Un viaje por la expansión de los sentidos: Nueva exhibición de la artista Victoria Montero explora intensamente las posibilidades del vidrio y la luz

De la oscuridad y la luz emanan los seres de “Vidrio de la tormenta”. (Foto: cortesía de Victoria Montero)Una tempestad sensorial es lo que

De la oscuridad y la luz emanan los seres de “Vidrio de la tormenta”. (Foto: cortesía de Victoria Montero)

Una tempestad sensorial es lo que propone “Vidrio de la tormenta”, una exposición de esculturas, pinturas y objetos luminosos que inaugura este 28 de febrero la artista Victoria Montero, en el Museo Rafael Ángel Calderón Guardia.

Según expresó la artista, se trata de un “coqueteo con lo utilitario”, que de manera efectiva no limita los sentidos de esta obra, sino que los expande. “Los objetos cotidianos tienen usos y sentidos específicos; los objetos de arte tienen usos y aplicaciones ilimitadas”, comentó. 

Montero radica en Nueva York, y en Costa Rica ha logrado reconocimientos como el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría. En esta oportunidad, la muestra consiste en 16 esculturas.

REFLEXIÓN DESDE LA OSCURIDAD

Montero explicó que el título de la exposición se debe a su vocación por “trabajar con ideas que ya están incluidas en el material mismo”. En este caso, se trata de objetos que encontró cerca de su casa ubicada frente al río Hudson, donde -según dijo- llega mucho vidrio.

“La idea de la tormenta tiene que ver con el elemento atmosférico, que desgasta las cosas y las somete a cambios. Quise recurrir a materiales que tuvieran esa historia”, detalló.

De esta manera, la artista recurre a una gama amplia de técnicas y materiales -además del vidrio emplea otras materias primas-, los cuales reutiliza a partir de su particular concepción estética, para dar forma a sus particulares objetos de arte.

La muestra es pletórica en el uso de materiales reciclados, lo cual tiene que ver con el esfuerzo de Montero por rescatar algunos conceptos de forma de vida, transmitidos por su familia paterna. Se trata de costumbres emanadas del período posterior a la II Guerra Mundial, en el cual la reutilización de materiales se convirtió en una práctica imprescindible.

“Cualquier guerra afecta mundialmente; mi padre me explicó que en aquél momento para toda la gente todos los bienes se volvieron un privilegio y eran tratados de forma especial, porque no se sabía hasta cuándo volverían a estar disponibles, de manera que las cosas se reutilizaban hasta lo último; él creció de esa manera y nos transmitió eso”. El trabajo con material reciclado es “una línea que siempre he seguido”, acotó.

Para Montero, hoy en día en el mundo artístico se da una retroalimentación muy fuerte entre los diferentes campos artísticos, por lo que “se echa mano a imágenes, técnicas o sensibilidades que  transmiten el lenguaje adecuado; no hay tanto complejo como antes”.

Sobre las imágenes que presenta en esta exhibición, indicó que todas a su manera “son seres de la naturaleza, como espíritus animales que llevan luz interna pero están en la oscuridad; me interesa crear un ambiente íntimo, como si fuera una caverna o una recámara de noche”.

En opinión de la artista, esas referencias de alguna manera transportan a las personas a un sitio de oscuridad, que para algunos puede ser sedativo o tranquilizante como ocurre con la naturaleza, pero que -al igual que la naturaleza- por el contrario, “puede amedrentar, porque no se sabe qué hay allí afuera y esta exposición básicamente busca evocar esos sentimientos”.

“Busqué crear una conexión más emotiva que intelectual; no puedo decirle a la gente qué pensar, pero esa conexión se puede generar de acuerdo a sus propias experiencias”, expresó.

A su parecer, los espacios que se crean mediante el arte y el diseño, son una expresión “muy profunda de cómo quiere vivir la gente. El espacio de la vida de una persona se modifica por los objetos que llevamos a su vida. Somos lo que vemos, comemos, leemos; todo es un conjunto que nos transforma y define”.


Tormenta en el Calderón Guardia

La exposición “Vidrio de la tormenta” se inaugura este jueves 28 de febrero a las 7 p.m. y estará abierta al público hasta el 23 de marzo.

El Museo Calderón Guardia se encuentra en barrio Escalante, 100 metros al este y 100 norte de la iglesia Santa Teresita.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Para cerciorarse del estado de los huevos tibios, lo mejor es usar una cuchara. Con el desayuno comienza la desconfianza. Y con la desconfianza

El artículo se escribió antes del lunes 18 febrero, día en que se tuvo que variar el horario, por el de las 10 de

Lía Bonilla el 21 de noviembre, día en que cumplió 92 años. (Foto: cortesía de Miguel Fajardo)Para Lía Bonilla, Premio Nacional de Cultura Popular

La mercantilización  de la educación universitaria, inspirada en las políticas educativas promovidas por los gobiernos y empresas privadas a escala mundial, se inició en

El Instituto Confucio de la Universidad de Costa Rica (IC-UCR) nace hace casi 5 años, gracias a un convenio entre nuestra institución y la

Es necesario agradecerle al escritor Raúl Costales Domínguez, que en su nueva contribución a la polémica sobre la filosofía política de Platón (Semanario Universidad,

Al libro “La disección de una casa” de William Eduarte, le fue otorgado el “Premio ‘Eunice Odio’ 2012”, mientras que “Trasatlántico”, de David Cruz,

2 de julio de 1967Compadre:Me ha dado una gran alegría lo que me dices del capítulo de Cien años de soledad. Por eso lo
Semanario Universidad