Premian a los mejores del piano en certamen de la UCR

Este certamen  rinde homenaje a la pianista española del mismo nombre, quien dedicó 30 años de su vida a la formación de pianistas en

El VI Concurso Internacional de Piano María Clara Cullell 2010 para América Latina finalizó el pasado viernes 29 de octubre en la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica (UCR), con el anuncio de los ganadores de cada una de las categorías.

Este certamen  rinde homenaje a la pianista española del mismo nombre, quien dedicó 30 años de su vida a la formación de pianistas en la Escuela de Artes Musicales, en donde obtuvo el rango de catedrática y profesora Emérita.

Acerca de los resultados del concurso, el ganador del primer lugar en la Categoría Superior fue el joven boliviano Misael Mejía Redondo y el segundo lugar fue para el cubano Fidel Leal Camacho.

 

Se otorgaron dos menciones de honor al colombiano José Luis Correa Isaza y al costarricense Sergio Javier Sandí Brenes.
En la Categoría Intermedia del concurso, resultó ganador el cubano Daniel Rodríguez Hart, mientras que el segundo lugar fue para el boliviano Guery Ticona Espinoza.  Una mención honorífica fue dada al joven mexicano Jean Mitchel Casas.

Las interpretaciones tuvieron lugar del 24 al 30 de octubre pasados, en las instalaciones de la Escuela de Artes Musicales de la UCR. Participaron 23 jóvenes pianistas provenientes de países como Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Guatemala, México, Venezuela y República Dominicana.

Los participantes fueron inscritos en dos niveles, de acuerdo con su edad y experiencia; siete concursaron en la Categoría Intermedia –entre 14 y 18 años– y 16 en avanzada –entre 16 y 25 años–.

Durante los primeros días de la semana se llevaron a cabo las eliminatorias y los días jueves y viernes se realizaron las rondas finales de cada categoría. El sábado 30 de octubre tuvo lugar la premiación del certamen y el concierto de gala fue en el Auditorio Nacional, a cargo de los ganadores.

Como parte de la competencia, los estudiantes inscritos debieron interpretar obras básicas para piano, así como una pieza de música del compositor costarricense Julio Fonseca. Los jóvenes inscritos en la categoría intermedia prepararon el Vals Impromtu, y los de la avanzada el Estudio para piano.

Este requisito particular también generó un galardón. El cubano Daniel Rodríguez y el boliviano Misael Mejía, recibieron el premio a la Mejor Interpretación de Música Costarricense de su grupo.

LOS JÓVENES AL PIANO

Misael Mejía tiene 18 años y toca el piano desde hace 12. Estudia en el Conservatorio Nacional de Música de Bolivia, en La Paz, bajo la dirección de Irina Efanova. Tras resultar ganador del certamen María Clara Cullell, el joven afirma que esta experiencia le impactó positivamente,  pues le permitió convivir y aprender de otros pianistas y le otorgó un atestado más para su currículo como artista.

Mejías manifestó sentirse satisfecho con el premio y con sus interpretaciones durante el evento. “Más que la satisfacción de ganar, me gusta la satisfacción de que alguna gente se acercó a decirme que le gustaba mi música, que les había llegado. Eso es lo mas importante de la música, no tocar frente a un jurado siguiendo los parámetros, sino la forma en que uno toca y mueve el corazón de las personas”.

Detalló que “al principio me costó digerirla; pero una vez trabajada y como es una obra que no tiene muchos parámetros, pude hacer más cosas y crear algo interesante, más allá de lo que ya está escrito, que es muy difícil en la música clásica. Pude dibujar lo que quería y fue difícil, pero me encantó”.

Por su lado, el cubano Fidel Leal Camacho comenzó su carrera en la música hace 15 años, cuando tenía siete. Actualmente cursa tercer año en el Instituto Superior de Artes de La Habana.

Leal comentó que haber ganado el segundo lugar en el certamen costarricense es muy importante, ya que la competencia es muy conocida en Cuba y es importante por el prestigio que representa.

