Diputados lo afirman basados en informe de Notables Opinión de ticos cambiaría frente al TLC

Solidez de estudio sobre el tratado será el punto de partida de las discusiones en el parlamento y en la ciudadanía. Las manifestaciones contra

Solidez de estudio sobre el tratado será el punto de partida de las discusiones en el parlamento y en la ciudadanía.


Las manifestaciones contra el TLC se avivaron esta semana cuando empleados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) cerraron las instalaciones de la sede central de esta entidad.

El balance analítico que primó en el informe que hizo la Comisión de Notables nombrada por el presidente Abel Pacheco modificaría la impresión que los costarricenses tienen sobre lo que se les había dicho respecto del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana (TLC-RD).

Así se desprende de las consultas hechas por este semanario a varios parlamentarios vinculados con el tema desde que se dieron las rondas de negociación de ese tratado internacional, así como a algunos académicos que también han estudiado el tema.

 

Los legisladores entrevistados fueron muy enfáticos en que el informe les causó gran sorpresa porque contiene datos importantes además de interpretaciones equilibradas, contrario a lo que algunos medios de prensa insinuaban o afirmaban en días anteriores.

El Comité de Notables nombrado por el Presidente de la República, Abel Pacheco, hizo varios cuestionamientos de fondo y forma sobre lo negociado con respecto al tratado.

Esta instancia está conformada por el astronauta Franklin Chang, el sacerdote Guido Villalta, el diplomático Alvar Antillón, el científico Rodrigo Gámez y el exrector de la UCR, Gabriel Macaya.

PUNZANTES CUESTIONAMIENTOS

Uno de los señalamientos que los Notables hacen en su estudio es si la estrategia de negociación bilateral «habrá sido o no la ideónea (…) en comparación con las posibilidades que ofrece el ámbito multilateral» de comercio en el mundo.

Los Notables identificaron una lista inicial de temas que formaron la base de estudio, entre las que se cuentan:

* Las asimetrías entre los Estados Unidos y el resto de las partes que son consideran «abismales y de distinto orden».

* La potencia norteña «partió excluyendo subsidios agrícolas y pidiendo apertura en telecomunicaciones y seguros, lo cual finalmente logró. Costa Rica partió excluyendo telecomunicaciones y seguros, lo que finalmente cedió».

* Al preguntarse si el TLC posee resguardos y compensaciones satisfactorios frente a las asimetrías, aseguran que este convenio «no incluye un programa, mecanismos ni recursos de cooperación por parte de Estados Unidos a Costa Rica. Esta cooperación sí está siendo otorgada a los otros países centroamericanos».

* «Por otra parte, las salvaguardas y plazos de desgravación arancelaria establecidos en el Tratado han sido criticados como insuficientes por algunos sectores, como los arroceros».

* «El país debería asumir un conjunto de decisiones cruciales para su futuro. Más allá de la aprobación o no del Tratado, estas decisiones deben tomarse de inmediato. La llamada Agenda Complementaria del TLC, tal y como fue remitida a la Asamblea Legislativa, es un conjunto de medidas que esta comisión, si bien reconoce como importantes, considera insuficientes ante los retos del desarrollo nacional». (Cuadro adjunto: «TLC cuestionado punto por punto»).

ENOJADOS Y SORPRENDIDOS

Una de las más férreas en su posición sobre el tema fue la diputada Aída Faingezicht quien criticó a Pacheco y denominó como «una partida de irresponsables» a los encargados en Casa Presidencial sobre el trámite del TLC durante las negociaciones y en la actualidad.

«Lo que a mí me parece fundamental esclarecer es que el 28 de mayo del 2004, cuando el mandatario firmó la parte que le compete como aceptación del tratado, a partir de ese momento el tema sale de manos de él para que se discuta en el Primer Poder de la República . Lástima que él no entendió que antes de haber firmado debió haber recibido nuestros análisis y discusiones».

Para Faingezicht «que queda muy claro que el TLC no fue la panacea, que se negoció con asimetrías e intereses de por medio. La legisladora Elogió el documento el cual considera el más completo que ha visto sobre el TLC-RD.

