La era del “storytelling”

Storytelling, la máquina de fabricar historiasy formatear las mentes”Christian SalmonEnsayoPenínsulaTercera edición, 2008 “Storytelling, la máquina de fabricar historias y formatear las mentes”

Storytelling, la máquina de fabricar historias

y formatear las mentes”

Christian Salmon

Ensayo

Península

Tercera edición, 2008

“Storytelling, la máquina de fabricar historias y formatear las mentes” debiera ser un libro de interés obligatorio para los estudios de la comunicación, el lenguaje y la historia, porque explica muchos de los fenómenos que a diario suceden en la pantalla del televisor, en las conferencias de prensa ministeriales y ahora en Internet.

El texto, de Christian Salmon, hace un exhaustivo análisis de cómo la técnica narrativa para contar la realidad, sin admitir nunca que aquella se ha ficcionalizado, entró con autoridad en la era de Rónald Reagan y se intensificó con la de George W. Bush, como una manera de llevar a cada rincón su verdad.

El planteamiento de Salmon es revelador de cómo las autoridades gubernamentales han incorporado esta técnica a través de los famosos “spin doctors”, que son mucho más que los asesores políticos tradicionales, dado que saben cómo y cuándo contar una historia que pueda estructurar el imaginario hacia el que se  pretenda guiar a la nación.

Un libro valioso desde muy diversos puntos de vista y que está al alcance de los lectores en las principales librerías del país en su tercera edición.

El volumen, que al final decae un poco, demuestra cómo la alianza entre Hollywood y el Pentágono para producir historias e incluso vídeos de entrenamiento que suplantan a las condiciones reales, es una práctica cada vez más extendida en Estados Unidos.

La incidencia sobre la realidad para que esta modifique y se imponga es un ejercicio discursivo en los que se emplean las más desarrolladas técnicas narrativas, partiendo de la Poética y La Retórica y que encuentra eco en el mercadeo moderno.

“Storytelling” es un libro que merece la atención, porque curiosamente la realidad real no siempre coincide, o casi nunca coincide, con la realidad que cuentan los noticieros, las declaraciones presidenciales y la que transcurre entre las páginas periodísticas.

“Los relatos, las historias utilizadas en todos los escenarios imaginables, desde la economía a las fuerzas militares, de la empresa al derecho, de la psicología al marketing, de la política a las ciencias sociales, en todos los campos, el storytelling crea una realidad virtual. Podría parecer que, de repente, hemos perdido la autonomía de nuestro propio imaginario y nos hemos convertido en víctimas masivas del síndrome de Emma Bovary: incapaces de elaborar nuestra propia historia, delegamos esa potestad y construimos sentido con una experiencia dada;

acumulando vivencias de un surtido empírico ajeno a nuestra realidad”, apunta en el prólogo de la obra Miguel Roig.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Carlos Acosta: La Ruta 1856 nunca se concibió como una carretera, y por tanto nunca hubo un diseño ni planos formales de la obra

La rebelión iniciada en el norte de África hace cerca de año y medio, que se llevó consigo gobiernos instalados durante décadas en el

El rector de la Universidad de Costa Rica, Henning Jensen, firmó un memorando de entendimiento sobre cooperación para el establecimiento de la Cátedra de

En 1961 iniciaron los estudios los primeros estudiantes de medicina en nuestra antigua facultad, que por asuntos meramente políticos fue transformada posteriormente en escuela,

Con la presencia de más de 400 judocas representantes de las principales academias de todo el país, terminó una edición más de la Copa

Poiesis hispanoamericanaAntologíaRío Negro-Perú2012Poetas de México, Guatemala, Argentina, España, Ecuador, Costa Rica, Panamá, Chile, Venezuela, Perú, Puerto Rico, Colombia, El Salvador y Uruguay, exponen una

El juego de los caballosFernando SavaterCrónicasSiruela2003Anda extraviado entre libros de cocina, autoayuda, tenis, mala ciencia ficción y novelas rosa, un excelente volumen del filósofo

Un total de 405 empresas de seguridad privada que operan en el país se encuentran morosas con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS)
Semanario Universidad