Encuesta Nacional de Hogares 2015


La pobreza extrema sigue creciendo

En la Región Chorotega, la cantidad de hogares pobres bajó de 33,2% en 2014 a 27,0% para este año.

 

La pobreza extrema parece imbatible desde 2010, mientras que otros indicadores, entre ellos el de pobreza, disminuyen, en algunos casos de manera importante, o se mantienen igual.

Esto es lo que reveló la última edición de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), cuyos resultados dio a conocer hoyel Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

Así, mientras que la pobreza bajó levemente de 22.4% de los hogares  en el 2014 a 21,7%,la pobreza extrema aumentó de 6,7% el año pasado, a 7,2% en la actualidad. Esto significa que la tendencia al crecimiento de esta forma de pobreza continúa desde 2010, cuando registraba 5,8%.

En cifras absolutas, un millón 137 mil 881 costarricenses, o la cuarta parte de la población, vive en condición de pobreza-no logra obtener los suficientes ingresos para cubrir sus necesidades básicas, alimentarias y no alimentarias-, y 374 mil 185 personas se encuentra en condición de pobreza extrema, es decir, que no perciben ingresos suficientes para cubrir sus necesidades alimentarias.

Además, continúa acentuándose la pobreza en los hogares rurales (27,9%) en comparación con los urbanos (19,4%); lo mismo que la pobreza extrema rural (11,1%), frente a la urbana (5,7%).

En términos regionales, la buena noticia es una mejora importante de la situación en la Región Chorotega, donde los hogares en condición de pobreza bajaron, de 33,2% en 2014 a 27,0% en 2015, y los de extrema pobreza, que pasaron del 12,1% al 10,4%, respectivamente. Esto se debió a la baja del 3% en el desempleo de esa región.

Pero, la Región Brunca pasó a ocupar el peor lugar en materia de pobreza, pues el 35,4% de los hogares se encuentra hoy en esta condición, frente al 21,7% del promedio nacional. La pobreza extrema aquí también aumentó al 13,7% con respecto al 11,6% registrado en el 2014.

Los hogares en pobreza tienen mayor cantidad de niños y niñas de cinco años o menos, mayor cantidad de personas adultas dependientes y su ingreso proviene únicamente de las mujeres a cargo de ellos.

Estos resultados tienen que ver con el continuado crecimiento de la desigualdad en el ingreso de los hogares, que también continúa como una tendencia que ahonda las diferencias entre ricos y pobres.

Menos ingresos

El ingreso neto promedio de los hogares bajó en 0,5% con respecto al año pasado -se estima en ₡1 millón 003 mil 155 mensuales, a pesar de que el ingreso por persona -estimado en ₡356 mil 648 mensuales-, creció un 2,4%.La mejora en el ingreso por personase explica por el hecho de que el número de habitantes por hogar se sigue reduciendo.

El ingreso que recibieron los hogares pobres y en pobreza extrema en el 2015 se explica en buena medida por subsidios estatales y becas, que crecieron en 9,3% en promedio por hogar y 6,9% por persona.

Desigualdad creciente

El coeficiente de Gini, -que mide la desigualdad, se mantuvo en el mismo nivel que el año anterior: 0,516 puntos a nivel nacional y para la zona urbana (0,501 puntos), pero creció en la zona rural, pues pasó de 0,508 puntos en el 2014, a 0,520 puntos en el 2015, como resultadode la abismal diferencia en el crecimiento del ingreso por persona en los hogares más ricos, en comparación con los más pobres: 1,4% y 11,1% respectivamente.

Un análisis comprehensivo de estos resultados podrá verse en nuestra próxima edición semanal.

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

En estos días en donde la sociedad nos ofrece señales, por momentos contradictorias y otras esperanzadoras, de que colectivamente

El acoso callejero es violencia perpetrada principalmente en contra de las mujeres y las niñas. Desde temprana edad ellas comienzan a ser víctimas
Semanario Universidad