Cosecha de 29 campeonatos: Tras el título viene el Mundial de Clubes

Santos de Guápiles y San Carlos no le hicieron ni cosquillas al Deportivo Saprissa en la semifinal y final del Torneo de Verano, que

Saprissa se dio un paseo por las nubes en las instancias finales.

Santos de Guápiles y San Carlos no le hicieron ni cosquillas al Deportivo Saprissa en la semifinal y final del Torneo de Verano, que los morados despacharon a su gusto y antojo.

Desde luego que hizo falta la mitad del ingrediente; el rival que quizá pudo incomodar un poco más las intenciones del Saprissa, de reconquistar una corona que se le fue de sus vitrinas en las dos últimas temporadas cortas y que fueron a lucir los vestuarios de Liberia Mía y Brujas respectivamente: hablamos de Liga Deportiva Alajuelense.

La ausencia del acérrimo rival de los capitalinos le quitó brillo a la final del campeonato, pero esto fue total responsabilidad de los rojinegros, incapaces de sobrevivir a la serie semifinal ante los toros del norte, que les sacaron un empate de oro en el Morera Soto y luego los hincaron en Ciudad Quesada.
La posibilidad de que el clásico se reeditara en la final del Verano se esfumó ante las carencias ofensivas de los rojinegros, que arribaron precavidos a San Carlos en busca de un empate que les diera el pasaporte a la final.  Lo que pescaron fue la derrota y consecuente eliminación.
Mientras, Saprissa liquidaba a los guapileños, derrotándolos en su propia casa 1-0, para luego en el juego de vuelta en Tibás, simplemente y sin sudarse, manejar el resultado igualando 0-0.
Contra Saprissa, San Carlos fue un fiasco; tuvo en dos ocasiones a los discípulos de Roy Myers contra las cuerdas en el juego de ida 1-0 y 2-1, no supo matar y en 15 minutos la retaguardia norteña se derrumbó y permitió tres goles de los hoy campeones nacionales que resultaron letales de cara al juego de vuelta.
En este, el pasado sábado, el Saprissa se dio un paseo en un estadio hasta el tope de sus entusiastas seguidores, que hicieron eco a una sonada victoria 3-0 contra un equipo norteño liquidado de antemano.
Saprissa ha dado cuenta de los llamados grandes como el propio Alajuelense, Herediano y Cartaginés en su estadio, donde es casi, casi, invencible. A todos los ha doblado en el Ricardo Saprissa, pero hace rato que los morados no campeonizan prácticamente caminando, como les resultó este viaje por las nubes frente a guapileños y sancarleños, opositores demasiado limitados.

MONARCA SOBRADO

Saprissa se dio el lujo de jugar el partido final del campeonato, sin cinco de sus futbolistas titulares: los defensores Andrés Núñez, Víctor Cordero y Douglas Sequeira; el volante de marca, Fernando Paniagua y el goleador del torneo, Alejandro Sequeira no figuraron en la formación que Roy Myers presentó ante San Carlos.
Este detalle técnico y táctico limita a cualquier equipo, pero no al Saprissa.  Dada su vieja política de no fichar a futbolistas extranjeros y reforzar sus fuerzas básicas, cuenta con un semillero de jugadores en sus ligas menores, diríamos que impresionante para nuestro modesto medio balompédico.
Y vamos a citar un solo ejemplo en una posición definida: volante de marca.
Hace un par de temporadas, José Luis “Pupy” López era el titular del Saprissa en esa posición; dos torneos cortos después, el “Pupy” tuvo que emigrar al fútbol de China después de perder la titularidad en el Saprissa.
Randall Azofeifa, Douglas Sequeira y Michael Barrantes, de los “viejos”, empezaron a coquetear con el puesto de López.  De pronto, irrumpieron dos veinteañeros que hoy se dan el lujo de ser integrantes de la Selección Nacional, Fernando Paniagua y David Guzmán, este último mundialista en Egipto, que no solo hicieron olvidar la presencia otrora determinante del “Pupy” López, e obligaron al cuerpo técnico de los morados a ceder en préstamo a otro equipo, a otra joven promesa que precisamente se lució en toda esta temporada, antes de lesionarse, con San Carlos. Nos referimos a Manfred Russell.
Cuatro o cinco jugadores de buen nivel para cada puesto, hacen del Saprissa un equipo fuerte y diferente, que le permite precisamente, como sucedió en la final, reemplazar  todo el esqueleto de su retaguardia (Núñez, Cordero, Sequeira y Paniagua), sin resentirlo.
El hecho de quedar de primero en el Grupo A del Torneo de Verano, le permitió al Saprissa cerrar las series finales en su patio, de ahí que tras vencer en los dos juegos de ida, primero ante Santos y después contra San Carlos, convirtió los partidos de vuelta en mero trámite.
Los seguidores de la Liga todavía recuerdan la última final contra los morados hace un par de temporadas.  Triunfó Alajuelense en el Morera Soto 2-0 y en el juego de vuelta en el Saprissa, en menos de diez minutos ya el anfitrión tenía resuelto el asunto, con dos goles en siete minutos y un tercero varios minutos después, lo cual dio al Saprissa su corona número 28.

MUNDIAL DE CLUBES

Con la corona en su poder, el Saprissa irá ahora por el certamen que le quita el sueño, la Champions de CONCACAF.  De ganarla, le permite regresar al Mundial de Clubes, donde se cubrió de gloria con Hernán Medford de técnico al lograr el tercer lugar.
“Para triunfar a este nivel, se debe reforzar al equipo; con lo que tenemos nos alcanza para el campeonato nacional, pero si pretendemos trascender y mientras los jugadores jóvenes maduran, necesito refuerzos”, dijo Roy Myers a UNIVERSIDAD.
Parece que las pretensiones del entrenador serán complacidas y ya la gerencia del club ha anunciado los fichajes de los defensores Gabriel Badilla, defensor morado que había partido a la MLS, de Esteban Sirias, proveniente de Liberia Mía y seleccionado titular en la era de Rodrigo Kenton y del joven talento generaleño, Juan Diego Monge, por el momento.
Igual, Keylor Navas, el portero titular, ha desistido de viajar a algún equipo de Europa y seguirá vestido de morado, lo que corta, por ahora, el fichaje que se rumoraba de Adrián De Lemos, dejado libre por el Herediano.
Saprissa, campeón nacional, refuerza su arsenal.
De nuevo el Mundial de Clubes, está a la vista.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Por no realizar los estudios salariales indispensables para la  aplicación de una adecuada escala de remuneración para sus empleados, un grupo de 114 funcionarios

Décadas de tensa estabilidad en la realidad histórica llevaron a la conciencia al desprecio de una lúcida advertencia: la naturaleza no resistiría por mucho

Una colección de más de 4000 especímenes de insectos fue donada a la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR) por

Si ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele la capacidad de intervenir en el gobierno de su propia

Para el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas Barrantes, la pretensión de los legisladores de duplicarse el salario

En materia de Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) el país debe apresurar el paso porque si bien se avanza, no lo hace

Deprimidos, un día; eufóricos, otros, los inversionistas en las bolsas reflejan el caos especulativo que se ha adueñado de los mercados, capaces de hundirlos

Empecemos por los alucinógenos. Los psicodélicos o alucinógenos son sustancias psicoactivas que influencian substancialmente la percepción y la conciencia. De manera que afectan
Semanario Universidad