La Bella y la Bestia no es Disney

Los bailarines Lizeth Alvarado, de Costa Rica, y Solieh Samudio, de Panamá, interpretan a la Bella y la Bestia en la coreografía del Ballet

Los bailarines Lizeth Alvarado, de Costa Rica, y Solieh Samudio, de Panamá, interpretan a la Bella y la Bestia en la coreografía del Ballet Juvenil Costarricense. (Foto: Katya Alvarado)

El equilibrio sobre dos puntas de yeso de las zapatillas rosadas de ballet y el movimiento estilizado de los cuerpos desplazándose con gracia volátil podrían ser percibidos como un artificio ligero y diáfano, ejecutado sin esfuerzo.

Pero bailar ballet conlleva una férrea y rigurosa disciplina, técnica e interpretación que pasa, entre otras piruetas, por el dominio corporal de un brinco y una suspensión por segundos en el aire, que deja sin respiración y sudorosos a los protagonistas de La Bella y la Bestia.

La costarricense Lizeth Valverde y el panameño Solieh Samudio –que interpretan los personajes principales del tradicional cuento− llevan años perfeccionándose en el arte del ballet clásico y eso se percibe en el ensayo a una semana de presentarse la obra en el Teatro Nacional, el viernes 17, sábado 18 y domingo 19 de octubre.

Bajo la dirección del maestro Pedro Martín Boza y la bailarina Annia Rosales, ambos exintegrantes de la Escuela Nacional de Ballet de Cuba y residentes en Costa Rica desde hace 20 años, se pone en escena la historia de amor entre un príncipe soberbio que se convierte en un monstruo y una cortesana que lo acepta tal y como es.

“La bestia vuelve a ser lo que era cuando niño”, afirma Solieh mientras descansa luego de una intensa sesión preparatoria con su colega Lizeth. Con 24 años, el primer bailarín del Ballet Nacional de Panamá viajó a nuestro país para personificar a un ser atemorizante que es transformado por el amor.

“Es un honor venir acá, y es excepcional trabajar con Annia y Pedro”, dice convencido, tan convencido como para tener que vestir un traje que tarda poniéndoselo 30 minutos y que lo hace sudar como si hubiera jugado un partido de fútbol y además subido y bajado escalones.

Según expresó Solieh con sentido del humor, “el vestuario (un peluche, le llama) es horrible, porque pesa mucho y da un gran calor”. Pero aclara que vale el sacrificio, ya que ama su profesión.

Además, esta coreografía le significa un reto, puesto que interpreta más que a un ser principesco a uno salvaje, lo cual se diferencia con otros personajes de coreografías más clásicas y sin un vestuario tan voluminoso.

En cambio, el desafío de Lizeth es interpretar a la Bella lejos del estereotipo del dibujo animado que Disney deja marcado en el imaginario de quienes ven la película. La bailarina, que se entrena desde que tenía 5 años, cuenta que su madre al principio casi la obligaba a instruirse en ballet clásico. “Pero luego, ya en la escuela, solo quería que llegaran los fines de semana para practicar”.

A los 11 años, Lizeth marchó con su familia a Estados Unidos y logró ingresar en el Maryland Youth Ballet; 4 años después, volvió al país e inició clases con Boza. Hoy, con 23, es la Bella de la producción del Ballet Juvenil Costarricense.

“La concepción de la coreografía es diferente a la de Disney porque la historia está contada de otra manera”, explicó Lizeth, quien debió ajustarse a la edad del personaje para interpretar a una adolescente de 16 años. “Para hacer la Bella tengo que sentirme más niña, hacer gestos inocentes, infantiles, con más fantasía”, precisa.

Para bailar a Bella, Lizeth también tuvo que fortalecer sus pies, lo suficiente como para usar las zapatillas con puntas, pues no podía correr el riesgo de que se deformaran o dañaran. “De otra forma te podés lesionar el empeine, el tobillo y hasta las rodillas”, detalla.

PROFESIONALIZAR EL BALLET

Con una selección de varias piezas del músico ruso Aleksandr Glasunov (1865 -1936), Boza y Rosales remozaron La Bella y la Bestia, estrenada en el Teatro Nacional el año pasado, con Solieh como protagonista.

Esta coreografía está basada en la famosa versión del cuento de la francesa Jeanne-Marie Leprince de Beaumont (1711 -1780), que ha propiciado casi todas las versiones o adaptaciones posteriores.

De acuerdo con Boza, llamaron al bailarín panameño porque el nivel de los muchachos que hacen clases en el Ballet Juvenil Costarricense aún no es el requerido. “Es que los hombres se inician mucho más tarde que las mujeres”, apunta el maestro, quien aspira a consolidar de nuevo su cuerpo de baile como lo logró de 1998 al 2008.

“El proceso recomenzó porque el grupo fundamental de aquella época se fue a estudiar y a trabajar”, recordó Boza.

En la actualidad, la agrupación no cuenta con patrocinios ni con el apoyo del Estado, lo cual es una limitación para su marcha más fluida. “Sin embargo, hay nuevos alumnos y, por ello, estamos luchando para que suba el nivel, madurez artística y técnica que tienen las solistas, porque se inician a edades más tempranas”, expuso el director.


Había una vez…

(Extracto del cuento “La Bella y la Bestia”)

“Eres muy bondadoso −respondió la Bella−. Te aseguro que tu buen corazón me hace feliz. Cuando pienso en ello no me pareces tan feo.

“- ¡Oh, señora –dijo la Bestia–, tengo un buen corazón, pero no soy más que una bestia!

“- Hay muchos hombres más bestiales que tú –dijo la Bella–, y mejor te quiero con tu figura que a otros que tienen figura de hombre y un corazón corrupto, ingrato, burlón y falso”.


Cuento de amor y metamorfosis

Qué: La Bella y la Bestia del Ballet Juvenil Costarricense.

Dónde: Teatro Nacional.

Cuándo y hora: Viernes 17 y sábado 18 de octubre, 8 p.m.; domingo 19 de octubre, 11 a.m.

Precios de las entradas: Luneta ¢18.000; palco ¢10.000; gradería ¢5.000.

Contacto Teatro Nacional: Tel. 2010-1111.

Información: Cel. 8810-2340.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los retos que surgen en las dinámicas cambiantes de una Latinoamérica multicultural y pluriétnica serán parte de los ejes centrales del encuentro. (Foto: Archivo)Ni

Uno de los más grandes retos para los diseñadores urbanos, arquitectos y demás profesionales dentro de la agenda urbana, es que esta no está

El Semanario UNIVERSIDAD envió a dos jóvenes periodistas a la frontera entre México y Estados Unidos,  del 14 al 21 de setiembre, para conocer

La Comisión de Asuntos Hacendarios tiene hasta este miércoles para recibir las mociones en las que se plantean modificaciones al Presupuesto Nacional. (Foto: Javier

¿En qué consiste este mal que es una realidad agobiante para muchos estudiantes? Este tipo de comportamiento se da en tres ámbitos: físico, verbal

Bogotá, 16 oct (DPA) – Hace dos años fue instalado en Noruega el proceso de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las ...

Estos datos se ven respaldados por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI): los arsenales de EE.UU. y Rusia reunían

Desde una casa en La Cruz de Guanacaste se transmite por 102.1 Éxito FM, bajo amenaza de cierre. (Foto: Cortesía RedMICA)Desde un cuartito en
Semanario Universidad