Un neoliberal con ropaje socialdemócrata

En el artículo titulado «La socialdemocracia que defiendo», Oscar Arias (La Nación, 06/02) afirma que la generación del año 2021, a propósito de que

En el artículo titulado «La socialdemocracia que defiendo», Oscar Arias (La Nación, 06/02) afirma que la generación del año 2021, a propósito de que Costa Rica cumple 200 años de vida independiente,  nos preguntará si le hemos heredado un país viable, equitativo, sano y educado.

A esto cabe responderle  que son las actuales generaciones las que se preguntan ahora qué país  les habría heredado Arias si se hubieran impuesto sus tesis  privatizadoras. Esas generaciones son concientes de que  las garantías sociales y el Estado de Derecho y solidario han tenido que ser defendidos  a «sangre y fuego» de una de las  corrientes neoliberales más agresivas representada por el eje privatizador que él dirige y que de llegar al poder en el 2006, la generación del 2021 no tendrá mucho que preguntarse porque posiblemente nuestro país se llegue a conocer como Costa Rica S.A.

Insiste  Arias en que quiere entregarle a esa generación del 2021 el primer país desarrollado de América Latina. Este argumento es de por sí amañado porque no define a cuál desarrollo se refiere e ignora la capacidad de Brasil con su industria aeronáutica, militar, naval, espacial, nuclear, con su biodiversidad,  o de  Venezuela con su  industria petrolera y minera y sus transformación social.

Afirma Arias que emprende ese camino desde el lugar donde se gestaron los grandes cambios en la segunda mitad del siglo XX y los refiere al PLN. Cabe señalarle que los grandes cambios sociales en este país no fueron obra del PLN. Los grandes cambios del siglo XX fueron obra de Rafael A. Calderón G., Manuel Mora y Monseñor Víctor Sanabria que impulsaron las grandes reformas sociales que hoy  todavía disfrutan los costarricenses. El ICE, institución insignia,  creada por Pepe Figueres, ha sido, paradójicamente, el blanco de la obsesión privatizadora de Arias.

 

 

Habla de una socialdemocracia moderna y aboga por un Estado vigoroso pero rectificando su papel, es decir, privaticen el ICE, las telecomunicaciones, la energía, el INS, la salud, las cárceles, los cementerios, la educación, y si se puede hasta la Negrita. ¡Entreguen todo a la iniciativa privada que la iniciativa privada produce libertad! El Estado se reduce a incursionar en asuntos que al mercado difícilmente le interesan porque no hay ganancias, pero al mismo tiempo se contradice cuando dice que el papel del Estado es decisivo para cualquier país y el propio mercado, porque cuando el mercado falla, los empresarios claman por la intervención estatal para que rescaten sus empresas.

Se refiere en el artículo a temas macroeconómicos  afirmando que las políticas contra-reformistas no son el fruto de una delirante conspiración neoliberal. Efectivamente, esas políticas son el resultado de una política neoliberal que el Sr. Arias ha venido defendiendo y que impusieron el FMI y el BM en la década de los 80 y que él en su administración aplicó cuando se entregó la telefonía celular a Millicom y  cuando se trató de privatizar el Sector de Telec.  del ICE.

Irónicamente, hoy, esos mismos organismos financieros reconocen que sus terapias financieras no han dado los resultados esperados y afirman que los TLCs no favorecen a los países como CR. Parece que Arias se quedó en el pasado con una escalera sólo de bajada.

Dice que el PLN debe abrazar una socialdemocracia moderna, es decir, la privatizadora, la de reducir el Estado, la que venda los activos públicos, la que propicie negocios a expensas de las instituciones estatales, la que haga más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, la que defiende a ultranza el TLC  anexionista, la que condujo a la construcción del PLUSC. La generación del 2021, ¿qué va a preguntar? Bueno, podrían preguntar: ¿Quiénes fueron los vendedores ambulantes que pusieron en subasta el país? Como se mira, por más que se trate de camuflar como socialdemócrata, la mona, aunque se vista de seda, mona se queda.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los sectores más retrógradas se sacan "calendario de la manga" en la víspera del Día Internacional de las Mujeres.Hay coincidencias y "coincidencias", dice el

En el artículo titulado "La socialdemocracia que defiendo", Oscar Arias (La Nación, 06/02) afirma que la generación del año 2021, a propósito de que

Estudiantes de medicina impidieron que un profesor admitiera en aulas de UCR a personas de universidades privadas.En los hospitales se reforzó el control mediante

Más allá de los merecidos premios Óscar al Mejor Filme y al Mejor Director, esta es una verdadera obra maestra. Tan sencilla y tan

La gran idea de los poetas nicaragüenses de organizar el Primer Festival Internacional de Poesía en Granada, convirtió a esta impresionante ciudad nicaragüense en

En el marco de una Sesión Solemne del Consejo Universitario, la UCR distinguió con un Doctorado Honoris Causa al economista estadounidense Lawrence Klein, Premio

¿Os habéis parado a pensar alguna vez, queridos lectores, en lo admirable que resulta una nariz?¡Una nariz, ni más ni menos!¿Y en cuán útil

Para Costa Rica es crítico participar en la elaboración de la normativa de la OMC, antes de comprometerse con el TLCSin que exista un
Semanario Universidad