Copa de Oro, el escenario para Esteban Alvarado

Lesión de Keylor Navas ofrece una gran vitrina al segundo portero de la Selección Nacional.

A rey muerto, rey puesto. Si Keylor Navas (28 años) no asistirá a la Copa de Oro por lesión, la oportunidad se le presenta inmejorable para Esteban Alvarado (26 años), un portero que en la Selección Nacional tenía la etiqueta de “segundón”.

Navas no jugará el torneo de naciones de la Concacaf porque se lastimó el tendón de Aquiles del tobillo izquierdo durante el Mundial de Brasil 2014 y si bien jugó esa Copa y continúo haciéndolo con su equipo, Real Madrid de España, el dolor le pasó factura en los últimos días y decidió dar un paso al costado.

De inmediato se desafectó de la Tricolor y se puso a las órdenes del equipo blanco, el cual le ordenó viajar este domingo a España, un día después de su pomposa boda católica en Santa Ana, un hecho que fue festín para la prensa rosa costarricense.

Este lunes, el cancerbero fue tratado en el hospital Universitario Sanitas La Moraleja de Madrid por los médicos de su equipo, los cuales determinaron que no era necesario operarlo, sino que procederán con reposo para calmar la dolencia.

Sea como sea, la santa verdad es que Navas no estará en la Copa de Oro, torneo que se realizará del 7 al 26 de julio en Estados Unidos y Canadá. Y es en esta tesitura que Alvarado salta como el arquero titular.

Es allí donde tendrá la posibilidad de demostrar que no solo se puede confiar en él para grandes escenarios, sino que, en caso de tener buena participación, le lloverán ofertas de equipos europeos, toda vez que recientemente dejó el Az Alkmaar, club en el que militó desde la temporada 2010-2011, cuando salió de Saprissa.

Alvarado, quien no fue convocado por el colombiano Jorge Luis Pinto Afanador para el Mundial de Brasil por indisciplina (salió de una concentración sin permiso), encontró en el nuevo timonel de la Tricolor, Paulo César Wanchope, un técnico que cree en sus condiciones y fue titular en el amistoso contra Colombia el 6 de junio en el estadio Diego Armando Maradona de Argentina.

Si bien la Sele cayó 1-0, Alvarado salvó de una goleada a los pupilos de Wanchope, acción que le valió la credibilidad de buena parte de la afición.

Ahora vienen, al menos, cuatro partidos en los que Alvarado podrá volver al arco tico.

Primero será el amistoso contra México del próximo sábado a la 4 p.m. en el estadio Citrus Bowl de Orlando, Estados Unidos.

Luego, los tres partidos de fase de grupos de la Copa de Oro: frente Jamaica, a las 6 p.m. del miércoles 8 de julio en el estadio StubHub Center de Los Ángeles, Estados Unidos; ante El Salvador a las 7 p. m. del sábado 11 en el estadio BBVA Compass, Houston, Estados Unidos, y a las 6:30 p.m. del martes 14 contra Canadá en el estadio BMO Field, Toronto, Canadá.

Navas, en vilo

El futuro de Navas como arquero del Real Madrid es incierto. Antes de su lesión, la prensa deportiva internacional insistía en que el club merengue vivía momentos de cambio en el arco.

Se señalaba que el cancerbero titular, el español Íker Casillas (34 años), todo un símbolo para el cuadro blanco y la selección de España, estaba de salida y que Navas se convertiría en estelar.

Luego surgió una nueva tesis según la cual, ante la salida de Casillas, llegará al equipo otro portero, el también ibérico David de Gea (24 años), quien es titular en el Manchester United de Inglaterra.

Entonces, se tejieron toda clase de hipótesis sobre el traspaso, pues no es nada fácil que el poderoso ManU ceda a su guardavallas, por más que el club interesado sea el Real Madrid.

Incluso, se especuló que ambos equipos negociaron y que el inglés dejaría partir a De Gea a cambio de un monto no divulgado pero millonario en euros y con Navas como regalía.

Otros medios sostuvieron que tal acuerdo existía, pero que el portero que pasará a Inglaterra sería Casillas. Así, De Gea sería titular y Navas suplente en el Real Madrid, mientras que Íker jugaría con el Manchester.

Pero todo cambió en el recrudecimiento de la lesión de Navas y ahora el foco de atención para la prensa es conocer cuánto tiempo necesitará el golero tico para recuperarse.

Esto será vital para definir su futuro, puesto que, para empezar, es inviable negociarlo mientras tenga una dolencia.

Luego, es importante saber si se recupera antes de que empiece la nueva temporada, pues si lo hace con suficiente tiempo, podría pelear la titularidad en el cuadro que dirige el español Rafael Benítez, quien sustituye al italiano Carlo Ancelotti.

La lógica de los dirigentes del Real Madrid es garantizarse, al menos, dos porteros de altísimo rendimiento. Si Navas no consigue restablecerse a tiempo, se verán la obligación de dejarse a Casillas y contratar a otro, que puede ser De Gea.

En este supuesto, Navas tendría dos opciones: La primera es quedar al margen durante toda la temporada y solo ser tomado en cuenta como tercer arquero.

La segunda, es ser traspasado a un equipo que desee sus servicios en calidad de préstamo o mediante una negociación de club a club, algo que si bien no le traerá ningún inconveniente en el ámbito económico (el Real está obligado por contrato a mantenerle el salario), sí le significaría un “bajonazo” en su carrera, pues pasaría de uno de los mejores equipo del mundo a otro de inferior calidad.

Pese a todo este panorama, la decisión de los médicos de no operar a Navas tiende un halo de esperanza, puesto que si no es necesaria la intervención quirúrgica se puede deducir que su dolencia no es tan grave y que la recuperación será relativamente corta.

Si es así, entonces la situación vuelve a como estaba en el principio y será en los próximos días que se definirá si Keylor sigue en el Real Madrid y en qué condiciones lo haría o si pasa a “Los Diablos Rojos” en el canje por un De Gea deseoso de volver a jugar en su país.

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Simbólico pero responsable, sería colocar en cada oficina pública, en cada ventanilla de despacho, en cada institución del Estado, un letrero

La revista duraba cinco meses para evaluar un artículo. Sin embargo, a los tres días tenía el dictamen: se rechaza el artículo debido a que
Semanario Universidad