Yoani Sánchez

Hasta ahora lo que el gobierno de Cuba le ha “recetado” ha sido, exclusivamente, censura y una dosis repugnante de soberbia e indiferencia. Sin

Yoani Sánchez es una culta y valiente joven cubana que, desde su blog Generación Y, libra un heroico combate con el régimen cubano.

Hasta ahora lo que el gobierno de Cuba le ha “recetado” ha sido, exclusivamente, censura y una dosis repugnante de soberbia e indiferencia.

Sin embargo, Yoani ha logrado resistir los sabotajes y la vigilancia del estado policíaco cubano, y se ha mantenido a la cabeza de un movimiento que, desde las herramientas que ofrece el internet, clama por mayor libertad de expresión en la isla, así como una mejora en las condiciones de escasez en la que viven los cubanos.
     
Siempre es difícil hablar sobre Cuba, sobre todo si uno no quiere ser etiquetado de ‘reaccionario’, o de enemigo de las causas populares latinoamericanas, como casi siempre sucede, pero callar sobre lo que pasa en ese país, o, peor aún, hacer cuasi-panegíricos del régimen cubano y la figura de Castro, a lo Atilio Borón o Ignacio Ramonet, para mencionar sólo dos nombres, parece un ejercicio de escasa honestidad intelectual.

Si algo debería distinguir a la izquierda es, como ha sido históricamente, la discusión intensa y honesta, lo que debe traducirse básicamente en la difícil virtud de la autocrítica. No obstante, la experiencia de esta joven con los aparatos policiales y de censura cubanos no es para nada alentadora.

Entre otras violaciones a sus derechos, el régimen cubano le impidió viajar a España a recibir el Premio Ortega y Gasset de Periodismo que otorga El País, uno de los varios reconocimientos de los que se ha hecho merecedora en poco tiempo.

Lamentablemente, a Castro no se le ocurrió nada más inteligente y creativo que acusar al diario español de “imperialismo cultural neocolonial”, y los burócratas cubanos suelen referirse a Yoani como “provocadora profesional” salida de la fábrica ideológica del Grupo PRISA.

Otra funcionaria cubana, esta vez la hija de Raúl Castro, se refirió a ella en una ocasión, con motivo de una pregunta de Sánchez sobre la disposición del gobierno hacia la apertura en el tema de libertades civiles, de «muchachita que se las da de “gallita”».

Causa indignación presenciar como los líderes cubanos sólo se muestran capaces de recurrir a una gastada retórica pseudorrevolucionaria cuando su autoridad, y los medios de control de que disponen, son cuestionados.

La realidad de la juventud cubana parece ensombrecedora, una juventud desencantada en la que ya no cala ese “discurso revolucionario” de la generación del Moncada. Dicha situación de desesperanza ha obligado a miles de jóvenes a huir de la isla en busca de una mejor vida.

Para desilusión de muchos, el mundo no se divide lamentablemente en ‘anti-imperialistas’ y ‘reaccionarios’, o bien entre ‘gusanos de Miami’ (expresión por lo demás chocante) y ‘juventudes revolucionarias’. Muchos de los jóvenes que salen de Cuba, no lo hacen porque sueñen con las vitrinas de Miami, ni siquiera porque ‘odien’ a los Castro.

Simplemente están cansados de la arrogancia del régimen para recoger sus protestas, de un sistema dentro del cual sienten no tener ningún futuro como individuos.

Lamentablemente a la dirigencia cubana, entre ellos sus distintos funcionarios alrededor del mundo, les sientan muy mal estas verdades. Sus representantes internacionales no hacen más que recitar el guión que les encargan sus superiores, y así vender en el exterior muchas veces una imagen de Cuba que no coincide con la realidad de la mayoría de los cubanos.

El blog de Yoani ofrece, por el contrario una visión realista, dura y sombría, de la cotidianidad cubana. A su trabajo ella lo llama “periodismo ciudadano”. Sánchez está convencida de que el sistema está “enfermo” y que es irreformable. Esto puede ser discutible.

En todo caso, no se trata de negar los logros que haya alcanzado el proceso cubano. Lo que sí parece indiscutible, es que un sistema que cercena las libertadas civiles de esa forma, así como persigue y penaliza la iniciativa económica de los ciudadanos, no tiene mucho o ningún futuro.

Ojalá pronto vengan cambios positivos para los cubanos. Ellos, y sobre todo las nuevas generaciones, lo merecen.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El pasado 3 de noviembre la Universidad de Costa Rica presentó al público un nuevo proyecto artístico, la Orquesta de Cámara.El primer concierto de

La Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) trabaja en una modificación al Reglamento General sobre los procedimientos de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) que eximiría

“Hay un degradación paulatina y sostenida a un punto tal, que Caño Negro ya no es una laguna como se ve en el mapa

Esta vez el capítulo de la “novela” del desalojo del hotel Las Palmas en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo –en la provincia

Un nuevo recinto con equipos de la más alta tecnología se dedicará a los estudios sobre el estrés con modelos animales. Se trata de

En el Semanario UNIVERSIDAD del 9-09-2009, el Sr. Marvin Carvajal Barrantes (Asesor Nacional de Estudios Sociales del Ministerio de Educación Pública de Costa Rica)

La madera de los árboles caídos en la Península de Osa es comercializable y podria ser una oportunidad de desarrollo en la zona. Ese

Mediante la publicación del libro “Latinoamérica en la encrucijada”, compilado y editado por Jorge Enrique Romero, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la
Semanario Universidad