Museo de Insectos llega a sus 50 años

Aunque la mayoría son animales minúsculos, tan numerosos que se estima existen 200 millones por cada ser humano, son pocos los que se dedican

Aunque la mayoría son animales minúsculos, tan numerosos que se estima existen 200 millones por cada ser humano, son pocos los que se dedican a estudiarlos, entender su comportamiento y su papel en la vida cotidiana.

Esa ha sido una de las misiones que durante 50 años ha llevado a cabo el Museo de Insectos de la Universidad de Costa Rica (UCR), espacio adscrito al Centro de Investigación para la Protección de Cultivos (Ciproc), de la Escuela de Fitotecnia, en el que convergen la ciencia, la enseñanza y la acción social,

Creado en 1962 por el Dr. Álvaro Wille Trejos, primer costarricense que se doctoró en entomología en la Universidad de Kansas (EE. UU.), el Museo posee una colección científica de casi medio millón de especímenes y cuenta con representación de todos los órdenes de insectos.

 

Según lo explicó su director, Dr. Hugo Aguilar Piedra, esta entidad recogió desde su fundación valiosas experiencias acumuladas en la materia, gracias a la intervención de reconocidos entomólogos extranjeros que llegaron al país.

Tal es el caso del estadounidense Charles H. Ballou, contratado por el estado costarricense en 1931 para estudiar plagas de insectos y quien se incorporó a la vieja Escuela Nacional de Agricultura; también el alemán Alexander Bierig, quien trabajó en Costa Rica con diversas especies de escarabajos junto con su coterráneo Ferdinand Neverman. Parte de sus colecciones enriquecieron al incipiente museo y marcaron el crecimiento de la entomología en el ámbito nacional.

El primero en manifestar su inquietud en torno a la necesidad de estudiar más a fondo el mundo de los artrópodos fue Fabio Baudrit Moreno. Mientras se desempeñaba en la década de 1950 como decano de la Facultad de Agronomía, urgió al rector Rodrigo Facio Brenes a conseguir una beca para que un costarricense se formara en entomología en Estados Unidos.

Sin embargo, no contaban con que en la Universidad de Kansas ya se especializaba el Dr. Álvaro Wille, quien a la postre fue contratado por el propio Facio y dirigió el Museo hasta 1985.

Al ingresar a desempeñarse como miembro del pequeño departamento de entomología de la UCR, Wille se encontró con el M.Sc. Luis Ángel Salas Fonseca -discípulo de Bierig-, quien estaba a cargo de la colección de insectos. Con la experiencia y visión adquiridas en Kansas, plasmó sus ideales como académico y creó un museo de insectos que serviría para entretenimiento y educación de los visitantes.

COLECCIONES ÚNICAS

Actualmente, las vitrinas del Museo de Insectos de la UCR, ubicado en el sótano de la Escuela de Artes Musicales, exhiben parte de las colecciones conformadas por Henri Pittier, Anastasio Alfaro, José Fidel Tristán, Teodoro Assmann, Enrique Schmidt y el mismo Wille, entomólogos nacionales y extranjeros de gran prestigio, que trabajaron en la identificación de los especímenes de sus colecciones.

Este espacio es visitado cotidianamente por escolares y colegiales, así como por estudiantes universitarios.

Dado que pertenece a la Facultad de Ciencias Agroalimentarias, el Mueso también ha jugado un papel importante en la divulgación del conocimiento, al asesor a agricultores y amas de casa sobre insectos plaga o insectos benéficos, sobre los cuales posee colecciones identificadas. También ha contribuido a la clasificación de nuevas especies, entre ellas avispas, escarabajos, familias de moscas y diversos grupos de mariposas.

Sin descuidar su función científica y educativa, en los últimos años se ha abocado a promover la elaboración de platillos a base de insectos de alto valor nutritivo y a participar en el Proyecto de inclusión para personas con discapacidad intelectual.

Para el Dr. Aguilar, lo importante es que el Museo es un espacio dinámico y vivo, que sigue creciendo y trabajando en nuevas colecciones.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

(1º de mayo del 2010, carta de una compañera de lucha)Hoy además le damos la despedida como diputado a nuestro compañero José, despedida de

La posibilidad de darle un mayor valor agregado a los subproductos de la industria del café fue lo que motivó a la M.Sc. María

El proyecto de ley aprobado, que está a la espera de su publicación y que establece una moratoria por dos años, para suspender cualquier

Una policía civilista, realmente civilista, es aquella que previene más de lo que reprime, acompaña más de lo que persigue, en fin, esa que

Señor David Chavarría Hernández, en la edición 1965 del Semanario UNIVERSIDAD, que circuló del 3 al 9 de octubre, el medio publica, bajo su

La esperanza de los trabajadores asalariados de recibir una compensación gratificante al final de la jornada laboral, mediante la jubilación, para hacer más grata

Los partidos “Progre” y “Convergencia” deberán ir a una segunda ronda para definir cuál de los dos se hace con el directorio de la

En minutos llega un nuevo correo. Esta vez Marín incluye fórmulas  protocolarias, pero pasa a la agresión: a) escribo manipulando la información; b) lo
Semanario Universidad