Valle Central domina Juegos Nacionales 2015, una vez más

El cantón central de San José obtuvo 99 medallas de oro en los recién concluidos Juegos Nacionales Zona Norte 2015.

El cantón central de San José obtuvo 99 medallas de oro en los recién concluidos Juegos Nacionales Zona Norte 2015.

Los Juegos Nacionales Zona Norte 2015 que se llevaron a cabo entre el 5 y el 15 de julio dejaron en evidencia, una vez más, la permanente hegemonía de varios cantones del Valle Central sobre el resto.

En la fiesta más importante para deportistas promesas menores de 20 años de distintas disciplinas, ocho de los primeros diez cantones más medallistas procedían del Valle Central: San José quedó con 99 de oro, 86 de plata y 94 de bronce; seguido por Alajuela (75, 86 y 107, respectivamente), Heredia (67, 64 y 69), San Ramón (60, 25 y 21), Belén (56, 40 y 44), Cartago (45, 64 y 77), Desamparados (32, 27 y 53) y Goicoechea (27, 23 y 31).

Las únicas excepciones fueron San Carlos, uno de los cantones organizadores y el más desarrollado de la zona norte (37, 33 y 39), y Pérez Zeledón, el más desarrollado de la Región Brunca o Zona Sur (26, 27 y 43).

El equipo de beisbol de Upala resultó  campeón en los recientes juegos nacionales.
El equipo de beisbol de Upala resultó campeón en los recientes juegos nacionales.

METAS ESPECÍFICAS

Cantones de zonas rurales apelaron a deportes específicos. Sin embargo, como sucede en juegos internacionales de la talla de los Panamericanos (ni qué decir las Olimpiadas), hay delegaciones con un objetivo distinto, ya que por su menor número de atletas clasificados, recursos o infraestructura no aspiran a los primeros lugares del medallero, sino a ganar en determinados deportes, en los que tradicionalmente suelen ser fuertes.

Este es el caso de delegaciones como Buenos Aires, que le apostaron todo al ciclismo de montaña y al boxeo; Atenas, Abangares y Montes de Oro aspiraban sobre todo a las dos especialidades de voleibol (playa y gimnasio), Upala apelaba al béisbol y La Cruz de Guanacaste, cuyas expectativas se enfocaban en el balonmano masculino.

Los oromontanos ganaron medallas en el voleibol sala masculino −con el bronce sobre Pérez Zeledón− y la plata en el voleibol playa femenino en categoría Sub 20, con las hermanas Rebeca y Raquel González, quienes perdieron la final ante las atenienses Sofía García y Kimberly Arguedas.

Además de esta final, Atenas se impuso en el voleibol de gimnasio en ambos sexos. Las mujeres sacaron la espina ante Santa Bárbara, mientras los hombres lograron el bicampeonato ante Cartago.

Las abangareñas consiguieron el primer lugar en la categoría Sub 18 del voleibol playa femenino, con las hermanas Valeria y Lucía Matarrita, quienes vencieron a las alajuelenses Melissa Campos y Mariela Arley.

Los upaleños se impusieron en béisbol prejuvenil y juvenil, tras vencer a Santo Domingo 15-13 y a Limón 1-0, en las respectivas finales.

Los cruceños se dejaron contra todo pronóstico un tercer lugar en el balonmano masculino, luego de batir en el juego por el tercer lugar (35-33) a Turrialba, que llegaba como el campeón de la edición anterior, en una de las varias disciplinas ganadas por Desamparados.

Por su parte, las boxeadoras bonaerenses no consiguieron sostener su dominio en el boxeo y al final perdieron ante Desamparados, en la sumatoria general de las pruebas.

FIN DE LARGAS ESPERAS

Equipos como Puntarenas y Cartago en masculino, así como San Carlos, Cañas y San Ramón en femenino, llevaban varios años sin tener un papel protagónico, algunos incluso sin participar, pero esta vez los varones porteños lograron su segunda medalla de oro histórica en baloncesto ante el campeón defensor, Heredia, 75-71, y así le pusieron punto final a 38 años sin estar en lo más alto de la competición.

Mientras tanto, los cartagineses se trajeron el bronce en esa disciplina tras 13 años de espera, a costa de los varones ramonenses −finalistas frecuentes en los últimos años− 62-53.

En la rama femenina del baloncesto, las norteñas de San Carlos llegaron a finalistas tras 33 años de espera; aunque, a diferencia de aquella vez cuando salieron campeonas, en esta ocasión perdieron in extremis ante San José, 69-71. Finalmente, las cañeras y ramonenses tenían 23 años sin figurar dentro de las semifinales; es más, las guanacastecas tenían 17 ediciones sin concursar, pero al final se dejaron el bronce 39-37.

El fútbol masculino vio un nuevo reinado, después de que ni Alajuela ni Belén, campeón y subcampeón de la edición anterior, pudieran estar presentes en esta ocasión. El nuevo rey de la disciplina es Liberia, luego de vencer en el propio estadio Carlos Ugalde Álvarez a San Carlos, 1-0.

En el tenis, pese a que el grueso de las medallas doradas quedó repartido entre Escazú, San José y San Carlos, también se unieron a la repartición Grecia, por medio de Hillary Alfaro (sub 14 femenino), Cartago con Gloria Esquivel y Sofía Gómez (sub 14 femenino dobles), y Buenos Aires, con Marialy Jiménez (sub 16 femenino). En el atletismo, Alajuela y San José destronaron a Limón y Cartago como las mejores delegaciones en femenino y masculino, tras sumar los mayores puntajes en el acumulado general. Los manudos también se impusieron en el triatlón masculino.

El tenis de mesa tuvo un solo dominador en ambos sexos: Pérez Zeledón, que se dejó el grueso de las categorías y, con ello, el primer lugar general sobre cuadros tradicionalmente fuertes, como Cartago.

Respecto a la gimnasia artística, San José y Alajuela hicieron el 1-2 en ambos sexos, al dejarse el grueso de las pruebas. Lo único que varió en el podio fue el tercer lugar, con Belén en masculino y Curridabat en femenino.

También hubo hegemonías que se extendieron, tales como Alajuela en ajedrez femenino, Goicoechea en masculino, Desamparados en fútbol sala y boxeo masculino, Belén en natación femenina, Heredia en karate en ambos sexos, Tarrazú en balonmano femenino, San Ramón en halterofilia para ambos sexos, Belén en ciclismo tanto de montaña como ruta, Moravia en fútbol femenino y San José en baloncesto femenino.

De todas, las que llevan más tiempo de vigencia son las manudas en los tableros y las josefinas en el deporte de los aros, ya que mientras las alajuelenses sumaron su quinto título consecutivo, las capitalinas ya alcanzaron su tetracampeonato en la disciplina.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

La libertad de expresión pasa por las libertades de prensa y de empresa, y con ellas, en tanto, libertades básicas, no se juega, reclaman

En su artículo del 20 de mayo de 2015 (“Una mujer pagana evangeliza a Jesús”), don Miguel Picado cree que el amor de Jesús

Enardecidamente, una sociedad costarricense expresa con asombro, e incluso en algunos casos, con disgusto, la controversial decisión del Juzgado

La creciente pérdida de movilidad en vehículo automotor—en especial el de uso particular—es, sin mayor duda, uno de los desafíos más complejos
Semanario Universidad