El Teatro Girasol cumple 20 años de contagiar la pasión por el teatro

Laura Cruz (al centro) llegó al Girasol siendo estudiante de Inglés, hoy se dedica tiempo completo al arte y es parte de Danza Abierta.

Laura Cruz (al centro) llegó al Girasol siendo estudiante de Inglés, hoy se dedica tiempo completo al arte y es parte de Danza Abierta. (Foto cortesía: Danza Abierta)

Hace diez años Laura Cruz estudiaba inglés y Leonardo Sandoval matriculaba los primeros cursos de odontología. Ambos hicieron audición para ingresar al Teatro Girasol de la Universidad de Costa Rica (UCR) en abril del 2003 y la ganaron, sin saber cuánto cambiaría esa decisión el rumbo de sus vidas.

Hoy Leonardo está por graduarse de la carrera de Artes Dramáticas en la UCR y dedica su vida al teatro, mientras Laura ha realizado estudios en teatro, yoga y está por egresarse del programa Danza Abierta, de Danza Universitaria de la UCR.

Así como ellos, 190 jóvenes estudiantes han visto sus vidas cambiar gracias a la vitrina que el Teatro Girasol les ha ofrecido durante sus 20 años de existencia.

 

La agrupación nació en 1993, de la mano de quien todavía es su director: Juan Carlos Calderón, actor, director y profesor de teatro. El Teatro Girasol es un proyecto de la Escuela de Estudios Generales, asociado al Área de Prácticas Artísticas de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil y a la Vicerrectoría de Acción Social

Su objetivo fundacional es proveer a los estudiantes un espacio lúdico, en el marco de una educación humanista, sirviendo además a los propósitos de investigación y extensión de la Universidad de Costa Rica.

Al ser un grupo aficionado, uno de los pocos requisitos para pertenecer a la agrupación es no ser estudiante de Artes Dramáticas. Sin embargo, buena parte de los jóvenes que han sido parte del grupo han terminado decantándose por carreras de teatro o en otras áreas artísticas.

DE AFICIONADOS A PROFESIONALES

Juan Carlos Calderón explicó que, sin planearlo, el Teatro Girasol se ha convertido en un semillero vocacional de teatro. Además, dijo: “otros muchos no se han dedicado al arte, pero el grupo les ha ayudado a expandir sus horizontes e incluso a utilizar técnicas teatrales y escénicas, para mejorar su ejercicio profesional y sus vidas”.

Los “exgirasoles” entrevistados reconocen que sus decisiones vocacionales y su desempeño como profesionales han sido definidos, en buena parte, por el efecto que tuvo en sus vidas el proyecto universitario de teatro aficionado.

Melina Chacón, diseñadora y profesora de yoga, ingresó al grupo en el 2002 cuando cursaba la carrera de Artes Plásticas. “Quería hacer algo diferente, me llamaba la atención el teatro y me atreví a probar, pero no tenía idea lo importante que iba a ser el Girasol para mí”, afirmó.

Melina expresó: “Es difícil describirlo, era como tener una vida paralela, un universo paralelo. Para mí, el grupo fue mi familia, mis amigos y mi escuela, era un lugar para desarrollarse y ser uno mismo sin tapujos”.

Sobre el efecto de esta experiencia en su desempeño profesional, recordó que durante el tiempo que se dedicó a trabajar en publicidad echó mano de todo lo aprendido en teatro, para mejorar sus relaciones con clientes, jefes, etc. Incluso, ahora que trabaja como instructora de yoga y con niños, “ha sido fundamental el bagaje en artes escénicas, porque puedo contagiarles y enseñarles a desarrollar esa magia transformadora del teatro”.

Otro que pasó por los bastidores del grupo fue Bryan Guill Fernández, psicólogo y músico, quien asegura que aunque su trabajo en el Girasol no cambió sus opciones vocacionales, sí las reforzó y le dio herramientas para desempeñarse mejor en su trabajo.

“El grupo me enseñó que lo bueno en la vida viene de la disciplina, el esfuerzo y el trabajo. Aprendí a perder el miedo a la gente, a que el show siempre debe continuar  y que hay que morirse con las botas puestas”, dijo Guil’.

Igualmente, aseguró que la experiencia en el Girasol reforzó su vocación de músico y le dio herramientas para desempeñarse mejor en un escenario.

Mientras tanto, para Leonardo Sandoval, que aún es parte del grupo, “el Girasol ha sido mi hogar; me dio mis mejores amigos, mi profesión, me dio algo qué amar: el teatro y todo lo que puedo hacer con él. No he podido, en diez años y con mi mayor esfuerzo, pagarle al grupo ni la mitad de lo que me ha dado”.

Por su parte, Laura Cruz hizo ver que “mis decisiones profesionales tienen todo que ver con el grupo. Mi paso por ahí me cambió, descubrí en mí vocaciones en el arte y en la enseñanza, que no conocía. El Girasol cambió mi forma de ver la vida”.

