José Ignacio López Vigil, experto radiofónico: Concentración de medios es lo peor contra la libertad de expresión

José Ignacio López Vigil durante una charla auspiciada por el Colper. (Foto: Colper)Con un discurso que incomoda a los que lucran con la comunicación,

José Ignacio López Vigil durante una charla auspiciada por el Colper. (Foto: Colper)

Con un discurso que incomoda a los que lucran con la comunicación, el experto radiofónico José Ignacio López Vigil, señaló durante su visita al país, las falencias democráticas que atentan contra la libertad de expresión.

López Vigil, quien además es coordinador del centro Radialistas Apasionados y Apasionadas −con sede en Quito, Ecuador− habló con UNIVERSIDAD para exponer su teoría y compartir las experiencias en otros países de la región.

 

En Costa Rica ofreció una serie de conferencias, invitado por la Universidad Estatal a Distancia, por medio de su programa radiofónico Onda UNED.

 

De entrada, ¿cuál sería su diagnóstico de Costa Rica en materia de medios de comunicación?

-Es curioso que Costa Rica con una trayectoria democrática tan amplia, no haya democratizado la comunicación. Hallo acá muy pocas experiencias de medios comunitarios, a diferencia de otros países de la región, donde se cuenta por decenas y a veces más, radios, televisoras y a veces periódicos comunales, con distintas expresiones de la sociedad civil a través de diferentes medios de comunicación; acá, tal vez por estar todavía con una ley tan antigua del año 1954, no se han distribuido las frecuencias. Siendo los medios comunitarios realmente motores de desarrollo local, promoción de salud, educación, y habiendo un medio universitario como el de ustedes, creo que ya hay una experiencia de cómo estos medios alternativos pueden favorecer el desarrollo.

 

Existe acá, como en el resto de países de la región, empresas de televisión y radio con varias frecuencias bajo su control. ¿Qué impacto tienen estos monopolios?

-Es totalmente negativo; la acumulación de frecuencias es la mayor violación, el mayor atentado a la libertad de expresión. Generalmente, cuando uno piensa en un atentado a la libertad de expresión, piensa en un periodista asesinado o un programa censurado; sin embargo, se nos olvida que el mayor de los atentados que se comete en Costa Rica y en otros países contra la libertad de expresión, se llama monopolio, ya que este concentra opinión, voces, rostros, en muy pocas manos. La democracia se construye a través de la diversidad; no puede haber democracia cuando prevalecen los monopolios, y hay que decir que en Costa Rica el monopolio es extranjero, todavía más grave, porque atenta contra la soberanía del país.

 

Se habla del proceso de migración a la tecnología digital. ¿Sería esta la oportunidad de democratización de los medios de comunicación?

-Estamos en vísperas de ese apagón analógico y el tránsito a frecuencias digitales, pero el peligro es evidente cuando, por ejemplo, hablando de la televisión digital, si con el estándar adoptado por Costa Rica (el japonés-brasileño) si caben ahora cuatro señales televisivas donde antes había un solo canal y el concesionario del canal se queda con las cuatro señales, lo que estaríamos es multiplicando por cuatro la monopolización; la digitalización sería una gran oportunidad para democratizar o será un peligro enorme para concentrar lo que ya está concentrado. Un gobierno democrático tendría que considerar esto como una oportunidad para distribuir las nuevas frecuencias digitales de televisión y radio, entre nuevos emprendedores privados, comunitarios o públicos, y realmente ampliar las voces, las opiniones, la producción y programación, con nuevos actores que entren a competir en el dial.

 

Usted ha sido parte de los procesos de cambio en varios países del continente. De esa experiencia ¿qué podríamos tomar para consolidar un proceso de digitalización que  democratice el espectro?

-Se han dado avances importantes en los últimos años, como en Uruguay, Argentina y Bolivia; se está ya reservando el 33 % del espectro para el sector comunitario; esto es un avance enorme;  estamos ahora en Ecuador en vísperas de aprobar una ley que reservará el mismo porcentaje de frecuencias analógicas y las próximas digitales a los medios comunitarios; esta es una forma de democratizar la comunicación; si no se hace la sociedad tampoco lo será, y bueno, la digitalización con una buena distribución del espectro permitiría esto. Esos avances en otros países podrían ser inspiradores en Costa Rica, para modernizar su legislación en esta materia.

 


 

Colper y Canara protestan por palabras de López Vigil

“Cuando un derecho es negado se toma”, opinó el conferencista José Ignacio López Vigil, al comentar la experiencia de los vecinos de Cariari de Pococí, quienes ante la falta de espacio en el espectro radioeléctrico decidieron ocupar una plaza ya concesionada a otro empresario, para iniciar su proyecto radiofónico desde hace cinco años: “Cielos Abiertos”.

