México dictará sentencia a la Selección nacional

En cuestión de 90 minutos la Selección Nacional podría moverse del primer lugar que hoy ocupa en la hexagonal de la Confederación Norte Centroamericana

Costa Rica se juega el Mundial a Sudáfrica en un partido.

En cuestión de 90 minutos la Selección Nacional podría moverse del primer lugar que hoy ocupa en la hexagonal de la Confederación Norte Centroamericana y del Caribe (Concacaf), que otorga tres plazas directas al Mundial de Sudáfrica.

Esto da al cuarto puesto la oportunidad de disputar un “repechaje” con el quinto lugar de la eliminatoria en América del Sur, precisamente al cuarto lugar.

México, el siguiente rival de Costa Rica en la segunda fecha de la segunda vuelta de esa hexagonal, tiene la palabra el sábado 5 de setiembre en el estadio
Ricardo Saprissa.  El equipo de Javier Aguirre dictará sentencia.

Si Costa Rica los derrota, serían los aztecas los más firmes candidatos a jugarse el “repechaje” contra la selección suramericana, que probablemente sea la uruguaya.  Si México cae queda estancado en 9 puntos, Costa Rica sumaría 15.  Esas seis unidades de diferencia pesan con solo nueve puntos por disputar.

Pero si pierde Costa Rica, los mexicanos la alcanzan y sobrepasan por mejor gol diferencia. Ellos podrían quedarse en la cima de la clasificación o quizá, en una tercera posición.  Si Honduras, segundo lugar con 10 puntos, derrota a Trinidad y Tobago en Tegucigalpa.  Por otro lado, Estados Unidos, también con 10 puntos, haría lo propio contra El Salvador en suelo estadounidense.

Si se dan por descontadas las victorias de catrachos y estadounidenses en sus respectivos patios, contra las dos selecciones más flojas de la hexagonal, dado que comparten el último puesto con solo cinco puntos, el duelo entre Costa Rica y México toma visado de determinante, vital, fundamental, en las aspiraciones de la tricolor de participar en su tercer Mundial de fútbol de forma consecutiva.

Esto porque si se combinan las victorias de Estados Unidos y Honduras con la eventual derrota de Costa Rica frente a México, los tres seleccionados ganadores le pasarían por encima a los nuestros.

Así los mandarían al cuarto puesto, complicándoles de sobremanera la clasificación directa a Sudáfrica, pues los ticos deben viajar a El Salvador y a Estados Unidos. Estas son salidas comprometidas, mientras reciben a los trinitarios, quizá para pescar tres puntos más que podrían no alcanzar para amarrar el tercer lugar de la hexagonal.

TIEMPOS DE CRISIS

El partido entre Costa Rica y México no puede llegar en peor momento.

El fútbol costarricense se ha visto sacudido por un maremoto de pésimos resultados que incluyen una paliza de 6-2 que le propinó el Cruz Azul de México al Herediano, más otra de 6-0 que el Real España de Honduras le encajó al campeón nacional, Libería Mía, resultados escandalosos que dejaron por fuera a los dos equipos nacionales de la Liga de Campeones de Concacaf .

Y finalmente el estrepitoso 4-0 que Honduras le anidó a la Selección Nacional por la eliminatoria.

Con la moral por los suelos y la mente obnubilada, dentro de un océano de críticas y cuestionamientos al cuerpo técnico del seleccionado por el papelón en San Pedro Sula, se asoma a la ventana este juego clave ante los mexicanos. Ellos vienen de ganar la Copa de Oro, después de golear en la final a los Estados Unidos 5-0.

El mismo día que Honduras apaleó a los ticos, los mexicanos hincaron a Estados Unidos 2-1 en el Estadio Azteca para meterse de lleno a pelear la hexagonal.

Mientras los matemáticos hacen sus apuestas y algunos afirman que a Costa Rica le bastan cuatro puntos más para clasificarse, proyección aritmética demasiado alegre para permitir una derrota frente a los mexicanos y para pescar luego esas cuatro unidades, derrotando a Trinidad y Tobago para procurar un empate en El Salvador o Estados Unidos. 