Argumentó que Pacheco «no solamente no envió el proyecto a la Asamblea Legislativa, sino que en la agenda complementaria -que bien señalan los Notables como pobre- existen temas que se trataron de mentirillas».

«Nos engañaron cuando hablaron de apertura y no hacía falta meterla. Nos engañaron cuando hablaron de la protección a las leyes laborales y cedieron más de la cuenta. (…) Hubo ocho rondas de negociación y nunca nos quisieron enviar los documentos que estaban en trámites pese a que varios diputados así lo pedimos».

Al preguntarle si hubo ocultamiento durante las mencionadas negociaciones respondió que «absolutamente. Hubo intereses, cálculo y la Presidencia de la República metió más de ¢50 millones en publicidad para engañar a los costarricenses de que los que estábamos cuestionando éramos unos detractores».

LLAMADOS A ACTUAR

Humberto Arce, de Unión Patriótica, aseguró que este estudio lo sorprendió especialmente luego de «algunos informes de prensa en que se dijo que posiblemente iba a ser un informe liviano cuando en realidad hace un análisis muy agudo de la realidad del país en la cual se enmarca el desafío del TLC».

«Para mí lo más valioso es que se llega a la conclusión de que con TLC o sin él, Costa Rica está en una enorme encrucijada producto de 20 años de reformas neoliberales, y que es la hora de una enorme reflexión. Que definamos qué sociedad queremos, porque por ahora predomina el Gran Capital y las empresas multinacionales».

El diputado fue enfático al decir que «el tiro le salió por la culata a los neoliberales quienes esperaban un endoso tácito con el informe».

Sobre la reacción de los nacionales ante el estudio, Arce avizora «una polarizada discusión del tema. Esto va a marcar la llamada de un plebiscito para que haya un verdadero debate; que el país asuma la compleja decisión de ver si no nos quedamos con el TLC o nos adherimos a un tratado que terminará de consumar esa estrategia de desarrollo contraria al principio de solidaridad y valores costarricenses».

Peter Guevara, del Partido Movimiento Libertario, estimó que sus asesores legislativos estudian el documento «para analizar los aspectos positivos y negativos que se señalan del TLC».

Guevara consideró que ha habido una posición equivocada del presidente de no enviar el TLC al Congreso y que la llamada «Agenda Complementaria» no continúe las reformas económicas que el país necesita.

«Creo que el Ejecutivo ha estado muy corto y es irresponsable porque si el TLC se hubiera enviado ya estaría en discusión para saber qué le está faltando».

Sobre la reacción del público respecto del informe de los Notables y sobre el convenio comercial manifestó que «todo depende de la divulgación que le den los medios. Muchos sectores van a discutir sobre la parte positiva y otros van a decir que estamos en desventaja porque es algo asimétrico».

«TLC cuestionado punto por punto»

Algunas de las consideraciones que llamaron la atención de los diputados y académicos sobre el informe de la Comisión de Notables respecto del Tratado de Libre Comercio (TLC) son:

* Asimetrías:

-Respecto del territorio: Centroamérica cabe 20 veces en EE. UU.

-Población: EE.UU. es casi 10 veces mayor que la de Centroamérica.

-Economía: El Producto Interno Bruto (PIB) de América Central es de 0,5% si se compara con el de los Estados Unidos.

-Ingreso per cápita: en el año 2000, el de Centroamérica fue de $1.822 mientras que el de Estados Unidos de $34.627.

-Fuerza de trabajo ocupada en actividades agrícolas: 36% en Centroamérica y 2% en EE.UU.

-Mercado: La potencia mundial representa el 50% de nuestras exportaciones e importaciones. Centroamérica tan solo el 1% del mercado estadounidense.

-Competitividad: El país norteño ocupa el primer lugar en el índice de competitividad del Foro Económico Mundial, mientras Costa Rica el lugar 43.

-Ámbito institucional: Las diferencias políticas y jurídicas entre los sistemas costarricense y estadounidense se manifestaron en las negociaciones y generan temor por una implementación desigual y desfavorable del TLC hacia Costa Rica.

-Políticas de producción a la productividad: EE.UU. destina gran cantidad de recursos a proteger la producción interna mediante altos subsidios a la agricultura, mientras Costa Rica entraría al TLC después de un proceso de desmantelamiento estatal que protegía al agro.

