Feria Internacional del Libro llegó remozada a La Aduana

Además de la oferta de libros de editoriales extranjeras, los libreros nacionales también pusieron a disposición del público una amplia oferta de autores costarricenses.La

Además de la oferta de libros de editoriales extranjeras, los libreros nacionales también pusieron a disposición del público una amplia oferta de autores costarricenses.

La Feria Internacional del Libro de Costa Rica (FILCR), que se inauguró el viernes 23 de agosto y finalizará el 1 de setiembre, llegó este año con una serie de innovaciones.

“Cada año se mejora lo que se hizo el año anterior; es un cambio cualitativo que se diferencia muchísimo de los conceptos de las ferias anteriores”, explicó Luis Bernal Montes de Oca Figueroa, presidente de la junta directiva de la Cámara Costarricense del Libro.

Según Karina Salguero, encargada de la dirección artística de la FILCR, hay dos cambios relevantes: el primer aspecto es que la entrada es gratuita, “porque así es la cultura, tiene que ser accesible”; el segundo cambio consiste en que por primera vez la feria se hace por medio de una coproducción entre la Cámara, el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), y el Colegio de Costa Rica.

 

“El MCJ viene a agregar a la feria el tono artístico. Hice una curaduría artística: pensamos muy bien en los contenidos, los invitados, cómo hacer que la gente entienda el mundo editorial. Todo eso es una preocupación que le estamos agregando a la feria”, agregó.

 

Las innovaciones harán que la feria apele a una serie de eventos, como la suma de otros discursos artísticos y culturales dentro de la feria, el intercambio cultural, la visibilización en el ámbito internacional, el fomento de la lectura y un espacio a las editoriales independientes.

Este año la feria cuenta no solo con la venta de libros y charlas alrededor del tema de la literatura, sino que a esto se le suma otras actividades, como la exposición fotográfica sobre lucha libre −de la mexicana Silvia Grobet− en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, mientras que en la Casa del Cuño se ofrecerá una serie de productos de diseñadores nacionales. También, hay obras de teatro, cine, talleres, actividades relacionadas con el periodismo narrativo y, todas las noches, conciertos.

La feria también busca visibilizar la literatura nacional en escenario internacional y promover el intercambio. “En la feria, se va a dar a conocer qué es lo que estamos haciendo. Si se piensa que aquí no se lee o que no se publica nada, cuando la gente camine por acá va a modificar su impresión. Esto no es un proyecto de una sola feria, vamos a necesitar muchas; pero ya empezamos”, destacó Salguero.

En cuanto al intercambio cultural, las personas podrán conocer propuestas nuevas y encontrar los libros que los autores invitados están presentando; “hemos procurado que haya libros de los invitados, para que la gente pueda conseguirlos. Además, que el público pueda tener un poco más de interacción con los autores, un poco más de ambiente”, puntualizó Salguero.

También, en cada conversatorio con invitados de México −país invitado este año− va haber un invitado costarricense para vivenciar el intercambio.

En cuanto al fomento de la lectura, la feria se pensó para toda edad y todo gusto: durante la mañana hay actividades y un ambiente amigable para los niños, la tarde es para los jóvenes y la noche para los adultos. Incluso se organizaron excursiones para las escuelas y colegio públicos.

ESPACIO PARA EDITORIALES INDEPENDIENTES

Otro aspecto nuevo dentro de la FILCR es que uno de los temas principales es el apoyo a las editoriales independientes. Estas estarán presentes con sus publicaciones en la Casa del Cuño, y los importantes invitados que trajeron participarán en conversatorios, presentarán nuevos libros e impartirán talleres.

“Me parece que el MCJ por fin se está involucrando en el arte literario. Ellos prácticamente intervinieron en la feria y notaron que en el medio librero se está dando una regeneración, donde están apareciendo editoriales nuevas que hacen cosas diferentes. La feria, como es manejada por la cámara del libro, se ha enfocado siempre al comercio del libro y no a la producción editorial ni a la producción creativa de la literatura. Pero, con la intervención del MCJ ya eso mejora”, comentó Juan Murillo, editor de Lanzallamas, que tiene una importante participación dentro de la Feria del Libro.

