Alerta en fútbol femenino

La jugadora de Estados Unidos, Abby Wanbac, le pasa por encima a la costarricense, Yahaira Aguilar, en el partido amistoso que ganaron las campeonas

La jugadora de Estados Unidos, Abby Wanbac, le pasa por encima a la costarricense, Yahaira Aguilar, en el partido amistoso que ganaron las campeonas del mundo 5-0 a las ticas en California.

Después de ganar una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Winnipeg en Canadá 1999, el fútbol femenino se vino con las manos vacías de la edición siguiente de estas mismas justas, celebradas en agosto pasado en República Dominiaca.

Costa Rica fue integrada a un grupo donde tuvo como rivales a Argentina y México, los mismos equipos que jugaron en junio una triangular amistosa en el Estadio Nacional, dedicada al mecenas del fútbol femenino en nuestro país, Franklin Monestel Vincenzi.

En esta triangular, el equipo que entrena Ricardo Rodríguez, perdió con México 2-0 el primer partido, y luego derrotó a las argentinas 2-1, pero, en los Panamericanos, las derrotas para las ticas fueron por doble partida, al caer vencidas ante argentinas y mexicanas, 4-2 y 1-0 respectivamente.

El fútbol nacional quedó eliminado de esas justas, que por cierto, se convirtieron en un enorme fracaso para las disciplinas nacionales, pues solo se alcanzó una medalla de bronce en el ciclismo de montaña con el pedalista Deiber Esquivel.

Ahora, no debería este el único parámetro que mide el leve o gran retroceso que vive el fútbol femenino nacional, porque por otro lado, en la última edición de la Copa de Oro de esta categoría en Seattle 2000, Estados Unidos, campeón del mundo, aplastó a las ticas 7 goles por 0, pero, la semana trasanterior, en un partido amistoso que se jugó en California, las estadounidenses doblegaron a las ticas por dos goles menos, 5-0; de manera que no son los resultados de los juegos el termómetro de medición, sino que estas confrontaciones con las gringas, más los dos partidos que se jugaron frente a México y Argentina, demuestran que el fútbol femenino en Costa Rica, tiene mucho de recreativo y poco de competitivo y que, mientras no se mejore la competencia, iremos para atrás.

MEJOR CAMPEONATO

La exvicepresidenta de la Federación Costarricense de Fútbol, Clemencia Conejo, que fue comisionada de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) en la última copa del mundo femenina, expresó a UNIVERSIDAD que uno de los males es «la falta de competencia en los campeonatos nacionales de primera y segunda división, ya que persiste una mayoría de futbolistas que lo juegan para recrearse, por lo que el perfil de la jugadora no es competitivo».

El técnico de la Selección Nacional, Ricardo Rodríguez, siempre ha sido claro de que es imposible siquiera acercarse al poderío que en la zona tiene el fútbol femenino de Estados Unidos, Canadá y México, porque si bien es cierto en los dos primeros países no se juegan campeonatos nacionales como en Costa Rica, se sigue un proceso desde la época escolar, colegial y universitaria, donde miles de niñas y adolescentes lo juegan y lo siguen practicando en las universidades, fenómeno que no se da en nuestro país.

Conejo agregó que en Costa Rica el proceso se corta: «El fútbol femenino participa activamente en Juegos Estudiantiles, va a los Juegos Nacionales y se detiene, porque la muchacha queda descolgada del proceso, abandona la práctica o la retoma después, inscribiéndose en los campeonatos nacionales, no para ganar y competir, sino para recrearse «.

«Este es el tumor que hay que atacar», afirmó la experimentada dirigente.

Ella recuerda que en Estados Unidos, el fútbol femenino explotó sin proponérselo, porque en las escuelas, colegios y universidades, eran las mujeres las que lo jugaban, mientras los varones se matriculaban en el fútbol americano (rugby).

De pronto, cuando la FIFA decidió darle al fútbol femenino el rango que merecía y se organizaron torneos oficiales en todo el planeta, Estados Unidos y Canadá ya tenían una plataforma, una base o un proceso montado pues miles de chicas jugaban muy bien al fútbol desde que eran niñas, de ahí que estos dos países se convirtieron en potencias mundiales.

«Con México se da un detalle muy curioso», dijo Conejo. «La selección de fútbol femenina habla inglés porque está reforzada por futbolistas que portan la doble nacionalidad. Son de padres mexicanos que emigraron a Estados Unidos, ellas estudiaron en este país, se volcaron al fútbol y ya adultas son grandes jugadoras que juegan para el país de sus progenitores».

FALTA COORDINAR

El Lic. Alvaro Calvo, Director de Juegos Estudiantiles en el Ministerio de Educación Pública, la profesora Conejo y el técnico Rodríguez, reconocen que la única forma de que el fútbol nacional femenino mejore y por lo menos se acerque a la competencia con las potencias del área, es fortaleciendo los procesos de selecciones nacionales, con un seguimiento profesional y científico de las niñas, hasta las jóvenes maduras, de 23 o 25 años.

«Se necesita otro biotipo de futbolista, se debe mejorar en edad, peso y estatura», sentenció Conejo.

«Hay que aprovechar más la semilla de los Juegos Estudiantiles», dijo Calvo, a quien le preocupa que a la hora de escoger a las seleccionadas nacionales, por premura o presión, se saltan los procesos y se juntan jugadoras de perfil competitivo, con las de perfil recreativo, combinación letal».

Para el técnico Rodríguez, los resultados negativos en los Juegos Panamericanos, lo obligan a volcar la mirada hacia el fútbol regional, a meterse de lleno con Juegos Estudiantiles, a buscar la asesoría de quienes más saben.

Hilvanar y amarrar los procesos de manera que la niña que empieza a jugar por su región o su escuela, lo siga haciendo en el colegio. Buscar que la pirámide no se rompa y que la joven de 16, 17 o 18 años entre en competencia en los campeonatos nacionales o en los procesos de selecciones nacionales, como sucedió precisamente el pasado 8 de setiembre, cuando decenas de jugadoras de categoría Sub-17, se concentraron en el Estadio Nacional en busca de un sueño: representar a Costa Rica en un Campeonato Mundial Mayor.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La reelección de Bush dependerá del adversario que deba enfrentar en las elecciones de noviembre de 2004. El exgobernador de Vermont, Howard Dean

El expresidente de la República, fue enfático en que el Tratado de Libre Comercio (TLC) no traerá ningún beneficio a nuestro país.Aclaró que algunos

Dice nuestro pueblo, que "del dicho al hecho hay mucho trecho", efectivamente eso es muy cierto, el día 11 marzo de 2002 en Cadena

El nivel de acidez, los ácidos orgánicos que contiene y el sistema de cultivo, pareciera que le sirven de protección a la fresa contra

A partir de 1995 las concentraciones de platino aumentan significativamente en los suelos de autopistas, debido a que en las décadas de los 80

Asegura que empresarios no comparten esta posición mientras parte de la prensa impulsa la apertura de servicios públicos. El interés porque se abra la

La jugadora de Estados Unidos, Abby Wanbac, le pasa por encima a la costarricense, Yahaira Aguilar, en el partido amistoso que ganaron las campeonas

De una gallina "plymoud rock barrada"  y un gallo "rhode island rojo", nacen las pollas ponedoras "sex link negro".Alrededor de 6.240 familias de bajos
Semanario Universidad