Este 2013 el Teatro Girasol celebra 20 años de trabajo, en los que se han incorporado al grupo 190 estudiantes y se han realizado 41 puestas en escena y 667 funciones, frente a más de 84 000 espectadores.

El grupo ha visitado más de 500 comunidades costarricenses, ha realizado giras a países como Guatemala, Cuba y Perú. En mayo del 2009, recibió el Premio Nacional de Cultura como Mejor Agrupación Teatral.

El estreno de celebración del importante aniversario será “Ciudades”, un montaje colectivo construido por los integrantes del grupo (ver recuadro “Celebrar en el escenario”). Asimismo, en mayo se publicará la segunda memoria de la agrupación, que sintetiza el trabajo, los montajes y los participantes que han construido este espacio.

Actualmente, está abierto el proceso de inscripción para las audiciones del Teatro Girasol. Más información sobre el tema, está disponible por medio del correo [email protected] o al teléfono 2511-5040.


Juan Carlos Calderón:

“El Girasol es un espacio para inventar y realizar los sueños”

Tras 20 años al frente de la agrupación, el director del Teatro Girasol se retira.

Juan Carlos Calderón fue el gestor del proyecto que dio origen al Teatro Girasol y ha estado al frente del mismo durante 20 años. En junio, se retirará para dedicarse a la investigación y a otros proyectos personales.

Al frente de la agrupación deja a Rebeca Montero, profesora de teatro con una maestría en Administración Universitaria y bailarina de flamenco de la Academia Paulina Peralta.

La decisión de retirarse de la coordinación del teatro fue, a criterio de Calderón, algo muy natural. “Creo que es necesario, un proceso de oxigenación natural, después de tanto tiempo de estar en el proyecto necesito hacer otras cosas y desarrollarme en otros ámbitos”, y añadió: “El grupo ya camina prácticamente solo; en los últimos años, me he dedicado más a ser un facilitador que un coordinador, un profesor o un director”.

Calderón comentó que ganó el puesto de coordinación de la Sección de Arte de Estudios Generales y que, próximamente, asumirá la dirección editorial de la Revista Escena, de modo que se ocupará de esos dos proyectos al salir del Girasol.

Además, desea disponer de más tiempo para proyectos personales y profesionales. “Una de las cosas que más quiero hacer es trabajar en investigación, especialmente, en el área de pedagogía teatral y en la sistematización de proyectos”, añadió.

Sobre sus años en el Girasol, Calderón afirmó conmovido: “El grupo es un espacio fundamentalmente lúdico, que a todos los que lo hemos conocido nos ha servido para inventar y realizar sueños, de manera individual y colectiva”.

“Además, la metodología participativa del Girasol ha permitido que todos hagamos investigación y labores de extensión universitaria; se han desarrollado herramientas de comunicación con la sociedad y se han estimulado los procesos creativos”, continuó.

El director opinó que no solo es necesario luchar porque los espacios como el Teatro Girasol no se pierdan, sino que sería deseable que cada vez surgieran más. “Ojalá todo el mundo pudiera participar de un espacio como el nuestro”, opinó.


Celebrar en el escenario

Del 11 de abril al 4 de mayo se presentará el espectáculo de celebración del 20 aniversario del Teatro Girasol: “Ciudades”. Las funciones serán los jueves y viernes a las 7 p.m. y los sábados a las 5 p.m.

Esta será la última obra que dirige Calderón y se conforma de 9 escenas construidas por los mismos estudiantes partiendo de un objetivo común: analizar la ciudad.

La obra, explicó el director, aborda las formas en que la ciudad “nos agrede a todos” desde un humor, “a veces reflexivo y a veces desbordado”, pues está dirigido a jóvenes.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Bogotá- Con la mente puesta en un proceso de paz que eventualmente puede poner el punto final a un conflicto armado de casi 50

El ICE enfrenta embates contra sus finanzas desde finales de los años 70, promovidos por fichas políticas desde su propia administración, según un estudio

“Hurtándole tiempo al tiempo” habla acerca del proceso de profesionalización musical que surge entre 1942 y 1972.Existe un lapso en la historia de la

En el foro participaron (de izquierda derecha), los ingenieros Aarón Morales, de la Cámara Costarricense de la Construcción; Olman Vargas, del Colegio Federado de

Pobladores de las comunidades costeras en reiteradas ocasiones se han manifestado ante la Asamblea Legislativa en busca de la aprobación de su proyecto de

La biblioteca les permitirá a niños y adultos disfrutar de la riqueza que aportan los libros de diferentes saberes humanos. (Foto: José Eduardo Mora)El

Los que dejamos el ombligo en este lindo país, aprendemos con el tiempo a perder el asombro para sobrevivir a tanto subdesarrollo. No son

Pekín/Seúl- Las autoridades chinas están "seriamente preocupadas" por la escalada de la crisis en Corea del Norte e instan al diálogo a todas las partes implicadas,
Semanario Universidad