Ticos enfrentan montaña rusa de precios en el 2009

Este comportamiento del “sube y baja” responde a la dinámica de los precios internacionales de materias primas como el petróleo, el trigo o el

Ticos enfrentan montaña rusa de precios en el 2009

El exregulador Leonel Fonseca pide a la Sala IV que si se logran comprobar ganancias indebidas en RECOPE, éstas se deben devolver a los consumidores mediante una rebaja en el precio de los combustibles (Foto: Archivo).

Como si fuera una montaña rusa, los costarricenses estrenaron este 2009 con una avalancha de precios en diferentes productos y servicios, muchos de los cuales aumentaron rápidamente pero otros, aunque deberían haber bajado, aún no lo han hecho.

Este comportamiento del “sube y baja” responde a la dinámica de los precios internacionales de materias primas como el petróleo, el trigo o el arroz, los cuales impactan directamente a muchos otros productos. En otros casos, la modificación del precio responde a factores únicamente internos, como sucede con las tarifas de servicios básicos (agua, telefonía o energía eléctrica).

Aunque la lógica y el sentido común dictan que si el precio internacional de un producto sube, el precio local también debe subir y viceversa, en la práctica el movimiento de los precios no es tan sencillo ni tan expedito como parece (Ver recuadros sobre el comportamiento de cada uno de los productos y servicios).
El caso que mejor ilustra esta situación es el de los combustibles y otros derivados del petróleo, pues aunque el crudo ha experimentado una vertiginosa caída en los últimos meses, la disminución en los precios de los productos al consumidor no se ha dado con la misma velocidad.

El exregulador general, Leonel Fonseca, dijo a UNIVERSIDAD que el 11 de julio del 2008 el barril de petróleo se cotizaba en el mercado internacional a $147. El 20 de enero del 2009, ese mismo barril se compraba con apenas $35.

Fonseca estima que como la rebaja en el precio de los combustibles para los consumidores costarricenses no se ha dado en la misma proporción ni con la misma celeridad, la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE) registró “ilegales, exageradas e injustas” ganancias por ¢ 79.594 millones de colones al 31 de diciembre del 2008, a las cuales se deben sumar los ¢58.821 millones de ganancias que tuvo a diciembre del 2007.

El exfuncionario destacó que, en este contexto, en diciembre del 2008, RECOPE cobró precios por combustibles 3,42 veces mayores en relación con el precio internacional del crudo.
Por esa razón, el exregulador presentó el 11 de noviembre del 2008 ante la Sala Constitucional un recurso de amparo. Este recurso ha sido ampliado en dos ocasiones y posteriormente contó con la coadyuvancia de la Defensoría de los Habitantes, lo cual significa que la Defensoría acude a la Sala IV sosteniendo el mismo argumento que Fonseca.

En su coadyuvancia, la Defensoría presentó un criterio técnico en el que cuestiona la fórmula de ajuste automático que utiliza la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) para calcular los precios de los combustibles, porque toma como base los precios de referencia del petróleo y no los precios de compra.
Fonseca explicó que la ARESEP ha dicho que las utilidades eran necesarias para que Recope pudiera pagar las compras de combustibles.

Sin embargo, el exregulador considera que “no se deben confundir ganancias con capital de trabajo” pues, además, “la ley obliga a RECOPE a aplicar el servicio al costo”.

“Esto nos lleva a la conclusión irrebatible que hay una gran diferencia en perjuicio de los consumidores y del país en general producto de los precios que se nos han cobrado en el pasado y que actualmente se nos cobran por los combustibles en Costa Rica”, manifestó Fonseca.

Según el exregulador, estos precios “no corresponden a las cotizaciones internacionales del crudo y de los productos terminados- parámetro que en teoría y según la metodología actual de la ARESEP debía utilizarse-, pues estamos pagando casi cuatro veces más, lo que, por supuesto, le está generando a RECOPE grandes utilidades”.

Fonseca dijo que si bien ARESEP utiliza un mecanismo automático de fijación de precios, éste se debe ir a audiencia pública y luego debe publicarse, por lo cual “se está realimentando la inflación” pues durante todo el proceso burocrático los costarricenses siguen pagando precios más altos y, “mientras tanto el Ministro de Hacienda está muerto de risa”.

Consultado sobre la fórmula que usa ARESEP, el funcionario dijo que “la fórmula sí funciona, pero lo que pasa es que es muy lerda”.

