Radio Nacional:

Música tica para todos los gustos

A partir del 14 de octubre, en todos los espacios musicales de Radio Nacional sonarán canciones costarricenses

Desde el “chiqui chiqui” de La Pandilla, hasta el peso metalero de Insano, todos los géneros de la música costarricense tendrán espacio en la programación de Radio Nacional, a partir de su relanzamiento el próximo martes 13 de octubre.

Así, la emisora pasará a ser la casa de la música costarricense y dará espacio a todos los géneros y públicos. Nuevos espacios y sonidos diversos que reflejan las distintas identidades que construyen el “ser” costarricense llenarán el 101.5 FM del dial.

Las voces y ritmos de Gregory Cabrera, Dinamita, Nakury, Cripy, Colémesis, Mantra, Walter Ferguson, los Thunder Boys, los Vargas Brothers, Son de Tikizia y Un rojo reggae band, así como los sonidos y cantos de los pueblos originarios recopilados por el Proyecto Jirondai, entre muchos otros sones, estarán en los espacios musicales de la radio.

A mediados de mayo pasado, la emisora anunció su decisión que abriría la totalidad de sus espacios musicales a la música nacional, para fomentar la producción nacional al tiempo que aporta al fortalecimiento de la identidad costarricense.

Pasados seis meses, la emisora cuenta con una base programática de 5.000 canciones, correspondientes a unos 1.200 artistas o agrupaciones nacionales, y una docena de nuevos programas que arrancarán la próxima semana.

Arcoíris de ritmos, idiomas, culturas y épocas

“No existe una identidad tica o una música tica; son muchas identidades y muchas músicas costarricenses, y tratar de evidenciar eso desde el punto de vista de la diversidad, de géneros que es lo básico, pero también de idiomas, acentos y épocas, es la idea central del discurso que proponemos”. Así resumió Randall Zúñiga el objetivo del trabajo que ha realizado durante los últimos meses, como programador de Radio Nacional.

El ejercicio de escuchar, clasificar y decidir cómo y cuándo se pautará cada una de las canciones que ha recibido la emisora ha sido, según dice, un proceso de muchísimo aprendizaje.

El programador explicó que el primer paso en la construcción de la propuesta musical de la emisora fue definir qué sería considerado música nacional; pasó a entenderse como música hecha en el país también la interpretada o compuesta por personas costarricenses −aunque se encuentren en el extranjero− y la música que personas originarias de otras naciones han desarrollado en suelo tico.

El resultado de esto, dijo Zúñiga, ha sido una sorprendente diversidad de géneros musicales, idiomas y rasgos culturales; un retrato musical de las épocas y grupos humanos del país. “Aquí se hace de todo, reggaetón, hip hop, tex-mex, pop, norteña, cumbia, bolero, salsa, rock, metal, ska; todo lo que querás, en todos los idiomas, español, inglés, francés, inglés criollo, bribri, cabécar. La música costarricense existe en todos los sabores y colores que imaginemos”, detalló.

Randall Vega, director de la emisora, comentó que la importancia de incluir en la programación todas las expresiones musicales del país radica en la necesidad de “entendernos como una sociedad diversa, pluricultural y multiétnica, que tiene diversas formas de contar lo que ocurre en el país y en el mundo”.

“La música como producto cultural es un espejo de lo que somos. Si no existe ese reflejo, encontramos o nos imponen otros espejos en qué buscar nuestra propia imagen. Poner un espejo para reconocernos es un primer paso para entendernos entre todas las identidades. Al evidenciar la diversidad, entendemos que somos muy distintos pero, a la vez, que somos muy parecidos; podés reconocer las influencias, los idiomas, culturas y géneros, la diversidad que hace tan particular a este país”, puntualizó Zúñiga.

