Patente de software provoca discusión entre informáticos

La petición fue hecha por el apoderado generalísimo de Microsoft Corporation de Estados Unidos, Édgar Zürcher Gurdián. La patente de invención solicitada se denomina

La solicitud de patentar un software ha generado discusión entre profesionales de la Escuela de Ciencias de Computación e Informática (ECCI) de la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Red Costarricense de Software Libre (RCSL) debido a que consideran que eso sería contrario a la ley.

La petición fue hecha por el apoderado generalísimo de Microsoft Corporation de Estados Unidos, Édgar Zürcher Gurdián. La patente de invención solicitada se denomina “Documento procesador de palabras almacenado en un solo archivo XML que puede ser manipulado por aplicaciones que captan XML”.

Ello ha generado debate entre estos profesionales porque en Costa Rica no se puede patentar software de forma aislada, y el posible otorgamiento de una patente de este tipo sería un antecedente para que esto se hiciera con otros programas, lo cual podría atentar contra la educación y el desarrollo de pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo con el sitio en Internet del Registro Nacional, en su sección de propiedad industrial, una patente es aquella “concesión otorgada a una invención, en virtud de la cual el propietario adquiere el derecho de excluir a otras personas de la fabricación, uso o venta de dicha invención”.

¿UN PROBLEMA DE FORMA O DE FONDO?

De acuerdo con Braulio Solano, profesor en la Escuela de Informática de la UCR y miembro de la Red, por ley no es posible patentar software de forma aislada; es decir, es necesario que éste venga en una memoria de sólo lectura ligado a algún aparato industrial.

“En Costa Rica sólo se puede patentar el software llamado empotrado, que es para uso industrial o de consumo y está asociado a un producto. Pero esto es contradictorio porque en algunos aparatos hay software que se puede usar también de forma aislada. La naturaleza no cambia porque esté empotrado o no, por eso se contradice”, explicó.

Solano se respalda en la ley N°6867 de Patentes de Invención, Dibujos y Modelos Industriales y Modelos de Utilidad, la cual menciona en el artículo 1 que “Para los efectos de esta ley se considerarán invenciones (…) los programas de ordenador considerados aisladamente”.

El informático mencionó que Microsoft solicita patentar el último formato del programa Microsoft Word, que guarda sus documentos en formato .docx. Esto es un tipo de archivo XML, “lenguaje de marcas” o bien “Extensible Markup Language”, de acuerdo con sus siglas en inglés. El XML es un formato que permite manejar diversos materiales en un único archivo comprimido, por lo que puede haber texto e imágenes en un solo documento.

El trámite para registrar patentes en el Registro Nacional – como propiedad industrial – implica que haya una discusión de forma y de fondo, y una presentación de oposiciones.

La de forma se refiere a un estudio de la solicitud de la patente respecto de los requisitos y limitaciones por ley, y culmina con la publicación de la solicitud en el Diario Oficial La Gaceta.

Cualquier interesado puede oponerse durante los tres meses siguientes a su tercera publicación en el diario. Por último, es necesario que un perito en la materia evalúe el contenido del expediente para determinar si se le otorga o no.

La solicitud en cuestión fue publicada los días 28, 29 y 30 de enero de este año en La Gaceta, pero no hay referencias de que alguien se haya opuesto al hecho. En el texto de ésta puede leerse:

“El presente invento tiene el fin de ofrecer un documento de procesamiento de palabras en un formato de archivo XMIL nativo que pueda ser comprendido por una aplicación que comprenda el lenguaje XML, o habilitar a una aplicación o servicio distinto para que logre crear un documento sustancioso en XMIL, de manera que la aplicación de procesamiento de palabras pueda abrirlo como si fuese uno de sus propios documentos”.

LIMITACIONES

Solano afirmó que si con el peritaje se permite patentar este software, ello implicaría que “la patente podría afectar la interoperabilidad, es decir, a usuarios que utilicen Open Office (programas de software libre) y Microsoft Word, porque la patente no protege el código, sino el concepto”.

Esto quiere decir que quien quisiera crear un programa que abra documentos con formato XML o archivo único, no podría hacerlo sin pagar regalías o tener licencias de uso.

Agregó que también el sector de la educación se vería afectado, porque no se podría enseñarle a estudiantes a programar con ese software. Por otra parte, se verían afectadas pequeñas y medianas empresas ya que no podrían producir ningún producto como este por ser un concepto patentado. “En Costa Rica las MIPYMES ya están marginadas, y si se les ponen estas restricciones, lo estarán aún más”, opinó.

Mencionó que el tema está puesto para que la Asamblea de Escuela de la ECCI se pronuncie, y en la misma Red de Software Libre hay varias personas que quieren oponerse a esta patente.

“Aunque ya haya expirado el tiempo para plantear oposiciones, de igual manera se pueden llevar y si bien es posible que las denieguen, quedarán en el expediente de la patente y el perito podría evaluar estudiarlas o no, lo que puede ayudar en su decisión”, indicó.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Se podrían fijar dos extremos: unos la quieren perfecta; otros, consideran que es un asco. Creo que todos podrían decir, según sus posiciones, que

Afirmaba don Jenaro Valverde que cuando un limpiabotas del Parque Central recibe de un turista un dólar a cambio de sus servicios, en verdad

La generalización hecha por esos autores denota por supuesto falta de información y muy mala memoria. No me extraña, proviniendo principalmente de un grupo

Representantes de 36 comunidades costeras de las provincias de Puntarenas, Limón y Guanacaste presentaron la semana anterior un proyecto de ley con el que

Así lo afirmó a UNIVERSIDAD la rectora de la Universidad de Costa Rica (UCR), Yamileth González, tras la tercera reunión de la Comisión de

El cuarteto de jazz experimental o jazz fusión, está conformado por Carlos Sanders en la batería, Danilo Castro en el bajo eléctrico y contrabajo,

El triunfo de un partido de izquierda genuina, por primera vez en la historia, en una elección presidencial, es una prueba para el proceso

Bajo el sello Editorial Universidad Estatal a Distancia, el autor concluye una investigación que le tomó años de recolección de información.  Finalmente, la publicación
Semanario Universidad