¿Dónde fue el temblor?

Luego de que sucede un temblor, a menudo la ciudadanía costarricense recibe información discrepante de las características del evento sísmico. Esto ha llevado a

Luego de que sucede un temblor, a menudo la ciudadanía costarricense recibe información discrepante de las características del evento sísmico. Esto ha llevado a la prensa y a los usuarios a expresar su preocupación y a exigir una respuesta única y oficial, como pareciera lógico.

En este artículo se hace un repaso de las razones principales por las cuales ocurren estas discrepancias, divididas en los siguientes tres casos:

1. El mismo temblor tiene distintas localizaciones debido a que provienen de distintas redes sísmicas

De ninguna manera es un asunto trivial. La localización de un sismo es uno de los problemas más frecuentes en el quehacer sismológico. Su estimación depende de muchos factores, tales como el número de estaciones sismológicas disponibles, su distribución espacial en relación con el epicentro, el grado de conocimiento que se tenga de la geología en profundidad, la distancia de la estación más próxima al epicentro, la calidad de la señal de las estaciones, la habilidad del sismólogo para interpretarla y hasta el método utilizado, que es una simplificación de la realidad.

 

Estos factores varían entre las redes, y esto explica las inconsistencias en la localización reportada por diferentes instituciones. Es importante señalar que las diferencias de algunos kilómetros son propias del proceso de localización y las incertidumbres asociadas, que en la mayoría de los casos son irrelevantes desde el punto de vista de atención de emergencias.

La Sismología instrumental se practica en Costa Rica de forma continua desde hace ya más de 40 años. Desde 1973, la Escuela Centroamericana de Geología (ECG) de la Universidad de Costa Rica (UCR) cuenta con equipos sismológicos y emite información luego de la ocurrencia de un sismo. A partir de 1982, la ECG, en conjunto con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), emite la información como Red Sismológica Nacional (RSN: UCR-ICE).

De forma paralela, desde 1984 el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) de la Universidad Nacional (UNA) realiza monitoreo sísmico.

A partir de 2010 el Laboratorio de Ingeniería Sísmica (LIS) de la UCR también difunde la localización de los sismosluego de su ocurrencia.

Además, los países vecinos cuentan con redes sismológicas que ofrecen localizaciones de los eventos significativos que suceden en las zonas fronterizas. En Nicaragua existe el Ineter y en Panamá la red sismológica de la Universidad de Panamá (UPA) y el Observatorio Sismológico del Occidente de Panamá (OSOP). El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) calcula localizaciones a nivel mundial para la mayoría de los sismos de magnitudes superiores a 5,0 y en algunos casos también para sismos más pequeños dentro del territorio de Costa Rica.

De esta forma, en total, puede haber reportes de hasta seis redes distintas para un mismo sismo que ocurra en Costa Rica.

El mapa muestra un ejemplo del sismo ocurrido el 27 de mayo de 2013 a las 3:41 a.m. en la zona fronteriza entre Costa Rica y Panamá. Los símbolos muestran las diversas localizaciones reportadas por seis redes distintas poco tiempo después sucedido el evento. Como se puede notar, la mayoría de las localizaciones son muy similares en cuanto al epicentro, a la profundidad y a la estimación de la magnitud.

No hay forma de decidir cuál es la localización “correcta” con sólo mirar estos epicentros; para ello se requiere el conocimiento y el acceso a los numerosos parámetros técnicos que hay detrás de cada localización (ver figura adjunta).

2. El mismo temblor parece tener localizaciones diferentes debido a que se han utilizado distintos puntos de referencia geográfica

El epicentro de un temblor suele reportarse con referencia a una localidad geográfica. Por ejemplo, la localización del sismo del 27 de mayo de 2013 fue para la RSNa “19 km al suroeste de Sixaola”. Esta misma localización pudo haberse referido a otras localidades; es decir, el mismo epicentro puede ser descrito por las siguientes localizaciones: “24 km al suroeste de Changuinola de Panamá”, “54 km al sureste del Valle de la Estrella de Limón” y “59 km al nornoreste de Sabalito de Coto Brus de Puntarenas”. Así, muchas veces distintas redes se refieren prácticamente al mismo punto pero desde localidades diferentes y eso puede generar confusión, especialmente en las zonas limítrofes entre provincias y países o si el lector desconoce la geografía del país.

Asimismo, algunas redes sismológicas refieren sus localizaciones a localidades geográficas poco conocidas, lo que puede provocar confusión si no se observa la localización en un mapa.

La siguiente figura ilustra el ejemplo del epicentro del sismo del 27 de mayo referido según varias localidades.

3. El mismo temblor tiene distintas localizaciones debido a que se han realizado revisiones posteriores en la localización inicial

Luego de la ocurrencia de un sismo, es común que las localizaciones iniciales se revisen para mejorar su calidad. Por ejemplo, se pueden añadir datos de más estaciones, utilizar diferentes criterios de calidad para el análisis de la señal, cambiar el modelo de velocidades usado e inclusive el método de localización.

Algunas redes sismológicas suelen reportar localizaciones automáticas (hechas solamente por un programa de cómputo) como “preliminares”;luego son mejoradas y se comunican de nuevo a la población poco después de la difusión de la primera localización.

Asimismo, se pueden realizar correcciones cuando se detectan errores y esta nueva localización también es difundida al público. Esta situación implica que puede haber más de una localización emitida por una misma institución. Bajo este panorama, es política de la RSN dar a conocer únicamente una localización por sismo, la cual ya ha sido revisada por un sismólogo.

Es de vital importancia que la prensa y los usuarios comprendan los factores que influyen en las discrepancias en las localizaciones entre instituciones y dentro de una misma institución.

Solo si ambas partes (las redes que generan la información y los usuarios) comparten el mismo idioma, se puede ofrecer a los costarricenses una cobertura responsable de la actividad sísmica, tarea fundamental en este país caracterizado por una sismicidad muy alta.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El presidente del club de futbol de la UCR, Luis Gamboa, felicitó al jugador Gustavo Peña, tras quedar campeón.El presidente del recién ascendido Club

El viaje de la  Presidenta a Venezuela y Perú resultó en un gran escándalo por haber aceptado la dádiva de viajar en un jet

El papa Francisco, en un discurso reciente, ante nuevos embajadores asignados al Vaticano, ha llamado la atención sobre la “dictadura de la economía”: “Hemos

La investigadora Cynthia Orozco destacó que la psicología educativa puede acompañar y enriquecer una experiencia innovadora como la desarrollada en el Centro Infantil Laboratorio

Melissa Cardoza: “Vivimos bajo el régimen de la llamada corporación-nación. ¿Eso con qué se come? Con balas”. (Foto: Katya Alvarado)“El regreso de Manuel Zelaya

La Compañía Lírica Nacional presentará siete funciones de “Cavalleria rusticana” y de “Pagliacci” en el Teatro Nacional. (Foto: Katya Alvarado)Aparte de que son dos

Luego de que sucede un temblor, a menudo la ciudadanía costarricense recibe información discrepante de las características del evento sísmico. Esto ha llevado a

El rector de la Universidad de Costa Rica, Henning Jensen, presentó su informe anual en medio de las protestas de estudiantes que le reclamaron
Semanario Universidad