Lo cierto es que hoy lo que urge es desinfectar el ambiente y oxigenar el entorno de la Selección Nacional, contaminado por una crítica abusiva, masiva, que no supo separar en su momento los fracasos de los dos clubes nacionales y el buen hacer del equipo de Rodrigo Kenton en la primera vuelta de la hexagonal.

Los costarricenses metimos en un mismo saco y en pésimo momento, las goleadas que recibieron Herediano y Liberia Mía, inundamos el vestuario de la Selección Nacional de malas vibras y el equipo, con las piernas flojas, la mirada perdida y la concentración rota, se entregó en un partido espantoso y permitió que Honduras le pasara por encima.

FUERA MÉXICO

Hay que derrotar a México, no hay de otra.

Especular con proyecciones aritméticas no es saludable; mejor amarrarse a la realidad. 

Si Costa Rica desciende al cuarto puesto, se nos iría de las manos el Mundial en Sudáfrica.

Si contra Honduras se fracasó en mucho por la debilidad mental de una cuarteta de jugadores titulares del seleccionado, quienes no soportaron la crítica por sus flojas actuaciones al defender los colores liberianos, será complicado salir de ese hueco que significaría la cuarta casilla de la hexagonal, ya con Honduras, Estados Unidos y México por encima.

La casa hay que respetarla.  En este tipo de eliminatorias, el anfitrión está obligado al triunfo y corresponde al técnico Rodrigo Kenton buscar, preparar y trabajar la fórmula que lleve a esa vital victoria
Urge un portero que sustituya al lesionado Keylor Navas; Ricardo González perdió la titularidad en el Herediano; le recomendamos a Dexter Lewis.

La retaguardia necesita nuevos candados; el Cartaginés tiene excelente mano de obra: Villalobos Chang; Oscar Seravalli, Alberto Jiménez; desde luego Esteban Granados; está bien clamar de nuevo por Tuma Martínez; reactivemos a Michael Umaña, Chalo Segares, Leo González y Cristian Oviedo. No olvidemos al mundialista Danny Fonseca.

Y cómo se debe ganar a citar delanteros; desde Rolando Fonseca hasta la posibilidad de probar una receta que ubique a futbolistas polifuncionales como Bryan Ruiz y Carlos Hernández en posiciones ofensivas.

Kenton fracasó en la estrategia contra Honduras; Reynaldo Rueda, el técnico colombiano de los catrachos se lo tragó. Urge entonces que nuestro flamante analista y visor de FIFA, explote sus conocimientos universales y no permita, ni por asomo, que Javier Aguirre le firme la sentencia de muerte.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Se trata pues de ensalzar o al menos defender un modelo y un paradigma de vida, que mantenga que la necesidad protectiva de la

El fondo ProArtes beneficiará este año a 68 artistas y grupos culturales entre los que se cuentan proyectos de estudiantes y personal de la

No en vano, y tras casi dos décadas de haberse efectuado  los procesos de paz en Centroamérica, corresponde nuevamente a la figura del presidente

Normalmente el tránsito es lento pero fluido, y casi nunca hay necesidad de detenerse totalmente, salvo algunas excepciones como aquellas impuestas por un accidente.

Las protestas vecinales por incumplimientos de mejoras prometidas y el cobro de peajes “abusivos” en la carretera San José-Caldera, en construcción, se hicieron sentir

El obispo de la Diócesis de Tilarán, Vittorino Girardi, alzó la voz una vez más para denunciar el modelo de desarrollo excluyente que se

La violación ha sido una práctica de violencia sexual muy difundida  en la sociedad patriarcal, al  punto que con frecuencia se  acusaba a la

Es preocupante esta situación, precisamente porque uno de los objetivos esenciales que debe cumplir el Estado costarricense (artículo 73 de la Constitución Política) es
Semanario Universidad