-En apertura y acceso a mercados: El país norteño logró la apertura inmediata para la mayoría de sus productos, mientras Costa Rica consolidó las condiciones ya existentes de la Iniciativa para la Cuenca del Caribe (ICC), así como la posibilidad de aumentar las cuotas de exportación de azúcar y etanol.

-Inversiones: Estados Unidos asegura condiciones favorables para la expansión de sus empresas de alta competitividad. Costa Rica, se supone, pero no garantiza que la competencia internacional de productos e inversiones generará mayor competitividad locales «como si ese fuera un resultado mágico del TLC».

-Institucionalidad: El TLC no significa para Estados Unidos ninguna modificación sustantiva en su institucionalidad, pero compromete al país a hacer cambios institucionales sustantivos, en ámbitos claves que trascienden el ámbito comercial.

Informe abre nueva discusión

JAVIER CÓRDOBA MORALES

[email protected]

Los señalamientos que hace el Informe de Notables respecto al Tratado de Libre Comercio (TLC) generaría más dudas en la población, pero a la vez más discusión e interés en las personas que hasta ahora se han mantenido al margen del tema.

Así lo considera el Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional (UNA), José Carlos Chinchilla, quien considera que el informe dejó un mal sabor tanto en los sectores que están de acuerdo con el tratado, como quienes lo adversan.

«Todo depende del lado en que uno esté. Supongo que para quienes apoyan el TLC, el informe no les ha caído nada bien. Por otra parte, los que se oponen tampoco están del todo contentos, porque si bien el documento hace advertencias, estas no plantean oponerse al tratado. Los notables ubican al tratado como un instrumento que será positivo o negativo según la forma en que se utilice», comentó el especialista.

Para Chinchilla es muy relevante y acertada la observación del informe en cuanto a que no se debe apostar todo el desarrollo nacional al TLC pues este no lo puede garantizar, lo cual es una desmitificación del discurso con que inicialmente se planteó este acuerdo comercial.

La experta del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad de Costa Rica (UCR), Juliana Martínez, expresó que este informe ayuda a generar más dudas en la gente, ya que en vez de cerrar la discusión, brinda «luces» para ampliarlas.

«El informe va a ser importante en tanto se divulgue. En este momento el 38% de las personas, según la última encuesta de la UCR, identifica como el principal beneficio del TLC la generación de empleo, pero los notables dicen  que el tratado no puede garantizarla, e inclusive identifican amenazas para el existente, por lo que es un llamado a no jugar con los sueños de la ciudadanía y en este sentido quienes han favorecido ciegamente el tratado están en deuda».

Para ella es de suma importancia que se divulgue el documento de forma más fiel, ya sea que se haga llegar directamente a la ciudadanía, se publiquen síntesis o se reproduzca la conferencia de prensa donde se presentó el documento, ya que falta mucho para que la información completa llegue a la gente.

«Lo que está en juego es si creemos realmente en la democracia argumentativa, si de verdad estamos dispuestos a debatir el tema de frente y en la disposición de escuchar incluso aquello que no nos gusta»

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En su artículo "Evaluación de los cursos: un debate urgente", parte I y II  (Semanarios del 08 y del 15 de setiembre, respectivamente),  el

Aseguran que las intensificarán gradualmente. El Comité Nacional de Enlace, conformado por sindicatos de todo el país, anunció medidas de protesta contra el Tratado

Un paquete de 51 reformas constitucionales, aprobado la semana pasada en Chile, puso fin a una importante herencia política de la dictadura que encabezó

Con pesar leí la noticia de que el Dr. Jézer González, profesor emérito de la Universidad de Costa Rica, había muerto. Con seguridad lo

Los gobiernos neoliberales de América Latina han vendido, y venden todavía, las empresas públicas que han sido compradas, casi en su totalidad, por transnacionales

Catalina Fernández es estudiante en la UCR. Entrenar con el equipo de primera división de voleibol de la Universidad de Costa Rica (UCR) tres

Desde junio del 2003, la licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en periodismo y Máster en Derechos Humanos Laura

Solidez de estudio sobre el tratado será el punto de partida de las discusiones en el parlamento y en la ciudadanía. Las manifestaciones contra
Semanario Universidad