Contra los derechos ciudadanos

La Defensoría de los Habitantes no solo coadyuvó el recurso de amparo presentado por Leonel Fonseca contra el cálculo en el precio de los combustibles sino que presentó otro recurso contra el aumento de tarifas telefónicas por parte del ICE, al tiempo que solicitó a la ARESEP apurar una modificación extraordinaria para rebajar las tarifas de autobuses.

La Defensora de los Habitantes, Lisbeth Quesada, dijo a UNIVERSIDAD que el área de derechos económicos de esa entidad le ha dado seguimiento al tema de los precios y representantes de la Defensoría están presentes en todas las audiencias públicas relacionadas con la fijación de tarifas.

En el caso de los combustibles, “la Defensoría presentó un criterio técnico ante la Sala Constitucional pues la fórmula que utiliza la ARESEP toma como base los precios de referencia y no los precios de compra”, lo que provoca que en determinados momentos los costarricenses paguen más por los combustibles.

“En este momento, los precios de compra (del petróleo) han bajado pero ¡qué sorpresa! Cuando los precios bajan, no se dispara para abajo con la misma rapidez que cuando suben”, declaró la funcionaria.

Quesada dijo que “no pretendemos que RECOPE pierda pero tampoco que gane porque esta no está diseñada para que haga negocio con los costarricenses”, a quienes se les están violando sus derechos económicos y sociales.

Con respecto a la acción unilateral por parte del ICE al aumentar las tarifas telefónicas, la Defensora dijo estar sorprendida porque la entidad no ha ofrecido una discusión técnica ni jurídica sobre las razones del aumento.

“Uno se vuelve a preguntar, ¿Por qué el ICE está haciendo esto?, ¿Qué es lo que se pretende? Nosotros queremos que se nos explique”, dijo Quesada, quien destacó que este tipo de acciones van en contra de la transparencia y el buen gobierno pues no se informa adecuadamente a los ciudadanos de lo que está sucediendo.

Cabe destacar que el aumento anunciado por el ICE ha generado una polémica ante vacíos jurídicos existentes debido la reciente creación de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL), la cual aún no ha cumplido con una serie de requisitos, como declarar formalmente el mercado de las telecomunicaciones abierto a la libre competencia.

Ante esa situación, la Defensora dijo que “en río revuelto ganancia de pescadores”.

“En este momento no están claras una serie de cosas entonces el ICE aprovecha y sube las tarifas ¿Para qué? ¿Qué es lo que está detrás de esa subida de tarifas? ¿Quebrar la institución? Eso es lo que a mí me preocupa”, dijo la funcionaria.

En relación con los productos de consumo básico cuyos precios internacionales han bajado, como el trigo y el arroz, Quesada dijo que la Defensoría realiza una investigación de oficio pues si esas materias primas bajan internacionalmente, los precios de los productos en el mercado local también deberían bajar.

“Todos los productos a lo interno que dependan del arroz y de la harina tienen que bajar en beneficio del consumidor. Pero, de nuevo, sucede lo mismo: no bajan. Entonces, uno se pregunta: ¿Dónde está el MEIC (Ministerio de Economía, Industria y Comercio)?. Cuando tiene que subirlos, sí, pero cuando tiene que bajarlos no funciona con la misma rapidez”, agregó.

Por su parte, Carolina Mora, vocera de ARESEP, dijo que con respecto al tema de autobuses el pasado 24 de enero se publicó la convocatoria a audiencia pública y ya “se inició de oficio la rebaja” en las tarifas que será de un 5,99%.

Consultada sobre el recurso presentado por Leonel Fonseca, con coadyuvancia de la Defensoría, contra la fórmula para calcular el precio de los combustibles, Mora dijo: “nos parece es importante toda acción que emprenda la ciudadanía en torno a la revisión del cálculo de tarifas” y, en este caso, “estamos a la espera de lo que diga la Sala Constitucional”.
El exregulador Leonel Fonseca pide a la Sala IV que si se logran comprobar ganancias indebidas en RECOPE, éstas se deben devolver a los consumidores mediante una rebaja en el precio de los combustibles (Foto: Archivo).

Combustibles

La ARESEP anunció el pasado 13 de enero una rebaja de ¢72 en el litro de gasolina súper, ¢66 en la plus y ¢95 en el diésel.

Lo anterior significa que la gasolina súper bajará de ¢488 por litro a ¢416; la plus, de ¢474 a ¢408, y el diésel, de ¢522 a ¢427.

La rebaja también abarca el gas licuado petróleo (LPG), pues el cilindro de 17 litros bajará de ¢5.518 a ¢4.677 (¢841 colones menos), mientras que el cilindro de 21,5 litros bajará de ¢6.897 a ¢5.846 (¢1.051 menos).