Sin proponérselo, las palabras de López Vigil generaron una ola de reacciones, que ahora colocan sobre la palestra el tema de la distribución de las frecuencias.

El primer reclamo provino del Colegio de Periodistas, que el 5 de marzo pasado acordó auspiciar las conferencias de López Vigil, e incluso destinó $1.000 para cubrir gastos de las actividades.

El presidente del Colper, José Rodolfo Ibarra, aseguró que «no se vale que utilizando la imagen del Colegio, venga a hacer apología del delito», al considerar que las palabras de Vigil promovían las radios que funcionan al margen de la ley.

La respuesta del programa Onda UNED, a través de su coordinadora, Ana Catalina Montenegro, es que las conferencias nunca se dieron para promover las radios ilegales en el país.

“La idea fundamental de  Onda-UNED al abrir este  espacio, fue discutir en torno al papel que pueden jugar las radios en los procesos de democratización, participación y educación, entendiendo la comunicación como un derecho humano”, explicó Montenegro.

En su informe Nº DFOE-IFR-IF-6-2012, del 30 de julio del año anterior, la Contraloría General de la República señaló que la Superintendencia de Telecomunicaciones realizó un análisis que detectó algunas fallas.

Respecto al cumplimiento del Plan Nacional de Asignación de Frecuencias, la Contraloría mencionó entre las fallas más significativas, que “los plazos de vigencia de muchos contratos de concesión se encuentran expirados y sin que el concesionario haya gestionado su renovación”.

Gustavo Piedra, presidente de la Cámara Nacional de Radio, exhortó a la Sutel  a hacer pública la información contenida en ese análisis, para así determinar si alguna radioemisora que posee concesión, trabaja sin permisos al día.

Sobre las palabras de López Vigil, el presidente de la Canara criticó que el conferencista “llamó al desorden”, y afirmó que “no podemos convertir el espectro radioeléctrico en una anarquía”;  llamó a la Sutel a clausurar todas las radios que no tengan contratos.

Por su parte, la Red de Medios e Iniciativas de Comunicación Alternativa −mediante una de sus organizadoras, Sandra Salazar, del también Centro de Comunicación Voces Nuestras− mostró su preocupación sobre la concentración de los medios en pocas manos.

“No estamos diciendo que les quiten las frecuencias a las empresas, sino que den la oportunidad de crear medios plurales”, expresó Salazar.

Acerca de lo anterior, Gustavo Piedra negó que en el país se esté concentrando el espectro radioeléctrico.

Entretanto, el Programa de Libertad de Expresión (Proledi) de la Universidad de Costa Rica −por medio de un comunicado− ratificó su apoyo a la exposición del citado teórico de radio.

Giselle Boza, directora del Sistema Radiofónico UCR y coordinadora del Proledi,  aseguró  que el Colper en vez de apoyar a una cámara empresarial de radioemisoras, debería preguntarse si realmente todas las voces están representadas en las frecuencias de radio y televisión. Ella exhortó a ambas partes a no reducir el tema a una discusión legal, sino a considerar otros aspectos asociados al fenómeno creciente de surgimiento de radios sin permisos legales, que según la Contraloría rondan las 138.

La UNED, la UCR y la Red MICA organizan dos foros para que los sectores involucrados tengan su participación; el primero será el  próximo 10 de julio a las 6 de la tarde, en el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales de la UCR; el segundo va a ser en la Sala Magna de la sede central de la UNED, en Sabanilla de Montes de Oca.

 


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En su carta de reclamo, el presidente Wang Xingyi  detalla que al 12 de noviembre pasado, la petrolera china NCPCI había efectuado el 65%

La presentación de “Veinticinco cuentos perversos” será el 9 de julio a las 7 p.m. en la sede de la Alianza Francesa.Historias contadas desde

La mina Crucitas se cerró por orden del Tribunal Contencioso administrativo desde el 2010. (Foto: Kioscos Ambientales UCR)La Universidad de Costa Rica (UCR) fue

José Ignacio López Vigil durante una charla auspiciada por el Colper. (Foto: Colper)Con un discurso que incomoda a los que lucran con la comunicación,

La abuela invitó a tío Gabriel. Hace muchos años que tío vivía en el extranjero. Allí había vivido y había hecho fortuna y desde

La Universidad de Uppsala, en Suecia, es uno de los centros de educación superior anfitrionaes del programa de becas Erasmus Mundus, para estudiantes, investigadores

El TPP amplía los monopolios de propiedad intelectual sobre medicinas y otras materias. (Foto: archivo)El tratado de libre comercio de Estados Unidos (EE.UU.), Centroamérica

Maynor Ortiz relató las agresiones que sufrió en enero y por las que no se ha encarcelado a nadie. (Foto: Fabián Hernández)Hartos de promesas
Semanario Universidad