Acuerdo ratifica continuidad de Liceo Franco-Costarricense

Gracias al reciente acuerdo entre los gobiernos de Costa Rica y Francia, se garantiza la continuidad del Liceo Franco-Costarricense en el país. No obstante,

El acuerdo de mantener la educación francesa en el colegio es una satisfacción para padres y madres de familia, pese al aumento de mensualidades.

Gracias al reciente acuerdo entre los gobiernos de Costa Rica y Francia, se garantiza la continuidad del Liceo Franco-Costarricense en el país. No obstante, los padres y madres de familia deberán desembolsar 25% más en las mensualidades, debido a que deberán asumir el pago de un porcentaje de algunos rubros que antes eran responsabilidad del Estado francés.

Este martes 28 de abril, se puso punto final a las negociaciones entre la Cancillería tica, el Ministerio de Educación Pública (MEP) y la Embajada de Francia. De esta manera se renueva el convenio que da cabida al funcionamiento del Liceo, pues el anterior tenía validez hasta finales de este año.

El acuerdo que rige actualmente había sido denunciado por el exembajador francés Jean-Paul Monchau el 7 de agosto del 2008, lo que significaba el cese del convenio al finalizar el año lectivo 2009.

“Yo creo que es el momento de darle un explícito agradecimiento a los funcionarios costarricenses y franceses, que deben haber trabajado y discutido muchas horas para llegar a un acuerdo, en lugar de dejar las cosas para el último momento y hoy tienen un resultado antes del mes de mayo”, expresó Mario Carfagnini, Presidente de la Junta Directiva de la Asociación Franco-Costarricense de Enseñanza (AFCE).

Para el cierre de esta edición, aún no se había realizado el acto oficial, por lo que este Semanario aún no puede ofrecer mayores detalles sobre el convenio, pero sí existía el anuncio del encuentro entre las partes, que ratificaría la permanencia del colegio francés.

CAMBIOS EN EL FINANCIAMIENTO

El año pasado, el actual Embajador de Francia, Fabrice Delloye, comunicó a los padres y madres que su gobierno ya no podría seguir aportando la mitad del financiamiento del colegio, puesto que a raíz de la crisis económica mundial el presupuesto tendría que ser reducido a un 33%.

Para cubrir el faltante de dinero, se aprobó en ese entonces un incremento del 25% en la colegiatura, la cual pasó de ¢108 000 a ¢134 000.

“Francia hace fuerte presión para que los aumentos sean sustanciales, sin tener en cuenta que el Liceo nació con la vocación de proveer educación de alta calidad a sectores de ingresos medios. El Exembajador decía siempre ‘el que quiere que pague’ y ese no fue el espíritu original del colegio”, afirmó Carfagnini.

Por ser un liceo de derecho público internacional, la legislación costarricense impide que el colegio pueda cobrar cuotas a los estudiantes. Por ello, se acordó crear la AFCE, que al ser una entidad independiente, podía recaudar las mensualidades con el fin de reembolsar al Estado francés una parte de la inversión en el salario de los docentes y de su indemnización por la vía local.

Entre lo acordado, la AFCE tendría que contribuir progresivamente cada año hasta al alcanzar el 50% del total de estos costos. Carfagnini, comentó que el reembolso del 2007 ascendió al 38% -unos ¢194 576 000 (al tipo de cambio actual del euro)- por lo que se esperaba que para el 2008 representara el 43%,  pero llegó al 37%.

Carfagnini explicó que en la factura de cobro del 2008 se incluyeron más rubros por cargos patronales que antes le correspondían a Francia, los cuales al tener que dividirlos con el aporte económico total, generaron que el porcentaje finalmente se redujera. Ello implicó que a la Asociación le falte un 13% para alcanzar el 50% acordado con Francia.

Ahora, los representantes de la AFCE temen que en los siguientes años se les incluyan otros rubros que continúen disminuyendo el porcentaje de contribución total, aunque el monto sea cada vez mayor.

Por su parte, el aporte francés sí se ha reducido, pues al transferir parte de los cargos salariales de los profesores contratados por este país, se pasó de pagar ¢523853000 a ¢425 200 000, aproximadamente, explicó.

Francia, igualmente, contribuye  con el pago de personal expatriado, como el del Director de la institución, Jean Luc Mathieu y a veces hace inversiones con destinos específicos, como arreglos a la infraestructura.

“Nunca hemos sabido cuál es el total del aporte francés. El anterior Embajador se dejaba decir que este liceo le costaba a Francia dos millones de dólares. Luego dijeron que había que recortar pero no sabemos qué rubros redujeron. Nosotros no tenemos acceso a eso”, manifestó Carfagnini.

El último contribuyente es el MEP, que actualmente aporta unos ¢300 millones para el salario del personal docente, administrativo y de mantenimiento contratado por esta dependencia. Además, no cobra a la Asociación el costo del uso del terreno en donde se encuentra el centro educativo, que fue comprado por el Estado costarricense.

Carfagnini señaló que posiblemente la Asociación le envíe una carta al gobierno francés una misiva para que aclare lo sucedido en relación con los cambios presupuestarios, pero dijo que los padres y madres se mostraron satisfechos por la renovación del convenio.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Aunque pueden ser más pequeñas que una uña, las semillas no sólo transportan el material genético necesario para reproducirse y desarrollar nuevas plantas, sino

Empezamos señalando que, para este caso en particular, jamás se podría atribuir su causa a supuestos contaminantes provenientes del desarrollo urbano costero, pues ni

Gracias al reciente acuerdo entre los gobiernos de Costa Rica y Francia, se garantiza la continuidad del Liceo Franco-Costarricense en el país. No obstante,

Hablo de los empresarios, de un capitalismo no responsable, que llegaron a cobrar hegemonía sobre el capitalismo constructivo y bondadoso de años atrás. La

En la jornada del 26 de abril  la Universidad de Costa Rica se clasificó a semifinales en Sub-17 y Alto Rendimiento y evitó el

Jueces del Tribunal de Casación Penal de San José, así como exmagistrados suplentes de la Sala III y académicos de la Universidad de Costa

Los enamorados esgrimen sus armas: la espada de la palabra y la miel de las promesas. Pero terminado el noviazgo  presidencial  el olvido acaba

El autor de la novela Única mirando al Mar, Fernando Contreras, reclama al Grupo Editorial Norma la publicación de una nueva edición de ese
Semanario Universidad