A sesenta años de la Gesta del Moncada

El 26 de julio de 1953, hace 60 años, un puñado de hombres y mujeres tomaron la heroica decisión de atacar la fortaleza del

El 26 de julio de 1953, hace 60 años, un puñado de hombres y mujeres tomaron la heroica decisión de atacar la fortaleza del Moncada, cuartel insigne de la dictadura batistiana por el tipo de infraestructura, dotación de soldados y cantidad de armamento existente.

Patriotas, como Abel Santamaría, Renato Guitar, Elpidio Sosa, Melba Hernández, Haydée Santamaría, Raúl y Fidel Castro, junto a otros valientes antibatistianos, escribirían una brillante página en texto histórico del proceso de lucha y sacrificio, del noble pueblo de Cuba. Proceso, que se enmarca dentro de la primera y segunda guerra, por la libertad e independencia definitiva del dominio español.

Sin embargo, esta historia, rica en testimonios de abnegación, y patriotismo, es parte fundamental de un acontecimiento que marcará la vida del pueblo de Cuba. El asalto al cuartel Moncada es un plan relevante y meritorio, en cuanto a organización, esfuerzo, y sacrificio, sustentado en todo momento por los ideales y convicciones de quienes creían que las acciones del Moncada eran la respuesta revolucionaria, ante una patria violentada y agredida por una dictadura criminal y opresora.

A pesar de que la acción del Moncada significó detenciones, tortura, dolor y muerte, era parte del costo humano, que daba sentido a la firme determinación de terminar con un sistema político oprobioso, corrupto y brutal, y que contaba con el apoyo incondicional del imperio norteamericano.

De esta forma, la gesta del Moncada se convierte en gloria y reconocimiento a la acción en condiciones adversas, reafirmando a la vez su compromiso revolucionario ante el altar de la Patria, y los próceres independentistas: José Martí, y Antonio Maceo, que con ello se estarían forjando la unidad, organización y lucha, con otros grupos opositores.

El comandante Fidel Castro lo destaca con gran visión política: “Nos organizamos como fuerza entrenada, no para hacer una revolución, sino para unirnos a todas las demás fuerzas, porque después del golpe del 10 de marzo de 1952, era elemental que se unieran todas las fuerzas”  (“Biografía a dos Voces”, página 119).

Es importante señalar que el accionar del Moncada construye un hilo de conducción permanente en el quehacer revolucionario de su pueblo, donde el tejido social se cubre de resistencia inquebrantable, contra el golpe usurpador.

Marcando rumbos o caminos, que señalan la intensidad de su espíritu rebelde, que puede vencer los límites que impone el tiempo y el espacio, para converger en ese intenso transitar, en la constante búsqueda de la espiritualidad revolucionaria, que hace al hombre libre.

A 60 años de la gesta del Moncada, la Patria ha visto morir a lo mejor de sus hijos, con dignidad, honor y lealtad, en aras de la paz, la libertad de su pueblo y su revolución, que ha significado la razón de ser de sus vidas.

Aún con el criminal y brutal bloqueo, por más de 53 años, toda la política anexionista del imperio, que pretende quebrantar la voluntad de resistencia y lucha del heroico pueblo de Cuba, estarán presentes ayer, hoy y siempre, los ideales revolucionarios de la gesta del Moncada. Como tributo permanente, a sus mártires.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

  San José, 31 jul- La Policía Judicial de Costa Rica arrestó hoy en la zona caribeña de Costa Rica a ocho personas, dos de

La gente que habita la región de Puntarenas ha sufrido pérdidas a lo largo de su historia; pero ninguna como la, aún evitable, de

Dos vehículos de la policía de  Liberia impidieron el paso ante “la denuncia de la presencia de tres hombres armados con pasamontañas en

Imre Kertész. Budapest. 1997. “… ni siquiera intento imaginar qué hará este joven guapo, vital, vigoroso, atraído por una propaganda falsa en medio de

La Unión Europea (UE) no es el proyecto de paz perpetua prometido. Esta no es más que el síntoma de una dictadura que terminará

Un sujeto autoritario puede ser dominante o sumiso, pero ambos son colectivistas que dependen de otros. Es obvio que el sumiso es dependiente. Pero

Las estructuras de poder se manifiestan de muchas formas. La autolegitimación epistemológica es una de ellas. La epistemología tiene la función, entre otras, de

Estado de la Región analiza nuevos índices del istmoUn total de 40 de cada 100 habitantes de la región centroamericana no solo son pobres,
Semanario Universidad