Un encuentro artístico con Alejandro Monestel

Artistas plásticos y musicales se unieron para ofrecer un homenaje al reconocido compositor costarricense Alejandro Monestel Zamora, el pasado martes 9 de octubre, en

Artistas plásticos y musicales se unieron para ofrecer un homenaje al reconocido compositor costarricense Alejandro Monestel Zamora, el pasado martes 9 de octubre, en la Galería de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Como parte de este homenaje que se denominó “Encuentro con Tío Alejandro”, se inauguró  la exposición de cerámica y vidrio de la artista y sobrina del compositor Carmen Aguilar Aguilar. Dicha exhibición se mantendrá abierta al público hasta finales de este mes.

Según expresó la ceramista, “tío Alejandro me permite honrar a mis antepasados en mi obra plástica y agradecerle por lo que trasmitió a aquellos, que a su vez, me marcaron. Este impacto perdura en la cadena de la vida, y se trasmite de generación en generación, ahora es mi turno”.

En el homenaje, Jimena Sánchez Zumbado hizo una genealogía de la familia Monestel Zamora, mientras que la musicóloga Tania Vicente León se refirió a la historia musical de Alejandro Monestel Zamora.

Posteriormente, el violinista Erasmo Solerti Aguilar y la pianista Tanya Cordero Cajiao interpretaron las obras del “Cuaderno para violín y piano”, de Alejandro Monestel, “Miniatura”, “Sueño de un Ángel” y “Humoresque”.

El “Cuaderno para violín y piano” es una colección de temas variados, entre los que destacan también obras religiosas para este ensamble. En ellas se nota el gusto refinado y lírico de las melodías, una canción de cuna y el ritmo de vals, y nos refieren a una época y forma de ver la vida completamente diferente a la actual. Este manuscrito está dedicado al famoso dúo del violinista Raúl Cabezas y la pianista Zoraide Caggiano.

Este homenaje al maestro Alejandro Monestel se enmarcó dentro de las actividades de la Cátedra Francisco Amighetti de la Escuela de Artes Plásticas.

ALEJANDRO MONESTEL

El compositor, organista y maestro de capilla Alejandro Monestel Zamora inició sus estudios musicales en Costa Rica con el maestro Pilar Jiménez, y luego los continuó en Bruselas, Bélgica.

Fue el director fundador de la Escuela Nacional de Música y de la Escuela de Música Santa Cecilia, y se desempeñó como profesor fundador del Conservatorio Nacional de Música, hoy Escuela de Artes Musicales de la UCR.

Desarrolló su exitosa carrera musical principalmente en Estados Unidos, donde trabajó en diferentes templos de Nueva York como maestro de capilla, entre ellas en la Iglesia de Santa María de Roselyn, Nuestra Señora de las Mercedes en Brooklyn y en la Catedral Metropolitana de San José.

Su extensa obra abarca misas, cantatas, réquiem, música de cámara, canciones y obras para piano y órgano. Copias manuscritas de algunas de sus obras están en bibliotecas estadounidenses y en el Archivo Histórico Musical de la UCR, incluida su reconocida “Rapsodia costarricense”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

A las empresas más grandes, que facturaron cientos de miles de millones de colones en la construcción de la ruta  fronteriza 1856, el Consejo

El Gobierno anunció hoy que trabaja en l elaboración de un decreto ejecutivo para “aclarar” los alcances de lo estipulado en la actual Ley

II  PARTEFrente a las propuestas masivas de atención a la vivienda o a la fragmentación en la cobertura estatal sobre los problemas urbanos, urge

La publicación en el Semanario UNIVERSIDAD de la nota “Construcción de trocha fronteriza favorecería a grandes empresarios de la zona y a petrolera Mallon

No me gustan las modelos. Eso de que pueda ver los huesos que se les salen debajo de los hombros y que bordean su

Aquellos que fueron independientes. Nuestros abuelos y bisabuelos sí fueron independientes y además realmente libres.  Comprendieron que no tenían salud, educación ni un trabajo

En una coyuntura en la que los medios digitales toman cada vez más fuerza, los libros disponibles en dicho formato son cada vez más

La negociación y posible firma de un Tratado de Libre Comercio entre Costa Rica y Colombia preocupa a los sectores empresariales, sobre todo industriales,
Semanario Universidad