Mora, quien reveló que mientras se mantiene el impase, un  tramo de la tubería que aún no se inauguró fue dañada por la maquinaria que trabaja en el proyecto de ampliación de la carretera Interamericana entre Cañas y Liberia.

“Hemos sido muy lerdos en AyA para interconectar; en esto hay que ser claro: debimos ser más ágiles”, reconoció el director del Laboratorio Nacional de Aguas.

¿UNA SALIDA?

El alcalde de Bagaces y el mismo Mora creen que hay una salida a mano para resolver el problema del suministro de agua potabilizada a esa ciudad y quizá hasta en el mismo Cañas.

En la comunidad de Fortuna, a 21 kilómetros de Bagaces, se encuentra una naciente: “Montaña de Agua”, que el funcionario del AyA califica de “espectacular”. Esa reserva no presenta contaminación alguna, y es la solución al problema. AyA tiene la palabra, agregó el alcalde Rojas.

“Por eso esperamos la respuesta de la Presidenta Ejecutiva; salidas existen. Montaña de Agua terminaría con la zozobra que vivimos aquí”, insistió.

Por su parte, el presidente de Confraternidad Guanacasteca dijo que la organización buscará unir a las comunidades afectadas por el problema, para exigir al Gobierno mayor atención.

“Creemos que se ha actuado con mucha negligencia en este asunto”, reprochó Amit, quien el viernes 18 se reunió con un grupo de líderes comunales de Aguas Zarcas para tratar de establecer  un frente común.

El tema del arsénico causa mayor preocupación entre los pobladores de las zonas detectadas, en razón del descubrimiento de una alta incidencia de casos de enfermedad renal crónica en la región Chorotega, en especial Bagaces y Cañas, y que afecta con mayor intensidad a hombres jóvenes.

“No se ha establecido relación entre este fenómeno y la contaminación de arsénico en el agua, pero tampoco se puede descartar”, dijo Mora, así como la jefa de la seccional de salud –Barrantes−, y la médica Yessenia Alfaro −del hospital de Bagaces−.

La Caja Costarricense de Seguro Social desarrolla una investigación para determinar las causas de la aparición de males renales en Guanacaste. Pero el problema del arsénico no es prioritario por ahora en este proyecto.

 


 

Arsénico y riesgos para la salud*

. Enfermedades de la piel

. Cáncer de riñón

. Cáncer de hígado

. Afectación al sistema vascular  periférico

. Retardo mental en niños

. Callosidad en manos y pies

*Fuente: Reporte de Escuela de Geología y médicos consultados.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

“El público necesita grandes dimensiones para impresionarse”, dijo Francisco Paco Zúñiga (1912-1998) cuando vino a Costa Rica en 1975 y participó en una de

Riyad Mansour: “El pueblo palestino es sorprendente, es muy vigoroso y determinado”. (Foto: Katya Alvarado)El embajador de Palestina ante la Organización de las Naciones

Estados Unidos es el primer país de destino de los emigrantes costarricenses (75%), el segundo lugar lo ocupa Nicaragua, pero por la cantidad y

Los hongos son unos organismos vivientes maravillosos. Son, de hecho, la interfaz entre la vida y la muerte; centinelas invisibles (pero siempre presentes) del

Dicta la Constitución Política que la vida humana es inviolable (art.21), de allí que el orden jurídico costarricense, proteja mediante diversas leyes (códigos penal,

Trabajos de mantenimientos realizados por funcionarios de Acueductos y Alcantarillados (AyA) provocan la carencia −desde horas tempranas de la tarde− en el suministro de

Con una clara determinación de impulsar el quehacer científico médico, de buscar compañeros de investigación para impulsar colaboraciones científicas multidisciplinarias y con impacto social

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) puso este viernes 25 de enero a disposición de las instituciones del sector público costarricense su Plataforma
Semanario Universidad