Una dama y un caballero: Gabriela Sabatini e Iván Lendl

Los admiradores y amantes del deporte del tenis recordamos a veces con simpatía y asombro a la legendaria tenista argentina Gabriela Sabatini. Back de

Los admiradores y amantes del deporte del tenis recordamos a veces con simpatía y asombro a la legendaria tenista argentina Gabriela Sabatini. Back de una sola mano (remate izquierdo), segura, confiada, firme, guerrera, Sabatini fue una distinguida tenista.

Para sacar desde atrás el back de una sola mano se requiere de mucha precisión, esfuerzo, técnica, confianza, levedad, naturalidad, fuerza física. En Sabatini se quebraba en mil pedazos la idea según la cual la mujer es el sexo débil. El back de una sola mano como lo hacía Sabatini requería de mucha fuerza.Y la feminidad de Sabatini permanencia intacta. Más  aun, quizá pueda empezar a definirse la feminidad como la unión de condimentos o “estancias psíquicas” como la seguridad, la confianza, la naturalidad, la firmeza, la fuerza física, etcétera.

El visionario Platón, hace 2500 años, decía que la mujer puede llegar a ser guerrera y filósofa. Gabriela Sabatini encarna a perfección este pensamiento de Platón.

También recordamos con agrado y asombro al que fuera destacado tenista: Iván Lendl. La virtud o “estancia psíquica” más notable en Lendl era la firmeza. Además, como lo requiere el bellísimo back de una sola mano, muchísima fuerza.

Tenemos a Iván Lendl y a Gabriela Sabatini como ideales. Personas en quienes confiamos plenamente. Personas dignas de admiración y respeto. Algo hacemos por superarnos, pero los citados tenistas nos llevan muchísimos kilómetros por delante.

Hemos conocido personas (no todas son así) que parece que son muy grandes: autoritarias, orgullosas, narcisas, algunas con altos títulos académicos, y nos han desilusionado. Antes ante una persona así nos inclinábamos: lo admirábamos y respetábamos, pero ahora estamos alerta. No es que nos hemos vuelto desconfiados, pero quizá ya vemos con más precisión la realidad. Digamos que nos hemos despabilado. Como dicen los refranes populares: “Caras vemos, corazones no sabemos” y “El hábito no hace al monje”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

A la falta de cultura de condominio se le echan muchas culpas de actitudes que no deberían de haber tenido lugar tampoco fuera del

La “privatización del sector energético” y sus consecuencias para las poblaciones indígenas fue una de las similitudes que encontró con su país la activista

En las paredes de las cavernas, sobre piedra, madera, sobre piel curtida, papiro o lo que fuera, hasta finalmente sobre papel, y más recientemente

La realidad nacional en materia de educación puede no ser halagüeña pero nada insípida para un filósofo ávido de acicatear con su crítica la

La Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (CAMTIC) y la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham) reiteraron hoy su llamado al gobierno para que

Más que un concierto, Extremos Sonoros X: Traslaciones Aleatorias será “un happening con mucha improvisación musical, de proyecciones visuales y performance de estudiantes de

La Caja Costarricense de Seguro Social recuperó un total de ¢98.735 millones de patronos morosos con la institución, durante el primer semestre del año,

El pasado martes de 17 de julio ninguno de los ocho candidatos que iban por la silla en el Consejo Universitario de la Universidad
Semanario Universidad