Sin embargo, la ARESEP ya analiza, de oficio, un nuevo incremento en los combustibles, que regiría en febrero pues la entidad afirma que el precio internacional de los combustibles subió en el mercado internacional entre el 25 de diciembre del 2008 y el 8 de enero del 2009.

 

Autobuses

En diciembre pasado, la ARESEP anunció que las tarifas de los autobuses podían bajar un 5,05% gracias a tres ajustes en los combustibles.

Para estimar la variación, la entidad utiliza una fórmula de cálculo con cuatro indicadores: precio del diésel, salarios, inflación y devaluación del colón frente al dólar.

El conjunto de los cuatro indicadores debe variar un 5% más o un 5% menos para que haya un incremento o una disminución.

La ARESEP indicó que la rebaja podría entrar a regir a finales de diciembre, debido a que el diésel disminuyó ¢87 el 12 de ese mes.

Sin embargo, el director de Transportes de ARESEP, Luis Fernando Chavarría, declaró a la prensa que no se podía agilizar tanto el proceso porque eso implicaba cambiar las reglas de los ajustes (por ejemplo, debe ir a audiencia pública), por lo cual se decidió detener la rebaja inmediata.

Curiosamente, al regresar de las vacaciones de fin de año, la fórmula ya no permitía aplicar la baja porque el 1 de enero entró a regir un incremento del 7% en los salarios de los choferes, chequeadores y otro personal de los autobuses.

Sin embargo, la ARESEP informó que aún podría disminuir los pasajes en cuanto entre regir una nueva baja de ¢95 por litro en el precio del diésel, en los próximos días.

En ese contexto, el pasado 16 de enero la Defensoría de los Habitantes pidió a la ARESEP bajar las tarifas de bus en casi un 6% debido a las últimas disminuciones en el precio del diésel.

El ente defensor solicitó a la entidad abrir de oficio el expediente para tramitar la rebaja.

Durante el 2008, los pasajes subieron dos veces. El primer aumento fue de un 5% en abril y el segundo de un 13% en agosto.

 

Servicios esenciales

Teléfono

A inicios de este año, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fijó de forma unilateral un incremento del 10% en la tarifa telefónica celular, aunque la ARESEP se opone a este aumento.
Los directivos del ICE acordaron subir la tarifa básica celular de ¢2.900 a ¢3.190 (por 60 minutos). El minuto pleno adicional subirá de ¢30 a ¢33 y el reducido, de ¢23 a ¢25.
Además, el precio de los mensajes de texto pasará de ¢1,5 a ¢5,25.
En cuanto a los precios de telefonía fija, el ICE acordó subir la tarifa básica de ¢1.850 a ¢2.035.
Los minutos plenos en ese servicio también pasarán de ¢4,1 a ¢4,5 y los reducidos de ¢2 a ¢2,25.
El ICE considera que puede decretar este aumento de forma unilateral porque el mercado de las telecomunicaciones ya está abierto a la libre competencia tras la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.
Por su parte, la ARESEP estima que el ICE aún no puede ejercer este derecho pues la recién constituida Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) debe cumplir con varios requisitos para que el mercado pueda declararse abierto formalmente.
No obstante, las autoridades del ICE dijeron que el aumento entrará a regir cuando se publique en La Gaceta.

Energía Eléctrica

La Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) anunció que sus abonados tendrán que pagar un 25% más por el servicio de electricidad a partir de febrero, mientras que los usuarios del ICE recibirán un incremento del 15%.
Con este aumento, una familia que pague ¢15.900 mensuales (un consumo de 300 kilovatios-hora) tendrá que pagar ahora ¢4.000 más, pues su recibo pasará a ¢19.900.
La CNFL, propiedad del ICE, cubre a poco más del 40% de la población del país. Los clientes de la CNFL están en el área metropolitana de San José, así como en partes de Heredia y Cartago, mientras que el ICE atiende directamente la demanda en algunas zonas rurales, donde también operan cooperativas.
En el caso de las tarifas residenciales, el costo de cada uno de los primeros 200 kilovatios-hora consumidos pasará de ¢43 a ¢54. Luego, cada uno de los siguientes 100 kw-h costará ¢82 en lugar de ¢66. Finalmente, cada uno de los kilovatios-hora adicionales tendrá un precio de ¢92 en vez de ¢74.
LA CNFL argumenta que el incremento en las tarifas responde a un aumento en los costos de operación e inversión de la entidad (afectados principalmente por la inflación y la devaluación del colón), así como a un ajuste aplicado en noviembre a las tarifas del ICE, el cual vende energía a las demás distribuidoras eléctricas del país como la CNFL.

