La peligrosa confusión sobre inteligencia

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define inteligencia en los siguientes términos: f. “Capacidad de entender o comprender. | 2. Conocimiento, comprensión,

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define inteligencia en los siguientes términos: f. “Capacidad de entender o comprender. | 2. Conocimiento, comprensión, acto de entender. | 3. Sentido en que se puede tomar una sentencia, dicho o expresión. | 4. Habilidad, destreza y experiencia. |5. Trato y correspondencia secreta de dos o más personas o naciones entre sí  | 6.  Sustancia puramente espiritual”.  Por otra parte,   define habilidad así: f. “Capacidad y disposición para una cosa | 2. Gracia y destreza en ejecutar una cosa que sirve de adorno al sujeto, como bailar, montar a caballo, etc. | 3. Cada una de las cosas que la persona ejecuta con gracia y belleza.| 4. Enredo dispuesto con ingenio,  disimulo y  maña”.

Aunque algo tienen en común, esos conceptos son claramente diferentes: destaco en el primero las nociones o intuiciones sobre “comprensión”, “entendimiento”; y, en el segundo,  las de  “ingenio”, “destreza”. Como siempre ocurre con los diccionarios, podríamos continuar buscando significados y afinando definiciones, encontrando especies de círculos o elementos tautológicos en ellas; pero basta lo anterior para formar un apropiado sentido o  intuición de su diferencia. En ésta, lo principal es que la primera palabra supone, implica o sugiere un nivel de conocimiento más profundo en comparación con la segunda.

No cabe  establecer juicios de valor o de preferencia a priori entre los dos conceptos y las opciones de cada uno. Es decir inteligencia, en sí, no es ni buena ni mala; habilidad tampoco; y ninguno marca superioridad o denota inferioridad. Dicho de otro modo: la inteligencia o habilidad de una persona, como tal, no determina ni preferencia ni aversión respecto a otra; y una persona más inteligente o hábil que otra no es  ni superior ni inferior.  Inteligencia y habilidad se refieren a atributos distintos: la primera unifica; la segunda  multiplica.

¿Y a qué vienen las disquisiciones anteriores? Me preocupa que nuestro sistema educacional está siendo –o ya ha sido- penetrado por un intento de equiparación de ambos conceptos; lo cual daña y limita las posibilidades de desarrollo del ser humano. Psicólogos,  pedagogos y educadores, por ejemplo, confunden los significados de ambos atributos,  cualidades o  rasgos, adoptando un  paternalismo equivocado respecto a quienes están dotados de más habilidad que inteligencia: en el fondo, creen que “ser inteligente” es superior a  “ser hábil”; entonces, impulsados por un errado afán igualitarista, tratan de borrar o desconocer la diferencia entre ambos.

De tal manera, el analista Howard Gardner  planteó  su teoría de “Inteligencias Múltiples” en 1983; y Daniel Goleman escribió su famoso libro sobre  “Inteligencia Emocional” en 1995. Y hay muchos antes y después que han hablado sobre “inteligencia social”, “inteligencia inter-personal”, “inteligencia grupal”, “inteligencia adaptiva”. Todavía otros se refieren a “Inteligencia matemática o fina” e “inteligencia intuitiva o gruesa”; siguiendo esa tendencia, cabría hablar sobre  inteligencia económica, política, antropológica; y (¿por qué no?) física, química, biológica, etc.

Pero, entonces, ¿qué sería inteligencia y qué sucedería con ella? ¿A dónde la llevamos?  ¿Estaremos estirándola y dispersándola tanto que se nos puede llegar a reventar, explotar o  desintegrar, escapando el control del pensamiento individual? ¿Así, no estará saliendo de la discreción personal, pasando a ese ámbito impersonal y colectivo que Eric Blair –más conocido como George Orwell- llamaba “Big Brother” (“Gran Hermano”)? Y, en ese umbral, temo que atinaríamos diciendo, con Eclesiastés, el filósofo del Antiguo Testamento, “vanidad de vanidades, todo es vanidad”, al columbrar en el horizonte un  eventual vacío o nada de las cosas de la vida.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Costa Rica ha caído en un peligroso autoaislamiento respecto al resto de Centroamérica y esto le puede restar fuerza a la hora de solicitar

Opiniones encontradas ha generado un decreto ejecutivo que, desde que entró en vigencia en diciembre pasado, impuso obligaciones a las empresas proveedoras de las

Una investigación del Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica (UCR), elaborado por la economista Marcela Román Forastelli, vincula los fallos

Alberto Cañas Escalante (San José, 1920), Premio Pío Víquez de periodismo 2011, asegura en esta entrevista que el proyecto de reforma de los premios

El “Estudio sobre la percepción del Cliente sobre el SBD” resalta la falta de credibilidad dadas  sus malas prácticas administrativas.  El Consejo Rector, aunque

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define inteligencia en los siguientes términos: f. “Capacidad de entender o comprender. | 2. Conocimiento, comprensión,

El Ministerio de Hacienda comunicó hoy que a partir de la próxima semana ofrecerá títulos de deuda interna con una tasa de interés ajustable

El Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) propone construir dos nuevas carreteras que rodeen el borde norte y sur de la Gran Área
Semanario Universidad