C06-RADIO2Espaldarazo a la industria cultural

El giro de Radio Nacional a la música nacional es considerado por artistas y trabajadores del sector como un apoyo fundamental que esperan se traduzca en un aumento generalizado del porcentaje de producción local que suena en las radios y, por tanto, en desarrollo para el sector.

Actualmente, según datos aportados por las organizaciones gremiales de los trabajadores de la música, el porcentaje de música nacional que se programa en el dial costarricense no llega al 4%. Esta ausencia de proyección de los artistas no solamente impacta el proceso de construcción de la identidad nacional, sino que afecta a la industria musical.

Luis Monge, presidente de la Asociación de Compositores y Autores Musicales (ACAM), sostiene que en la actualidad −aunque las producciones y obras musicales son de acceso inmediato, la industria y la comercialización excluyen manifestaciones culturales− “son los sectores institucionales y gubernamentales de cada país los que deben crear y apoyar espacios para la difusión de la música nacional, lo cual no sólo fortalece la cultura e identidad nacionales, sino que contribuye a dinamizar la economía”.

Por su parte, Denis Solera, de la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes, afirmó que abrir mayores espacios en la radio permitirá a la audiencia exponerse y disfrutar de la música tica. “La gente no escucha menos música nacional porque no le gusta, sino porque no se la dan”, opinó.

Por eso, dijo, es importante que el Estado, a través de sus medios, le dé el espaldarazo a la producción nacional y que eso sirva de ejemplo para que otros espacios radiofónicos abran sus puertas a los productores nacionales que están “haciendo las cosas bien, puesto que hay música de calidad para todos los gustos”.

“Si se programa más música tica en la radio, se incentiva la producción y, así, se abren más opciones de trabajo, no sólo para músicos sino productores, gente con estudios, arreglistas, fotógrafos, diseñadores, abogados… El crecimiento de la industria musical es desarrollo para el país”, aseveró.

El director de la emisora coincidió y añadió que espera que sean los mismos músicos quienes “se tomen la radio como propia y la hagan su casa”.

“Esta no sólo debe ser una radio de música nacional, sino ser la casa de los artistas nacionales; necesitamos que se apropien del proyecto, que construyan y aporten; así, si eventualmente se pretende cambiarlo, será el mismo movimiento musical el que lo defienda”, expresó.

Espacios para lo nacional

A partir de la medianoche del 14 de octubre, en los espacios musicales de Radio Nacional sonarán únicamente producciones costarricenses.

Pese a que la mayor parte de la programación de la radio se mantendrá intacta porque corresponde a espacios producidos de manera independiente, muchos de ellos comenzarán a aumentar la cantidad de música tica que programan y se crearán nuevos espacios para celebrar los distintos géneros y las subculturas que representan.

Por ejemplo, de lunes a viernes a las 6 a.m. la emisora pondrá a bailar a todos los radioescuchas con música tropical nacional. También, de lunes a jueves a las 9 p.m., se creará un espacio para adultos jóvenes: los lunes, “Perra pop” tocará música urbana; los martes, en “Literofilia”, se dedicará a la pasión literaria; los miércoles, en “De celuloide y acetato”, se tratará la relación del audiovisual y la música; y los jueves será el tiempo del metal, con “Directo al cráneo”.

Los fines de semana habrá más espacios musicales y se abrirá tres nuevos programas: “Los artistas de Tiquicia”, que aborda la música popular; “Un disco, una historia”, que ahondará en los álbumes relevantes en la producción nacional; y “¿Quiubo hermano?”, un espacio hecho por y para la comunidad colombiana en el país.

