El género

El equilibrio perfecto, somos iguales ante todo, todas y todos.Pero sí, el lado huero del asunto, donde los géneros no cuentan, donde no somos

La ley de igualdad real, ¡fabuloso!, número igualitario de diputados y diputadas, ¡mejor!, igualdad de alcaldes y alcaldesas, ¡ni se diga!, mismo salario, ¡genial!, y enumere usted lo que se le venga a la cabeza.

El equilibrio perfecto, somos iguales ante todo, todas y todos.

Pero sí, el lado huero del asunto, donde los géneros no cuentan, donde no somos iguales, donde se pierde la idoneidad: las lágrimas de Maureen Ballestero (que de paso me recuerdan a la que manda para la mierda a medio mundo, pero después llora piadosa en los medios), sus fotos y videos tan publicitados coadyuvan (aunque usted no lo crea) en la compasión, en la manipulación de un mundo macho, por no decir rubio de corazón.

Ya hemos oído criterios: qué fortaleza, qué entereza, lo que es la vergüenza interior, que pague y vámonos, borrón y cuenta nueva, obviando que ella misma desarrolló el proyecto de ley que ahora la condena (esperemos). Vimos a sus compañeros de Congreso palmeándole el hombro, pero nadie dijo… “qué olvidadiza” por lo de la votación en Liberia, perdón… por lo del pasaporte.
Así se pierde toda compostura. Tomemos en serio el cuento del género para que no solo sea cuento. No seamos procaces. Hay demasiada experiencia histórica para la interpretación de las lágrimas; a otras y otros con ese melodrama manipulador. Eso no se vale, doña Maureen. “Lágrimas de cocodrilo” al olvido, y eso sí… el pasaporte en el bolso.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El equilibrio perfecto, somos iguales ante todo, todas y todos.Pero sí, el lado huero del asunto, donde los géneros no cuentan, donde no somos

No hay que ser un Premio Novel de la Paz, ni tener varias megaempresas por todo el país, para entender que el tico promedio,

De ahí que no sólo causa asombro sino indignación ver cómo el presidente del país de la geopolítica por excelencia puede llevarse un premio

En tiempos electorales un grupo de universitarios se ha propuesto confrontar públicamente a los candidatos presidenciales con su pasado político.Así, responsabilizar a los cuatro

Actitudes autoritarias ganan terreno entre la población costarricense, aunque un sustrato de cultura democrática aún persiste en contra de esa tendencia, según se desprende

Tanto analistas como personas que han protestado contra la elección de la exdiputada Ofelia Taitelbaum como Defensora de los Habitantes, aseguran que esta designación

En su artículo, Churnside plantea como hipótesis la dificultad con que topa el Presidente Obama al querer desplegar una alternativa política a la tradición

El Fondo Concursable es una inversión y un estímulo que otorga la UCR, a través de la Vicerrectoría de Acción Social (VAS), a personas
Semanario Universidad