Monólogo teatral se adentra en realidades de la edad madura

“Culturalmente al adulto mayor se le invisibiliza, se le trata como si fuera un mueble en la casa y a los nietos no se

“Culturalmente al adulto mayor se le invisibiliza, se le trata como si fuera un mueble en la casa y a los nietos no se les enseña a tener respeto y amor por los abuelos. La gente cree que no va a llegar a esa edad”.

Con esas palabras resumió la actriz Flor Vargas una de las preocuaciones detrás del monólogo  “Mi Vida empieza cada día”, el cual fue estrenado el pasado 18 de mayo en el Instituto de México y se montó bajo la dirección de Alexander Campos, quien además escribió el texto.

La actriz, de 69 años de edad, explicó que durante algún tiempo manejó la idea de hacer un montaje sobre la tercera edad, pero le faltó apoyo hasta que en una oportunidad conversó Campos entre otras cosas sobre los problemas que las actrices de su edad enfrentan para conseguir trabajo.

“Yo quería un personaje con mis características, como las vivencias, los hijos y nietos y los deseos para que las personas de la tercera edad asuman opciones como hacer cosas por la comunidad”, expresó.

En ese sentido, detalló que le movió la necesidad de “darle voz a esa gente sin voz, la de la tercera edad que siente que tras pensionarse no queda más que sentarse en una mecedora, nos falta esa cultura de entender que la vida no se acaba y que se puede tener actividad, si siempre se quizo cantar o pintar, por ejemplo, se cuenta con la oportunidad de hacerlo”.

EL RETO DEL MONÓLOGO

“La mayor motivación para emprender este proyecto, es decir, que hay una puerta abierta y que las paredes o techos se los impone uno mismo”, manifestó Vargas con un optimismo no empañado por el hecho de que, según dijo, tenía cuatro años de no trabajar como actriz, “durante ese periodo la gente se olvidó de mí, es muy frustrante”.

Vargas en 1988 ganó el Premio Nacional a Mejor Actriz de Reparto y sobre “Mi Vida empieza cada día”, detalló que nunca había hecho un monólogo y fue “muy difícil”, pues en el teatro “uno normalmente se apoya en los parlamentos y trabajo de los demás, en este caso yo sola enfrenté el texto y tenía miedo y desconfianza de mi memoria, pero lo he disfrutado mucho por tener toda la atención y apoyo del director”.

La actriz explicó que la pieza tiene tres momentos importantes. Primero, el personaje valora lo que tiene, “como los recuerdos, los hijos, sus manos para hacer cosas nuevas o sus ojos para sorprenderse”.

El segundo momento es cuando el personaje visita a un amigo que está en lecho de muerte y junto a sus reflexiones se introduce la perspectiva de saber que queda poco tiempo. El tercer punto clave tiene que ver con el hecho de conocer a una persona con quien desarrolla una amistad especial, lo cual además se presta para que el personaje al salir compare el San José que conoció con el de hoy. “Es un momento de nostalgia, pero también demuestra el hecho de que la gente si puede tener amor o una pareja, ve el mundo con ojos nuevos”, acotó.

La actriz detalló que psicológicamente “el personaje es yo misma, he vivido 69 años y me ha tocado experimentar muchas cosas, aunque hay elementos narrativos construidos para la obra, por ejemplo, no me ha tocado experimentar esa condescendencia, compasión o lástima con que mucha gente trata a las personas mayores”.

También subrayó que en nuestra sociedad se presentan comportamientos como el trato que las personas de la tercera edad reciben en los buses, “los choferes arrancan sin dar chance a que se puedan sentar; el maltrato parece ser un componente cultural”.

Vargas relató que tras la primera presentación el público salió muy conmovido. Añadió que “de alguna manera decimos que la muerte está ahí, hay que aprender a quererla; a la gente le mueve mucho el tratamiento que se le da a ello y al tema de la relación con los hijos”.

 


 

El monólogo empieza cada día

La pieza teatral está diseñada para llevarla de gira a diversas comunidades, instituciones o empresas y está dirigida a un público que abarca desde la edad colegial en adelante.

Desde el estreno el 18 de mayo, surgieron contactos para realizar las presentaciones en diferentes sitios y quienes tengan interés en que la pieza se muestre en su comunidad o lugar de trabajo pueden escribir a [email protected].


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El presidente del club de fútbol Limonense, de la liga mayor de Costa Rica, Carlos Howden Pascall, fue detenido hoy por un presunto lavado

Me dolía la espalda, el cuello y la cintura. No podía voltear la cabeza ni mover los brazos. Experimentaba mareos y pérdida del equilibrio;

Los profesores Andrés Saborío y Olman Alfaro, de la Universidad de Costa Rica (UCR), participarán entre el 1 y 2 de julio próximo en

Con una gran fiesta “dancística”, el Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folclor y de las Artes Tradicionales (CIOFF) celebrará la diversidad cultural

Críticas por la construcción de una costosa vía peatonal en la playa, y quejas de vecinos y comerciantes por “abusos” y exigencias supuestamente antojadizas

“La vida es una tómbola tómbola tómbola, de luz y de colores…. Don´t worry, be happy… Hay que trabajar, hay que estudiar, es mi

El gobierno designó a Adriana Prado como su embajadora en Nicaragua, en un aparente paso dirigido a procurar la normalización de las relaciones con

Este 1 junio de 2011, el Semanario UNIVERSIDAD llega a su edición no. 1900, como dicen nuestros ancestros, “eso no se lo brinca un
Semanario Universidad