Recalcó la importancia de este concurso, pues al ser solamente para jóvenes latinoamericanos, permite demostrar que “los latinos podemos tocar repertorio europeo y tocarlo bien, además de ayudar a desarrollar un ambiente de cooperación y camaradería entre los músicos”.

Entretanto, Daniel Rodríguez Hart tiene 16 años, comenzó a tocar piano a los 6 y estudió bajo la tutela Isabel Clavera en el Conservatorio Alejandro García Caturla (La Habana).

Con sólo 13 años debutó junto a la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba  y cuenta con importantes galardones en certámenes como el IV Concurso Iberoamericano de Piano, el Concurso Nacional de Piano Amadeo Roldán, el VIII Festival de Música Latinoamericana en República Dominicana y el XIX Concurso Internacional de Piano de Ibiza, España.
Tras resultar ganador del primer lugar en la Categoría Intermedia, el joven afirmó que el Concurso María Clara Cullell le llamó la atención al ser sólo para pianistas latinoamericanos, y aseguró que la experiencia le ha ayudado a crecer como músico.

Por otra parte, el boliviano Guery Ticona empezó a tocar a los 6 años y estudia en el Conservatorio Nacional de Música de Bolivia.

El joven relató que se enteró del concurso por un aviso en su centro de estudio y que disfrutó muchísimo la experiencia, ya que este tipo de espacios para aprender y compartir, son muy importantes en la formación musical.

MEMORIA Y ENSEÑANZA

María Clara Vargas Cullell, directora de la Escuela de Artes Musicales, miembro de la Asociación Premio de Piano María Clara Cullell Teixidó e hija de la reconocida pianista, comentó que el concurso se creó para honrar la memoria de su madre, y sobre todo, para continuar su labor: educar a los jóvenes en el amor por la música.

La primera edición del concurso tuvo lugar en el año 2000. En esa oportunidad y durante las siguientes ediciones, la participación se abrió para jóvenes de Centroamérica. Este año, gracias al crecimiento y el renombre que ha adquirido el certamen, se abrió la posibilidad de concursar a pianistas de toda Latinoamérica.

María Clara Vargas explicó que el evento tiene por propósito abrir espacios para los jóvenes pianistas de la región para aprender y compartir con músicos de otros países, sus profesores y el público en general.

De esta manera, el concurso no sólo incentiva la sana competencia, sino que ofrece espacios de formación, como clases magistrales y conferencias con maestros de renombre mundial, mientras permite la creación de lazos entre artistas de distintos países de la región.

Cada año, además, se incluye una pieza de un compositor nacional que debe ser interpretada por los jóvenes.

En este caso las dos piezas seleccionadas fueron de Julio Fonseca, en coordinación con diferentes actividades que la Escuela de Artes Musicales lleva a cabo actualmente en honor a este compositor.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Entre el 2009 y el 2010, México, Chile, Ecuador, Venezuela, Colombia, Argentina y Paraguay han conmemorado el bicentenario de su independencia de España y

Incluso hay quienes señalan que los efectos han sido negativos, sobre todo para los productores y las compañías locales que no han podido ingresar

Ambas reclaman que en conjunto han perdido cerca de ¢500 millones desde que se suspendió el paso del tren al Pacífico, debido primero a

En relación con la información “Piden suspender contrato de nuevas oficinas en Multipark”, Florisabel Rodríguez –esposa del regulador general, Fernando Herrero- envió una nota para ...

Al respecto quisiéramos manifestar nuestra disconformidad con la ilustración publicada en la portada, pues consideramos es una apreciación parcializada, alejada de la realidad y

En ese sentido, ha hecho bien el Ministerio de Cultura al recoger ese sentimiento y plantear un proyecto nuevo sobre los premios nacionales. Pero

Grandes foros se han realizado para discutir en cuánto tiempo esta cruda realidad debe ser eliminada, o por lo menos reducida; si las políticas

Esa es una de las conclusiones a la que llegaron expertos en materia de salud pública en la mesa redonda El Modelo de Atención
Semanario Universidad