“Actualmente, en Latinoamérica y en buena parte de Europa, quienes están publicando a los autores de peso y la literatura interesante, son las [editoriales] independientes y, en este caso, sí van a jugar un rol importante en la forma en cómo se va a entender una feria del libro, porque, por primera vez, va haber un lado positivo en la feria: a la par de las ventas de saldos que ha sido, va haber una propuesta estética innovadora”, afirmó Juan Hernández, de la Editorial Germinal.

Por otro lado, Germinal decidió llevar a cabo su Fiesta del Libro Germinal −que realiza anualmente−, dentro del marco de la feria. Durante toda la semana tendrá dos actividades por día, con sus diez invitados internacionales y los nacionales.

“Se enmarca este año en la feria del libro, porque recibí la invitación por parte del MCJ para participar. Quiero que quede claro que yo con la Cámara Costarricense del Libro no tengo afinidades ni económicas, políticas ni de ningún tipo. Lo hago en el marco de la feria, porque hay otra gente que hizo que la feria se diera bien”, aclaró Hernández.

Además de las editoriales costarricenses estatales e independientes, la feria cuenta con invitados internacionales que tienen sus propios proyectos editoriales independientes,  lo cual permite a las personas conocer la oferta y producciones internacionales, así como tener contacto con escritores, críticos y académicos de otros países.

Tanto Murillo como Hernández consideran importantes los cambios que trae consigo la feria: “ya era hora; la feria ya llevaba años de ser un movimiento mal dirigido y apuntado a un asunto de la industria del libro, en el sentido comercial, más que en el sentido cultural y creativo. Lo que está sucediendo ahora es lo que debió haber sucedido desde el principio; entonces estamos muy agradecidos con el MCJ y su intervención”, dijo Murillo.

Por su parte, Hernández opinó que hay que esperar a ver la reacción de las personas ante las nuevas propuestas que trae la feria. “Es una apuesta; se va a tratar de entregar una feria de calidad, pero hay que ver cómo responde la gente”, añadió.

Para Salguero, este trabajo conjunto con las editoriales independientes −que están trayendo sus invitados en el marco de la feria− es muy importante, porque “somos un país pequeño y mucho del trabajo editorial se ha hecho por años, pero con esfuerzos desarticulados. La idea es que los articulemos más, para que crezcamos en oferta de autores, de discursos, de propuestas. No podemos tener voz si no tratamos de gritar todos al mismo tiempo”, expresó.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

“Antes que me hubiera apasionado por mujer alguna, jugué mi corazón al azar y me lo ganó la violencia”. José Eustasio Rivera, “La Vorágine”Con

El siglo XX nos ha heredado a los especialistas: un tipo de seres humanos que parece interesante, pues estos dominan un tema específico con

 Seis docentes de la Universidad de Costa Rica disputan cuatro puestos ante el Consejo Universitario, cuya elección se llevará a cabo el próximo 6

China, comunista férrea y capitalista insigne, entre el año 2000 y 2013 d.C. es la mayor fábrica del mundo. Ahí se hace casi de

El expresidente colombiano Álvaro Uribe rechazó lo dicho por el israelí Yair Klein, de que estaba vinculado con los grupos paramilitares. (Foto: tomada de

El vestuario y la escenografía se enmarcan en esa línea de la “farsa” y lo caricaturesco, por lo cual destaca por su colorido y

Durante la construcción de la nueva terminal de contenedores en Moín, frente a las costas de Limón, se arrojarán 10 millones de metros cúbicos

Natalia Herrera y Adrián Figueroa interpretan “Sujeto de sí” en el Festival Nacional de Coreógrafos, que celebrará su XXX edición. (Foto: cortesía del Teatro
Semanario Universidad