 

L M M J V S D
6 a.m. Música nacional tropical 6 a.m.Música nacional tropical 6 a.m. Música nacional tropical 6 a.m. Música nacional tropical 6 a.m. Música nacional tropical 10 a.m. Los artistas de Tiquicia 10 a.m. Un disco, una historia
12 MD ¿Quiubo hermano?
1:45 p.m. Micro, El puntalito 1:45 p.m. Micro, El puntalito 1:45 p.m. Micro, El puntalito 1:45 p.m. Micro, El puntalito 1:45 p.m. Micro, El puntalito 1:45 p.m. Micro, El puntalito 1:45 p.m. Micro, El puntalito
7:30 p.m. Pioneros 2 p.m. Música nacional
8:30 p.m.Historias paralelas 8:30 p.m. Groovenglish 8:30 p.m.Música nacional 8:30 p.m. Música nacional 8:30 p.m. Música nacional 4 p.m. Música Nacional 4 p.m. Música Nacional
9 p.m. Perra pop 9 p.m. Literofilia 9 p.m.De celuloide y acetato 9 p.m. Directo al cráneo 9 p.m. Música programada 9 p.m. Música 9 p.m. Latido América
10 p.m.-1 a.m. Música 10 p.m.-1 a.m Música 10 p.m.-1 a.m.Música 10 p.m.-1 a.m. Música 10 p.m.-1 a.m.Música 10 p.m.-1 a.m. Música 10 p.m.-1 a.m. Música

 

 

“Se acabaron las excusas”

Para quienes han liderado el cambio en radio Nacional y para representantes del sector de la música costarricense, este proceso será ejemplarizante para otras emisoras y permitirá que “no haya excusas” para no programar más música propia.

Randall Vega, director de la emisora, afirmó que el país necesita “una nueva radio y televisión, una nueva legislación para transformar los modelos de gestión de los medios que utilizan el espectro radioeléctrico y que actualmente solo pretenden llenarse los bolsillos de plata, y pasar a asumir un rol de fomento de la identidad nacional”.

Vega aseguró que uno de los objetivos del cambio en la emisora estatal es decirle a las otras emisoras: “Si esta radio puede programar el 100% de música nacional, ¿porqué ustedes no pueden apoyar la producción y aceptar que en la nueva legislación haya una cuota mínima de música nacional? Es posible; acá se está haciendo música de excelente calidad para que eso sea posible”.

Para Francisco Murillo, músico y activista a favor de la producción musical, a partir del cambio de Radio Nacional la emisora servirá de ejemplo para programadores y empresarios, en el sentido de que la población nacional tiene mucho interés en conocer y apoyar a los artistas de su país.

Denis Solera, de la Asociación de Intérpretes y Ejecutantes, consideró que aunque los músicos no esperan que las radios comerciales operen con el 100% de música nacional, el giro de esta emisora dará la señal de confiabilidad de que una emisora que involucre música nacional puede ser igual de exitosa y gustada.

“Las emisoras pautan muy poca música tica, pero al no poder usar la excusa de calidad, achacan eso a un tema de rating; por eso creo que su éxito va a ayudar a quitar nubarrones que entorpecen la vista de los programadores de radio”, afirmó.

El programador de la radio, Randall Zúñiga, piensa que aunque él considera correcto que se establezcan mínimos de programación de música costarricense en las emisoras, celebra que

Radio Nacional pase a ser la casa de la música nacional por decisión propia, pues servirá para evidenciar que es posible mejorar las actuales condiciones.

La emisora va a ser un muestrario. Nuestra propuesta musical va a evidenciar que hay material de sobra para las radios pop, rock, reguetoneras, salseras, etc. Hay material para equiparar el 30%, 40%, incluso el 50%, ¿porqué no más? Se acabaron las excusas para no programar música nacional.

 

 

 

 

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Sucedió recién en nuestra querida Costa Rica, patria de libertad, paz y felicidad, que un grupo de estudiantes recibieron una invitación

Recordando a Tolstoi, no tanto por sus incomparables novelas, sino por sus postrimeros ensayos, La Esclavitud de Nuestro Tiempo

La guerra en que nos metieron no es fácil explicarla. Ellos, los que mandan, nunca se equivocan. Aciertan casi siempre. Su especialidad es, integrar, esconder

Semanario Universidad