La lenta destilación de las orquídeas

La poetisa Diana Ávila tiene más de tres décadas de cultivar cuidadosa el jardín de sus palabras. Parece viajar a un mundo alucinado y

La poetisa Diana Ávila tiene más de tres décadas de cultivar cuidadosa el jardín de sus palabras. Parece viajar a un mundo alucinado y a su regreso simplemente deja algunos rastros de su aventura en los textos.

En su poesía adivinamos su profundidad. Su cuidadoso trabajo con el verso permite una depuración exquisita. El resultado es una poesía fresca, rebosante de franqueza.

Este poemario recoge un vago itinerario que reúne su paso por rincones y momentos en ciudades de Europa, su homenaje hermanado a figuras como Lorca o Alejandra Pizarnik, pero también su conmovida mirada de niña eterna, de duende, que con una sensibilidad conmovedora se deja sentir los capullos, las tardes, la lluvia y las alas todopoderosas de un ángel que se posa sobre un geranio.

Luego vuelve a viajar. Ella siempre regresa al mundo de su poesía, siempre se va.

Sus ojos están dormidos y destilan lentamente sobre su sonrisa.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los efectos de un tsunami pueden ser devastadores si las comunidades no se preparan para mitigar los daños. Científicos e instituciones iniciaron la tarea

Profesor de filosofía e intelectual incisivo, Roberto Fragomeno propone en este texto una mirada que atribula por sí misma. El tiempo actual es difícil

Docentes rechazaron representación administrativa en asambleas en la UCR.La Asamblea Colegiada rechazó el 2 de mayo una resolución del VI Congreso que garantizaba al

La pobreza en Nicaragua pasó de 69%, a 82% en la actualidad.Durante una semana Nicaragua fue escenario de protestas estudiantiles contra el alza en

Las luchas de las mujeres por alcanzar una visión no fragmentaria de sí mismas y su entorno varían de geografía en geografía, al igual

La poetisa Diana Ávila tiene más de tres décadas de cultivar cuidadosa el jardín de sus palabras. Parece viajar a un mundo alucinado y

El acceso al agua es un derecho humano que correría peligro ante la normativa del libre comercioEl agua es el petróleo costarricense y meter

Cervantes y Shakespeare comparten la supremacía entre todos los escritores occidentales desde el Renacimiento hasta ahora. Las personalidades ficticias de los últimos cuatro siglos
Semanario Universidad