Mi teoría del péndulo, y otras cosas

También, como habitantes tenemos que “redefinir” las actividades “que podrían constituir” una campaña electoral. Es obvio que, así como están definidas hoy por hoy,

Con los resultados de las elecciones presidenciales del 2 de febrero, y del 6 de abril, aquí en Costa Rica una vez más se hace realidad mi “teoría del péndulo”. Me cito: “Creo en la “teoría del péndulo”, pues considero que la realidad se comporta como tal: da “bandazos”, se mueve de un lado para otro. Se pueden buscar ejemplos en la historia: Cuba, la ex-URSS, Irak, entre otros. Pasaron de regímenes totalitarios de derecha a regímenes totalitarios de izquierda. Irak y lo que fue la URSS pasaron de una monarquía de derecha a un régimen totalitario de izquierda (que para mí, constituye un régimen monárquico diferente); por su parte Cuba, pasó de un régimen corrupto de derecha a un régimen sin libertad del otro signo: de izquierda.En esa teoría del péndulo, sería agradable pensar que algún día se llegará al justo medio, al equilibrio (quizá me esté influenciando mi formación profesional)”.  Mi teoría del péndulo aquí en CR, sería pasar de un régimen que “se hizo de la vista gorda” con tanta corrupción, y que permitió que el poquísimo desarrollo económico que hubo, no fuera bien distribuido (los ricos obtuvieron por cada colón obtenido por un pobre, la vergonzosa cantidad de  25 veces más), para solo mencionar algunas cosas; a uno que tiene que poner un alto a la maldita corrupción (transparencia), y que el desarrollo económico que promueva, posibilite una verdadera equidad y justicia social. Este nuevo gobierno debe y tiene que solucionar muchos problemas. Debemos de otorgarle “el beneficio de la duda” antes de juzgar. Ojalá, haga mucho.

También, como habitantes tenemos que “redefinir” las actividades “que podrían constituir” una campaña electoral. Es obvio que, así como están definidas hoy por hoy, por lo menos en Costa Rica no funcionan (hasta en eso las cosas han cambiado). En esta última campaña electoral, se “tuvo que echar mano” de otros recursos, dicen los expertos-analistas políticos.

También la democracia tiene que resolver otro dilema que se plantea: cumpliendo con unos cuantos requisitos, cualquier ciudadano-a puede inscribirse como candidato-a presidencial, pero está científicamente demostrado que el cerebro humano solo puede oír a unas cuantas personas (una detrás de otra), por unos cuantos minutos (si oye hablar a más personas de las que su cerebro aguanta -ese número  está calculado -, “el cerebro, simplemente las “borra”). ¿Qué vamos a hacer? Hay que delimitar. Pero ¿cómo? Eso es “antidemocrático” por definición. Lo que sí ocurre, es que no podemos oír a muchos candidatos. Esta vez, que solo oímos a los cinco mayoritarios, nos salvamos por “pura chiripa”.

El desempleo, la inseguridad, la “pésima” atención en “algunos” servicios públicos, y algunas otras cosas que funcionan mal, se deben y se pueden mejorar, así como que cada uno de nosotros debe luchar “por llegar a ser un mejor ser humano”. Todo hay que reinventarlo (como dije en mi artículo pasado), y es una obligación individual. Otra vez, mejor me cito en varios artículos que escribí entre el 2.010 y el 2.013: “Para que se dé un verdadero cambio, el ser humano tiene que cambiar primero individualmente. El individuo debe invertir en sí mismo para  ser una mejor persona. El cambio viene siempre de adentro hacia afuera, de lo individual-interno a lo general-social. Por la naturaleza que nos caracteriza, todo sujeto está obligado a revisar qué debe cambiar primero individualmente, para que una verdadera reforma a nivel general surta el efecto esperado. Sería muy iluso pensar que una  orden de cambio emitida a nivel general, pueda provocar un cambio  a nivel individual.

Si bien para que se dé un cambio a nivel individual se pueden inculcar valores y dar instrucciones a nivel general, un cambio no puede ser obligado, provocado por una orden, sino realizado y vivido poco a poco (mis nietos con el reciclaje, y con el no desperdicio de agua, son un muy buen ejemplo de eso. Sus maestros intentan crear una conciencia en ellos poco a poco a nivel general, pero el cambio es y debe ser primero a nivel familiar e individual, en cada chiquita y en cada chiquito).

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los juegos ante Japón (izquierda) e Irlanda (derecha) dejaron grandes interrogantes entre la afición costarricense por el desempeño en el Mundial.La Selección Nacional de

Dentro del marco del Festival de Cine Latinoamericano de Vancouver, que se presentó en el cine Magaly entre el 15 y 21 de mayo,

Cuando tiraron aquel  último palazo de tierra sobre el pescador de la “Risotada” sepultaron  también  la ilusión  de ver cerrado el COSEVI, funcionando por

Mientras la ciudadanía se preocupa justificadamente por el futuro de la Caja, o sea de atención médica universal, oportuna, acertada y costeable, no se

"El Chamuko" participó en el conversatorio, en el miniauditorio de Ciencias Sociales, desde una conexión remota y con pasamontañas. A su lado el periodista

La presidenta ejecutiva de Recope, Sara Salazar, explica que la Junta Directiva debe analizar el contrato y la situación de Soresco antes de tomar

El que no sabe quién fue el lúgubre Josef Mengele bien haría con buscar –por ejemplo, por Wikipedia– porque, precisamente por lo humano que

Pese a que México jugaba a más de  1.200 kilómetros de distancia en Salvador, los mexicanos tomaron este viernes la ciudad de Río de
Semanario Universidad