Agua

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) anunció un nuevo incremento del 15% sobre las tarifas de agua y alcantarillado que cobra a 530.000 clientes, el cual entrará a regir en abril próximo.
Con el aumento, un hogar que hoy paga 5.400 mensuales pagaría ¢6.100 por consumir 22.000 litros de agua al mes.
El AyA pidió este nueva alza luego de que, el año pasado recibió dos ajustes: uno del 10% en enero y otro que osciló entre un 13% y un 20% en octubre.
En su petición, el AyA alega que con este aumento pretende compensar la inflación acumulada entre el 2007 y octubre pasado.

 

Productos de consumo básico

El 4 de enero, los costarricenses recibieron una buena noticia: el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) anunció que exigiría a los comerciantes rebajas entre el 10% y el 14% en el pan y de 5% en arroz debido a la caída en el precio internacional de las materias primas.

Sin embargo, al cierre de esta edición (lunes 26 de enero) este anuncio continuaba sin hacerse realidad.
En su momento, el viceministro de Economía, Eduardo Sibaja, declaró a la prensa que en caso de que los comerciantes no aplicaran las rebajas, éstas se fijarían mediante decreto.

La decisión del MEIC se basó en la reducción de las cotizaciones internacionales del arroz y del trigo pues, luego de las fuertes alzas mundiales de los alimentos, la cotización del arroz comenzó a descender en junio y la del trigo en marzo.

En setiembre del 2008, el Gobierno intervino las tarifas del arroz y fijó los precios para las calidades superiores a la 80/20 (con 20% de grano quebrado).

El valor de la calidad 90/10 (10% de grano quebrado) se fijó en ¢1.395 por bolsa de dos kilos. Si ahora se aplica una rebaja del 5%, esa bolsa costará ¢69,75 menos.

Las calidades 94/9 y 93/7 se fijaron en setiembre en ¢1.395 por bolsa de dos kilos, por lo cual ahora tendrán una reducción de ¢69,75.

La presentación de las calidades 95/5, 96/4 y 98/2 tienen precio fijado en ¢1.432 por la bolsa de dos kilos. En estos casos, la aplicación de una baja del 5% significará ¢71,60 menos.

El arroz en granza llegó hasta $540 promedio mensual por tonelada en mayo del 2008, pero, en noviembre pasado, había bajado a $400.

En el caso del pan, las galletas y las pastas es importante destacar que su precio está totalmente liberalizado, por lo que cada panadería cobra conforme a la oferta y la demanda del alimento.

Por ejemplo, el 15 de diciembre pasado, la cadena Musmanni aplicó una reducción del 6% en sus precios, con lo cual el precio de un melcochón pasó de ¢425 a ¢400. Con la nueva reducción que exige el MEIC, tendrá una rebaja de entre ¢40 (10%) y ¢56 (14%) por unidad.

El trigo para panificación tenía un precio promedio mensual de $170,47 por tonelada, en enero del 2006 en Estados Unidos. La cotización se elevó hasta los $708,84 promedio mensual por tonelada en febrero del 2008.

Sin embargo, luego la tonelada de trigo bajó hasta $278,98 en noviembre pasado.

El MEIC ha advertido que, debido a esta rebaja en el trigo, las galletas deberían bajar entre 10% y 15% y las pastas un 5%.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

De extracción “proletaria” como él mismo lo manifestó, Fallas nació el 21 de enero de 1909 en esa ciudad. Es considerado uno de los

Ojos que no ven, corazón que no siente (pero la ignorancia cuesta caro).De cada evento que menciono se desprenden incógnitas: ¿cuánto tiempo tardará el

Felo García fue uno de los miembros que protagonizaron un giro en la plástica costarricense.  De la mano de otros jóvenes artistas en la

De manera burda, consideré los escándalos mediáticos ocurridos en los últimos meses. En ese universo de valores que compartimos los ticos, somos capaces de

El proyecto “ Ley para actualizar las jornadas de trabajo excepcionales y resguardar los derechos de los trabajadores“, fue anunciado por el gobierno como

Confieso que mis pretensiones en dichas justas no iban más allá del afán de contribuir con que éstas se resolvieran a lo interno de

Woody AllenMás comedia y más refinada; así disfruté de la última propuesta de Woody Allen, a quien he seguido durante más de tres décadas

¿Eso somos las personas? ¿Partes de un aparato que funciona mecánicamente? ¿Somos “programables” y “acomodables” a la “maquinaria” social?Los recursos humanos, al ser percibidos
Semanario Universidad